Al día

Así está adaptándose el sector retail a las rebajas más atípicas

Apenas ha pasado una semana desde el inicio de unas rebajas atípicas, que reflejan un claro cambio de tendencia. La pandemia ha traído consigo nuevos hábitos de consumo que han afectado de lleno al sector retail, dejando de lado las compras en las tiendas físicas y apostando por el comercio electrónico. Una trayectoria que parece permanecer durante la nueva normalidad.

Así lo explican desde la consultora de marketing digital Labelium España, que hace balance del comportamiento de los consumidores y de adaptación de los comercios -físicos y online- a estos primeros días de rebajas. Unos negocios que viven uno de los momentos clave del año pero que se enfrentan también a diferentes retos como la adaptación de la experiencia de compra en los canales online o la evolución hacia nuevos modelos de negocio.

 

Aumento de las ventas online

Como se esperaba, durante los primeros días de rebajas han aumentado notablemente las ventas online. Hay que tener en cuenta la preocupación del consumidor en cuanto a su seguridad en las tiendas físicas, evitando aglomeraciones. Y aunque los comercios se han adaptado a  las medidas de seguridad necesarias, como poner a disposición de los consumidores gel hidroalcohólico, elementos que aseguren la distancia de seguridad en las colas o la estricta limpieza/desinfección de la ropa para probársela con total seguridad, están primando los criterios de seguridad y salud, más allá de la experiencia física que supone probar o tocar los productos.

En estos días se está observando que las compras online han seguido incrementando su peso en el global de los negocios tal y como ha sucedido en los últimos meses, donde el porcentaje de consumidores españoles que compran online ha aumentado un 50% durante la Covid-19[1]. De hecho, cada vez más las tiendas físicas están evolucionando hacia un modelo híbrido de showroom y venta directa.

El progreso natural del consumidor en los últimos años ha sido hacia el ecommerce, que ya venía siendo una tendencia orgánica de mercado. Sin embargo, este crecimiento se ha acelerado exponencialmente. Según apunta Matías Candal, Director de Estrategia de Labelium, “con la irrupción del COVID-19, el uso de e-Commerce ha aumentado en 2 meses lo esperado en 2 años”.

Esta expansión ha obligado al retail a afrontar importantes desafíos y transformaciones. Entre ellos, y como comentan desde esta consultora internacional, “uno de los puntos clave en esta reinvención está siendo la inmediatez en la recepción del pedido. El consumidor espera una experiencia cercana a la inmediatez que aporta ir a la tienda en cualquier momento, por lo que agilizar procesos es vital para asegurar una buena experiencia” explican.

En cuanto a la ejecución del proceso, está habiendo diversos retos, pero fundamentalmente hemos visto dos a los que se están enfrentando las empresas: la tecnología y la logística. En caso de no tener el conocimiento necesario dentro de la compañía, es importante la búsqueda de partners especializados para una correcta toma de decisiones, ya que el desconocimiento en ciertas áreas no puede ser un obstáculo en la evolución del negocio.

 

La madurez digital, clave en la adaptación a la nueva normalidad

Aquellas empresas con una alta madurez digital, generalmente las grandes compañías, han tenido que realizar ciertas adaptaciones para responder de manera exitosa a los retos logísticos que ha planteado la pandemia y, en general, la respuesta ha sido muy buena, teniendo en cuenta que tenían gran parte de los deberes hechos.
Empresas con un menor grado de digitalización, o incluso sin presencia -como algunas pequeñas pymes- han tenido que evolucionar con una gran celeridad para poder responder a los retos planteados por la situación actual, realizando un gran esfuerzo en un corto plazo de tiempo.

En este aspecto, las redes sociales se han posicionado como el gran aliado de las empresas, que han incrementado tanto su presencia como la inversión publicitaria en estas plataformas. De hecho, según un estudio de IAB, respecto a 2019, un 66% de los profesionales declara haber aumentado su inversión publicitaria en redes sociales, un porcentaje muy similar a los datos de 2018 (67%). En cuanto a preferencias, Instagram, Facebook y YouTube cierran el podio de las plataformas donde más se invierte.

Por ello, como indican desde Labelium “la experiencia nos dice que aquellas empresas que utilicen los aprendizajes de este periodo verán el esfuerzo recompensado a corto/medio plazo, evolucionando con éxito en su transformación digital y diversificando sus canales de venta para limitar los riesgos asociados a la dependencia”.


[1] Informe Capgemini: ‘El Consumidor y Covid-19’