Al día

THE RITZ- CARLTON, ABAMA REVALIDA SUS TRES ESTRELLAS MICHELÍN REAFIRMÁNDOSE COMO UN RESORT EN EL QUE PRIMA LA EXCELENCIA GASTRONÓMICA

El resort tinerfeño The Ritz-Carlton,Abama revalidaba anoche sus tres estrellas Michelin en la Gala Michelin que se celebraba en El Palacio de Congresos El Greco de Toledo. De esta forma reafirmaba su posición gastronómica en la isla con dos estrellas en M.B. de Martin Berasate-gui, capitaneado por el chef Erlantz Gorostiza y una en Kabuki, del chef Ricardo Sanz.

Los responsables del inconfundible éxito de
“M.B”, el cocinero Martin Berasategui, quien acumula un total de trece estrellas repartidas entre sus restaurantes, y el jefe de cocina y director gastronómico del restaurante, Erlantz Gorostiza, revalidan un año más sus dos estre-llas Michelin en este espacio, que se ha rediseñado por completo para esta nueva temporada. El estudio Muza Lab ha introducido un nuevo paso en la experiencia gastronómica con la inclusión una nueva zona para la recepción de los comensales, en la que podrán disfrutar de los primeros bocados antes de pasar al comedor principal.

Ya en sala, los chefs continúan apostando por la consolidación de dos menús, el
Gran Menú Degustación y el Menú de Grandes Clásicos, así como la opción de pedir platos individuales. El Gran Menú Degustación es una cuidada selección de los platos de mayor éxito del restaurante, para los que se seleccionan a diario los mejores ingredientes del mercado, de producción local, asegurándose siempre de contar con productos de km0. En él se encuentran platos tan icónicos de la cocina de M.B como el “Calamar en texturas sobre una crema untuosa de tocinera y crujiente de queso Herrero” así como novedosas incorporaciones con guiños locales como el “Aguacate de la Orotava embarrado, infusión concentrada de cebolla, crema agria y caviar Osietra ‘M.B Excelsus’”.

El
Menú Grandes Clásicos aúna el conocimiento y pasión de los más de 40 años de experiencia de Martín Berasategui junto a su inconfundible savoir–faire, dando lugar a una cuidada selección de sus platos más emblemáticos. Como el “Tartar de atún rojo aderezado con salsa kimchi, fideo de ponzu cítrico y granizado de jengibre” o el “Milhojas caramelizado de anguila ahumada, foie-gras, cebolleta y manzana verde”.

El restaurante japonés
Kabuki, dirigido por el chef Ricardo Sanz, mantiene también su estrella Michelin con el chef Emiliano Liska y la somelier Valeria Forlani a los mandos en sala. Ricardo ofrece en The Ritz-Carlton, Abama esa fusión japo-mediterránea que caracteriza su cocina, con sabores limpios, cortes impecables y las mejores materias primas. Su privilegiada posición sobre el resort ofrece desde su terraza unas inmejorables vistas del Océano Atlántico y la isla de La Gomera, concibiendo también al espacio como el lugar perfecto para sabo-rear una serie de cócteles bien elaborados con ingredientes nipones.

ritzcarlton.com/abama