Al día

Empleados y directivos coinciden en que la COVID-19 ha transformado la cultura corporativa y su relación con el espacio de trabajo

La regulación del teletrabajo y la redefinición y rediseño de los espacios físicos, junto con el incremento de las medidas de seguridad e higiene, son las principales demandas de empleados y directivos ante la situación de incertidumbre que acompaña el regreso al trabajo. Así se señala en el estudio Los cambios del modelo de trabajo en tiempos de la Covid-19: las personas y los espacios, promovido por ISS Iberia, compañía líder en la integración de servicios generales. El informe pone el foco en las transformaciones que, de manera inevitable, están viviendo las sedes corporativas y las grandes oficinas para continuar siendo el centro neurálgico de las compañías en este contexto.  

En opinión del grupo ejecutivo no habrá una desaparición definitiva de los espacios físicos de trabajo, pero sí una redefinición de sus funciones y, con ello, de su superficie y de la forma en que estaban configuradas en el escenario pre-covid. Por ello, todo parece indicar que un sistema mixto, que combine la modalidad a distancia y presencial, convivirá en las compañías de manera prolongada, aportando una flexibilidad organizativa que garantice el buen desarrollo de la actividad, al igual que el bienestar del empleado.

Por su parte, en torno a la mitad de los empleados encuestados considera que la vuelta a las oficinas será permanente. En este sentido, el 80% de grupo demanda que para que este regreso sea óptimo, será necesaria la desinfección periódica y una mayor frecuencia de limpieza de los puntos de contacto, postura que además comparte con el público directivo.

Para elaborar este análisis, que integra la opinión de una cualificada base de profesionales sobre cómo el workplace se ha transformado a raíz de la pandemia, ISS ha contado con la visión de 800 empleados, más de 100 directivos y entrevistas abiertas a 17 grandes empresas líderes en su sector de España y Portugal: Bankia, Borges International Group, CaixaBank, Calidad Pascual, Grupo Catalana Occidente, Cosentino, Fraternidad Muprespa, Grupo Festina, Grupo Ingeteam, Grupo Lar, Grupo Suez, Mirabaud & Cie (Europe) S.A., Nestlé, Novocargo, Sacyr, Sanitas y Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). En este sentido, se trata de la investigación más completa a partir de un amplio universo conformado por compañías de alto nivel, así como de la primera con carácter ibérico.

La implantación masiva del teletrabajo y de nuevos modelos de organización laboral -y, particularmente, la probable continuidad de algunos de los mismos- ha obligado a replantear la función de las sedes corporativas, tanto desde un punto de vista práctico -diseño del espacio, distribución de los profesionales o servicios ofrecido- como conceptual.

Directivos y empleados: una doble visión complementaria

Otra de las grandes novedades del estudio reside en la transversalidad de su muestra. Para arrojar luz sobre las necesidades y el futuro de los espacios de trabajo, se ha contado con la visión compartida de empleados y directivos.

Ambos agentes destacan la creciente relevancia que adquirirán en los próximos meses la digitalización, la formación en gestión de espacios, organización del trabajo y el modelo de liderazgo, o el asesoramiento de compañías especializadas en estos ámbitos. Todas estas cuestiones, según establece este estudio, marcarán el futuro de los entornos de trabajo.

Ahora, más que nunca, es de vital importancia conocer datos reales, de primera mano, acerca de cómo entienden el nuevo panorama laboral los colaboradores y directivos del entorno empresarial español que día a día están viviendo considerables cambios en su actividad habitual”, señala Javier Urbiola de ISS Iberia.

Digitalización e higiene, algunas conclusiones del estudio

Entre las principales conclusiones, el estudio firmado por ISS destaca el rol determinante que la tecnología ha mantenido desde el comienzo de la pandemia y que continuará ejerciendo durante los próximos meses. En este sentido, casi un 77% de los directivos ha señalado que la aceleración del proceso de digitalización de la empresa, principalmente a través de soluciones cloud, ha sido uno de los principales puntos positivos de estos últimos meses.

Consecuencia directa de la pandemia, sobresale también la importancia que ha adquirido la higiene de los espacios de trabajo. Un 80% de los empleados destaca el refuerzo de los servicios de limpieza, desinfección y ventilación, así como los nuevos que han surgido y que deberán priorizarse en el nuevo paradigma del espacio de trabajo. Un dato que se refuta con los criterios de contratación de terceros, donde 7 de cada 10 directivos señala los requisitos de seguridad y salud como el principal imperativo en todas las compañías.

¿Presencialidad vs trabajo a distancia o presencialidad y trabajo a distancia?

Como se señala en el estudio, una de las grandes consecuencias de la crisis generada por la pandemia ha sido la generalización del trabajo a distancia. En este sentido, se destaca que la integración del hogar como nuevo espacio de trabajo en el nuevo modelo híbrido entre trabajo remoto y presencial será una de las tendencias clave para el futuro próximo del workplace.

Sin embargo, y a pesar de que el 80% de los encuestados considera que su empresa consiguió adaptarse con éxito al entorno cambiante en los momentos de crisis sanitaria, la regulación del teletrabajo se convierte en la principal demanda de empleados y directivos ante los recientes cambios normativos. Con el fin de convertirse en una alternativa real al modelo de trabajo presencial, ambos grupos de entrevistados reclaman una mayor conciliación, apoyo en tecnología y comunicaciones durante el teletrabajo, así como el derecho a la desconexión en la modalidad de trabajo digital.

El futuro del workplace: seguro, presencial y sostenible

La reducción de la asistencia presencial de la plantilla de forma simultánea, las medidas de seguridad e higiene, flexibilidad y versatilidad en la distribución del espacio y la incorporación de nuevos espacios de trabajo presencial descentralizado se establecen como los principios comunes a través de los cuales se definirán las oficinas del futuro.

La pandemia de la Covid-19 ha impactado de forma excepcional sobre las organizaciones empresariales, obligándolas a acelerar sin opciones la adaptación de sus modelos y estructuras de gestión a un nuevo escenario dominado por la incertidumbre. La nueva relación entre los empleados y sus puestos de trabajo se consolidará desde la redefinición y rediseño de las oficinas y los espacios, con el objetivo de preservar la seguridad y mejorar la confianza de clientes y empleados. Así, el estudio promovido por ISS propone un cambio de paradigma en la relación entre personas y centros de trabajo, alcanzando una nueva dimensión en la que deberán entenderse siempre de forma conjunta y simbiótica. Este es el reto de ISS Iberia, y la forma de hacerlo es desarrollando un workplace seguro y eficiente. Bajo el lema “Places make people, people make places”, la compañía lleva años trabajando en el workplace como herramienta para mejorar el rendimiento profesional, desde la convicción que a través de una prestación adecuada de servicios esenciales y estratégicos se consigue que el espacio de trabajo sea el mejor posible para las personas.

 

Para consultar el estudio Los cambios del modelo de trabajo en tiempos de la Covid-19: las personas y los espacios: https://www.es.issworld.com/es-es/insights/insights/estudios-y-publicaciones