El auge del ‘slow delivery’: entregas más sostenibles, más eficientes y menos costosas

El servicio delivery ha aumentado en los últimos tres años e irá estableciéndose con más fuerza. En este caso, el informe Insights delivery Horeca en España, presentado por Delectatech, demuestra que en diciembre de 2021, un 30,2% de los establecimientos incluían en sus servicios el delivery o el take away, mientras que antes de marzo de 2020 llegó solo hasta un 11%.

Actualmente, el delivery es una herramienta utilizada por la mayoría de la población. La presentación de Los momentos de consumo dentro y fuera del hogar por parte de La Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) manifiesta que el 72% de los consumidores pide comida a casa en un restaurante específico o mediante una plataforma. De hecho, el 24% encarga comida para llevar una vez a la semana. Los principales motivos para pedir delivery son: el descubrimiento de la comodidad del hogar, a día de hoy, se valora el placer de estar en casa y la alternativa a tener que cocinar, tras un largo día de trabajo. “La cultura de pedir comida sigue en aumento y no es algo que en un futuro cercano vaya a cambiar”, confirma Francisco Gea.

En este sentido, las tecnologías aplicadas al sector hostelero proporcionan un gran número de beneficios, entre los que se encuentra la reducción de la pérdida de un 95% de los pedidos si se incorpora un integrador en el servicio de delivery, según datos de Last.app. Precisamente, el uso de un software, que agrupa todos los pedidos en un solo dispositivo y una sola impresora, incrementa la eficiencia. Francisco Gea, Director de Marketing de Last.app, afirma que “de esta forma los restaurantes facilitan la gestión de su canal delivery, asegurando que todos los pedidos que entren, lleguen con orden y se evite cualquier pérdida o confusión”.

El slow delivery: una nueva forma de entregar los pedidos

El mundo del delivery evoluciona con las ambiciones de la sociedad. Es por ello que el slow delivery cada vez tiene más presencia. El objetivo de esta tendencia fue abogar por la comida tradicional, la buena nutrición y el ritmo de vida tranquilo. Además, el estudio Multiple health and environmental impacts of foods realizado por la Universidad de Oxford y la Universidad de Minnesota remarca que los alimentos más beneficiosos para el cuerpo humano son los que tienen menor impacto en el medio ambiente.

El slow delivery se basa en la programación de los pedidos. Es decir, el cliente solicita que les traigan el pedido dos horas más tarde, para que los trabajadores tengan tiempo y puedan organizarse. Concretamente, se tienen en cuenta tanto la sostenibilidad como los gastos. En este caso, la sostenibilidad es una preocupación que aumenta entre los clientes online, según expone eI Estudio Veepee-IESE sobre el futuro del e-commerce en España.

Los beneficios del delivery: El mundo virtual para mejorar la calidad

La digitalización del sector gastronómico ayudará a mejorar su calidad y su funcionamiento. Concretamente, el delivery ha reforzado su presencia en este ámbito. Estas son las ventajas más importantes del delivery según Last.app.

      Aumenta y fortalece la presencia de tu marca. El delivery permite que la clientela no se reduzca únicamente a aquellas personas que asisten al local físico, sino que también pueden hacerlo desde casa. De esta forma puedes llegar a un mayor número de personas y tu presencia de marca se potencie al estar presente en una mayor cantidad de sitios.  

      Más pedidos, más clientes, mayor rentabilidad: Abrir un canal nuevo no sólo te da visibilidad sino que incrementa los ingresos siempre y cuando esté planeado de una buena forma. Tu alcance se multiplica, tus pedidos aumentan y con una buena gestión la rentabilidad de tu restaurante se verá beneficiada, incluso pudiendo planear una expansión.

      Reducción de gastos. Los clientes consumen en casa, por lo que facturas más sin necesidad de aumentar gastos en el local físico. 

      Control de las operaciones. Aparte de tener los pedidos en una misma plataforma, Francisco Gea relata que la plataforma Last.app permite que “ los restaurantes puedan gestionar su catálogo, precios, promociones, cierres de tienda, aperturas, eliminar productos, y más desde el mismo lugar de una manera sencilla, facilitando la gestión de cada plataforma”.