Al día

Crece la demanda potencial de espacio inmologístico motivada por el cambio en los hábitos de compra

Mountpark Illescas I, la nueva nave de 85.608 m2 ubicada en la Plataforma Central Iberum

Mountpark, empresa líder en el desarrollo de almacenes logísticos de última generación en toda Europa, anuncia hoy la publicación de la quinta edición del Estudio ‘La logística en la era del e-commerce’, en esta ocasión focalizado en el aumento del e-commerce durante la pandemia de la Covid-19.

¿Hasta qué punto el auge del e-commerce será temporal o permanente? ¿Cuál será el impacto que tendrá la tendencia de este negocio sobre el sector inmologístico? Según concluye la investigación, el e-commerce se ha convertido en un negocio de valor incalculable durante la crisis de la Covid-19. Una tendencia que se prevé que se mantenga de manera prolongada en el tiempo debido a la posibilidad de cambios permanentes en el comportamiento de los consumidores, así como a la persistencia de algunas de las medidas de distanciamiento social.

EL E-COMMERCE PENETRA CON FUERZA EN NUEVOS SECTORES

Antes de estallar la crisis de la Covid-19, el sector ya preveía un importante crecimiento del e-commerce. No obstante, la pandemia finalmente ha acelerado esta tendencia, situando los índices de penetración del e-commerce hasta 5 años por delante de las predicciones previas a la pandemia.  

En este sentido, el volumen de facturación de las compras online en España creció en más de un 77% durante la tercera semana de abril en comparación con el mismo período del 2019 según datos de Nielsen, debido a las medidas de confinamiento que forzaron a los españoles a aceptar el e-commerce como el método de compra más efectivo y cómodo. Aun así, el incremento en España fue inferior al de Italia (+178%).

El aumento del e-commerce es ya una tendencia consolidada, aunque su reciente crecimiento está motivado por dos factores específicos. Por un lado, el aumento de nuevos consumidores netos dentro de ciertos sectores en los que los índices de penetración en compras online han sido tradicionalmente más bajos. Entre ellos, los de la alimentación, artículos domésticos, máquinas de deporte/teletrabajo y bricolaje.

Por otro lado, el cambio de comportamiento en los consumidores actuales, quienes han pasado de adquirir productos en establecimientos físicos a hacerlo de manera online. Se trata de una tendencia que se ha podido observar en toda Europa.

Antes de la pandemia, se preveía un aumento de la penetración del e-commerce de cuatro puntos porcentuales para 2023. Pero este incremento será incluso mayor, pues la actual crisis ha provocado que más personas compren en línea por necesidad.

 

EL E-COMMERCE DEMANDA MAYOR INVERSIÓN EN LOGÍSTICA

La evolución de los nuevos hábitos de compra de los consumidores, unida a la actual crisis de la pandemia, está generando un aumento de las ventas online y, con ello, una importante demanda de nuevas propiedades inmologísticas. En este sentido, el contexto actual ha puesto en relieve la necesidad de operaciones logísticas y cadenas de suministro efectivas.

No obstante, a pesar de esta creciente demanda constante, la disponibilidad de espacio nuevo, en particular de grandes instalaciones de más de 46.000 metros cuadrados, está viéndose ciertamente limitada. De esta forma, la demanda de espacio logístico en Europa ha seguido superando la oferta de nueva creación a lo largo de este período de pandemia. Por ello, se ha hecho imprescindible contar con una infraestructura adecuada que cubra el creciente volumen de pedidos online.