Al día

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación destaca la importancia de reducir el desperdicio de alimentos para garantizar la sostenibilidad de la cadena alimentaria

En la Jornada “El impacto medioambiental del desperdicio alimentario” organizada por AECOC

El director general de la Industria Alimentaria, Jose Miguel Herrero, destacaba el pasado viernes la importancia que tiene la reducción del desperdicio de alimentos para garantizar la sostenibilidad de la cadena alimentaria. Al desperdiciar alimentos, ha añadido, no solo se pierde comida, sino también los recursos empleados en obtenerla, el trabajo de los productores y el resto de operadores de la cadena de suministro alimentario, el esfuerzo en investigación y la ilusión de aquellos que ponen la comida en nuestra mesa.

Así planteaba las consecuencias del desperdicio en su intervención en la Jornada “El impacto medioambiental del desperdicio alimentario” organizada por AECOC, en la que se analizó el comportamiento de los consumidores en relación con el desperdicio alimentario desde el inicio de la crisis del COVID 19. Un comportamiento muy relacionado con el cambio de hábitos de compra,  la importancia de los envases para garantizar la seguridad alimentaria y la necesidad de innovar para obtener opciones sostenibles así como el impacto medioambiental de las pérdidas.

En el marco de la crisis de la COVID-19, el director general apuntaba, la nueva normalidad es una oportunidad de impulsar el cambio hacia aquellos aspectos que fortalezcan la cadena alimentaria.

A este respecto señaló que los efectos de la pandemia se están teniendo en cuenta en todos los ámbitos de cara a la planificación del futuro, y así, la Comisión Europea los ha incluido en su propuesta de la Estrategia “De la granja a la mesa” para el sector agroalimentario, con el objetivo de lograr un futuro más resiliente y preparado ante eventos similares.

 

POLÍTICAS DE SOSTENIBILIDAD

Por ello el Ministerio considera la reducción del desperdicio alimentario como una parte importante de las políticas de sostenibilidad, y así la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio” se incluye de manera transversal en otras políticas  a nivel nacional relacionadas con la sostenibilidad, como son la Estrategia Española de Economía Circular, el Programa Estatal de Prevención de Residuos 2014-2020 o el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, 2021-2030 del MITECO.

El director general recordó que el Ministerio es pionero en la medición de estas pérdidas de alimentos a través del Panel del desperdicio alimentario en los hogares, que proporciona datos precisos y detallados de sus  características y evolución.

Una información relevante que permite al Ministerio ajustar las actuaciones para obtener un mayor impacto, por lo que tiene previsto enfocar las próximas acciones de comunicación en la concienciación de la generación de los millenials, vinculando la lucha contra el desperdicio con otras preocupaciones de esta generación como son la lucha contra el cambio climático y la economía circular.