Al día

llaollao® inaugura su primera tienda en Myanmar


La compañía líder en yogurt helado ha sido una de las primeras empresas españolas en abrir ese mercado

llaollao, la compañía española líder del sector de yogurt helado acaba de inaugurar su primera tienda en Yangon, la ciudad más grande de Myanmar. La expansión en esta región del sudeste asiático es fruto del acuerdo que tiene con un socio local con el que prevé abrir hasta seis tiendas en tres años, la segunda de ellas se inaugurará próximamente.

La primera tienda con la que llaollao se ha dado a conocer en la región ha sido con “una tienda formato kiosco situada en el tercer piso del centro comercial Myanmar Plaza”, cuenta el fundador de la compañía, Pedro Espinosa. El establecimiento, que tan solo lleva dos semanas funcionando, “ha tenido una fantástica acogida. A diario multitud de personas acuden a disfrutar de nuestro yogurt helado, destacando la gran calidad del producto”, desvela.

Myanmar es el segundo país más grande del sudeste asiático, con una población de más de 50 millones de habitantes y que cuenta con ubicación estratégica entre India y China. Además, el país “tras muchos años de aislamiento, está atravesando una época de crecimiento, modernización y apertura increíbles, con una población que busca productos novedosos y de calidad”, señala Espinosa.

Con la apertura de la tienda de Myanmar, “ya estamos presentes en 7 países asiáticos, convirtiendo este continente en nuestro segundo mercado principal”, comenta Espinosa. Después de 10 años, “nuestro yogurt helado puede disfrutarse en más de 25 países repartidos por todo el mundo; y, en todos ellos, el cliente encontrará el mismo sabor y calidad en nuestro producto, ya que somos muy exigentes y cuidadosos con ello” concluye.

 

Acerca de llaollao

llaollao, que nace en 2009 como una apuesta personal por un modelo de negocio con un producto saludable, natural y novedoso en España; es actualmente franquicia europea de Frozen Yogurt Nº 1 por implantación en el mundo. En tan solo un año, desde su creación, la cadena sumaba su primera unidad franquiciada para, dos años más tarde, superar los 100 establecimientos.

Nueve años de crecimiento en los que prevalece la misma pauta de trabajo: la elaboración de yogurt helado in situ, con ingredientes naturales de temporada y complementos de primera calidad. Un producto con bajo contenido en grasas y calorías que es fuente natural de calcio, rico en proteínas y está exento de gluten.

Actualmente cuenta con una red de más de 220 establecimientos repartidos por todo el mundo.