Al día

Vinos con Amor de Madre

¡Gracias mamá! Por los primeros nueve meses y todos los años siguientes. Lo suyo sí que son superpoderes y no lo de los comics. Por los increíbles abrazos que matan monstruos bajo la cama y los besos mágicos que curan rodillas al instante. Por las jornadas de 60 horas diarias, y, por supuesto, por ser la más guapa del mundo. También por esa receta de las lentejas que por mucho que se intente nunca quedará igual. ¡No hay brindis suficientes para dar las gracias a mamá!

También, por todos los haz lo que quieras…, como vaya sí que vas a tener motivos para llorar, cuento hasta tres y…, porque lo digo yo y punto…, y si tus amigos se tiran de un … Pues, por si todo esto fuera poco, ya verás cuando se entere tu padre porque hay muchas más: verás como saque la zapatilla o un día cojo la puerta y me voy. Pero, sin duda, el más temido de todos siempre fue el de, a que voy yo y lo encuentro. Muchos aseguran que sus poderes incluyen visión de rayos X. ¿Imposible sorprenderlas?

 

DIEZ VINOS CON MUCHO AMOR PARA DIEZ FRASES DE MADRE INOLVIDABLES

Hay buenas noticias. Esta vez no hace falta que vengan a encontrar nada. De hecho, tampoco hace falta seguir buscando nada. CataTú ha hecho una selección de vinos a prueba de madres. 100% indetectable a sus sentidos y, sobre todo, sorprendente. De las de sonrisa asegurada porque nunca antes tan pocas palabras habían encerrado tanta sabiduría. Hay que agradecérselo. Más aún que en el interior de una botella. Vinos con Amor de Madre y hechos por mujeres. Abuelas, hijas, nietas, … y siempre con algo en común. Lo mejor, ¡bebe y calla! Eso sí, hay que hacerlo antes de que se le vayan las vitaminas.

 

A que voy yo y lo encuentro: Dicho y ¡hecho! Casi nunca falla. Pues, por mucho que lo intente, esta vez sí le va a costar un poco más localizar La viña escondida de Bodegas Canopy. Eso sí, conquista a quien la encuentra. En lo más alto de una loma de la Sierra de Gredos. De garnacha y orientada a los cuatro puntos cardinales. ¡Corre que vuelven a desaparecer! Tan solo 2.200 botellas y tiene 95 puntos Parker, pero madre no hay más que una. PVP: 29.50 euros.

 

Y si tus amigos se tiran de un puente…  Mejor que no, pero para viaducto el de La Alcolea que atraviesa el Rio Odiel en Huelva. Tan impresionante como el vino de Bodegas Sauci que lleva el mismo nombre escrito todo junto. Así, Riodiel. Generoso como mamá y capaz de calmar sus nervios como nadie. A prueba de trastada o incluso de llegar más tarde de las 10. Soleras y criaderas que de eso ella sabe mucho. PVP: 9.50 euros.

 

Como vaya a allí … sí que vas a tener motivos para llorar. Pues, para lágrimas las del rosado de Bodegas Ochoa. Eso sí que es pasar del llanto a la risa en menos de lo que dura uno de sus suspiros. Garnacha, Merlot y Cabernet Sauvignon con mucha gracia y estilo. Elegante y con un perfume tan delicado y personal que lo hace único y diferente. Inconfundible como el suyo. PVP: 6.65 euros.

 

Come y ¡calla! Y entonces es cuando llegan las Fuentes del Silencio porque ni el zumbido de una mosca quiere escuchar. En tan silencioso lugar solo se escucha el sonido de Las Jaras. Vino de la Tierra de Castilla y León de Mencía y Prieto Picudo de los de amor a primera vista. También de madre y con 91 puntos de la Guía Peñín y eso es mucho, pero que mucho amor. PVP: 16.50 euros.

 

Luego siempre viene lo del zumo de naranja, hay que bebérselo rápido porque se le van las vitaminas. Y es que es Irrepetible como el couage del vino de AltoLandon. Tiene sus momentos y no hay más que decir. Porque lo dice ella y punto. Inconfundible, Syrah y Malbec a partes iguales. Incontestable. Fuerza y pasión. Matices únicos en un visto y no visto. Igual que su PVP. Solo 6 euros.

 

Está claro, para sorprender a mamá hace falta creerse que es el Banco de España. Más sencillo de lo que parece. Eso sí, tampoco hay que pasarse el día deshojando la margarita. Y, ¿por qué esa en concreto si con Flores de Callejo tiene el ramo al completo? El vino más floral de toda la Ribera del Duero y a mamá le encantan. Primavera siempre en la copa y también en casa. PVP:  8.90 euros.

 

No acaba aquí la cosa. Aún quedan muchas frases memorables y todavía más vinos para maridarlas. Todos las recuerdan. Desde el haz lo que quieras hasta el cómo se entere tu padre…, pasando por el cualquier día cojo la puerta y aquí os quedáis, el algún día me lo agradecerás o cuento hasta tres y… Nunca antes una cuenta atrás había dado tanto miedo. Mejor ni mencionar lo de la zapatilla. No es el día. Pues, para recordarlas y brindar por la mejor mamá del mundo aquí van algunas sugerencias de los más especiales desde CataTú.

 

Llegó el momento de agradecer y nada mejor que hacerlo con: Partal Cepas Viejas de Bodegas Balcona (16 euros), Lore de Bodegas Ostatu (14.50 euros), Olivia de Pazo Pondal (14.95 euros) o Acontia 6 Ribera del Duero de Maite Geijo (9.90 euros). Vinos con amor de madre y hechos por abuelas, hijas y nietas. Y lo mejor de todo es que son como las lentejas, si quieres los tomas y si los dejas. Por cierto, el mejor para acompañarlas, aunque nunca quede la receta como la de la madre es Ángel de Larrainzar de Pago Larrainzar (9 euros). Lo que siempre serás para ella. Eso sí, de lo que nadie se librará es del también clásico ya te dije que no hacía falta que me regalaras nada.

 

Todos estos vinos con Amor de Madre se pueden www.catatu.es a los precios de venta al público señalados anteriormente.