inicio
Domingo 16 de diciembre de 2018
12/06/2018
preparar para imprimir

Evidencias científicas revelan que el zumo de fruta no limita la pérdida de peso y mejora la calidad nutricional

 
 
  

Con la llegada del verano y la creciente preocupación por el peso, son muchas las personas que tienden a excluir gran cantidad de alimentos de la dieta por sus niveles de azúcar. Es el caso del zumo de fruta, el contenido en azúcares se debe a aquellos naturalmente presentes en la fruta de la que proceden. En este sentido, un reciente estudio ha concluido que el consumo de esta bebida está asociado a un  Índice de Masa Corporal (IMC) más bajo.

Así lo han demostrado los resultados del estudio Food4Me, que ha evaluado los hábitos alimentarios de un total de 1.441 adultos de siete países europeos1. Según la encuesta, el consumo de zumo de fruta junto como parte de una dieta a base de pescado azul, grasas poliinsaturadas, frutos secos, productos lácteos, cereales integrales, un mayor consumo de fibra, fruta y verdura, así como un incremento de la actividad física, está estadísticamente asociado con un IMC menor.

 

El estudio pone de manifiesto que el consumo del zumo de fruta no se asocia a un incremento de la masa corporal en adultos.

Por otro lado, una revisión de estudios2 realizados en una población de niños de entre 1 y 18 años de 1995 a 2013, no encontró una relación significativa entre el consumo de zumo de fruta y el peso después de tener en cuenta el aporte energético. En esta misma línea, un meta-análisis de 8 estudios no detectó una relación causa-efecto estadísticamente significativa con el incremento de la masa corporal en una población de niños y adolescentes de entre 7 y 18 años.

 

Zumo de naranja y pérdida de peso

En lo que respecta al zumo de naranja, tampoco existen evidencias epidemiológicas que permitan asociar su ingesta con sobrepeso u obesidad en adultos. Así lo demostró un estudio de intervención de 12 semanas llevado a cabo en Brasil4. En éste, 78 pacientes con obesidad de entre 35 y 37 años fueron sometidos a una dieta baja en calorías y se demostró que la inclusión de zumo de naranja no incrementaba el Índice de Masa Corporal y ayudaba a mejorar la calidad de la dieta.

Estas mejoras en la calidad nutricional de la dieta están relacionadas con los niveles de vitamina C y folato, ya que aquellos que consumieron zumo de naranja experimentaron un incremento de hasta un 39% y un 62% en los niveles de vitamina C y folato respectivamente.

Los resultados obtenidos son consistentes con las conclusiones de los autores de una reciente revisión bibliográfica sobre los zumos cítricos, concretamente de naranja y de pomelo. Los datos de esta revisión apuntaron que al incorporar uno de estos dos zumos a una dieta habitual no se observaron cambios en el peso de los participantes en el estudio5. El consumo de zumo de fruta también se asocia con comportamientos saludables acompañados de una mayor actividad física.

 

SOBRE  “ZUMO DE FRUTA, EN SERIO”

AIJN (European Fruit Juice Association) junto con Asozumos (Asociación Española de Fabricantes de Zumos), coordinan en España “Zumo de Fruta, en Serio”, un programa de base científica que cuenta con el apoyo de expertos nacionales e internacionales en el campo de la salud y que busca proporcionar información objetiva sobre los beneficios del consumo moderado de zumo de fruta dentro de un estilo de vida saludable.

Para obtener más información, visite: www.zumodefrutaenserio.es

 

SOBRE ASOZUMOS

La Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS) es la organización empresarial que integra a los productores de zumos de nuestro país y les representa en todos los ámbitos y ante las administraciones públicas y entidades privadas de todo tipo. Constituida como asociación empresarial en el año 1978, ASOZUMOS está integrada actualmente por 18 empresas, que representan aproximadamente el 90% de la producción nacional de zumos.

Para obtener más información, visite: www.asozumos.org

 

Referencias:

1. Celis-Morales C et al.(2017) Correlates of overall and central obesity in adults from seven European countries: findings from the Food4Me Study. Eur J ClinNutr. Disponible en: https://www.nature.com/articles/s41430-017-0004-y

2. Crowe-White K et al. (2016) Impact of 100% fruit juice consumption on diet and weight status of children: an evidence-based review. Crit Rev Food SciNutr56: 871–884.

3. Auerbach BJ et al. (2017) Fruit juice and change in BMI: a meta-analysis. Pediatrics 139: pii e20162454.4 EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies (2015) Scientific Opinion on Dietary Reference Values for iron.EFSA J 13:4254, 115 pp.

4. Ribeiro C et al. (2017) Orange juice allied to a reduced-calorie diet results in weight loss and ameliorates obesity-related biomarkers: A randomized controlled trial. Nutrition 38:13-19.Disponible en:http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0899-9007(17)30004-7

5.Rampersaud GC & Valim MF (2017) 100% citrus juice: Nutritional contribution, dietary benefits, and association with anthropometric measures. Crit Rev Food SciNutr57: 129-140.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: