Al día

Roberto Amillo, los jereces de Altanza se sirven en "frasco" de lujo


  • Un Amontillado, un Oloroso, un Pedro Ximénez, un Palo Cortado, un Brandy de Jerez y dos vermuts… así es la exclusiva colección Roberto Amillo con la que esta bodega aúna la experiencia y buen hacer de las dos D.O. más antiguas de España: Rioja y Jerez

 

  •  Cinco referencias con muy buenas puntuaciones por su calidad y que no se quedan atrás en el diseño, ya que tanto su elegante packaging como el cuidado formato y el tapón de cada botella engañan a la vista: ¿perfume o vino? Juntas o por separado, serán sin duda un regalo perfecto para los paladares más sofisticados

 

Bodegas Altanza (Fuenmayor. La Rioja. Tel. 941 45 08 60. www.bodegasaltanza.com), fiel a su compromiso con la calidad y la tradición -avalado por un gran trabajo durante casi 20 años y su reconocimiento internacional- presenta su línea Roberto Amillo, una selecta gama de jereces en la que aúna la experiencia y el buen hacer de las dos denominaciones de origen más antiguas de España: Rioja y Jerez.

Esta exclusiva colección está compuesta por cinco botellas: Palo Cortado, Amontillado, Oloroso, Pedro Ximénez y Brandy de Jerez; y a estos generosos, se suman dos originales vermuts elaborados con Jerez. La cuidada y bonita presentación, así como el formato de las botellas, que emulan frascos de colonia, llaman la atención desde el primer momento y al abrirlos… ¿qué nos encontramos?

Oloroso. Este generoso seco reposa en una solera de oloroso que transporta a la autenticidad del vino de Jerez, compuesta por 24 botas. A la vista es de color yodo, con borde ambarino y en nariz tiene un aroma potente y complejo, frutos secos, barniz… En boca es graso y amargoso, con matices de solera, largo y especiado.

Amontillado. Este generoso seco de color yodo y borde ambarino tiene un aroma elegante que entremezcla melocotón deshidratado, naranja caramelizada y frutos secos -nueces de Macadamia y avellana-, con un buqué de tofe y caramelo. Una auténtica golosina con un buen equilibrio entre las notas frutales y las más secas de oxidación. En boca inspira sabores de almendra salada al principio que se van transformando en notas más amargas, anaranjadas, tostados de su larga crianza y la característica nuez de ciertos generosos.

Palo Cortado. De color caoba claro y con un aroma potente y complejo recuerda a fruta escarchada, especias dulces y pastelería en general. En boca también es potente y complejo, sabroso y carnoso con matices a solera.

Pedro Ximénez. En este vino dulce destacan sus notas de fruta, marcadas ejemplarmente por sus más de 25 años de edad. Gracias a su potente aroma complejo, elegante y con gran protagonismo de los frutos, y por su boca larga y especiada, resulta ideal como postre y es también el acompañamiento perfecto de dulces con chocolate amargo o quesos azules.

Brandy de Jerez. Podemos decir que la “saca” de Brandy es una auténtica maravilla. Y es que este Jerez Solera Gran Reserva procede de soleras con una edad media de más de 30 años… De color caoba claro, tiene un aroma limpio, fresco y potente, destacando las notas de frutas, especiados y tostados de la madera. En boca, aún teniendo 40º, es sutil y cremoso.

Estos cinco vinos de Jerez de Roberto Amillo se comercializan en botellas de 50 cl., que pueden comprarse juntas -ideal para coleccionistas- o por separado, y su precio es de 45 € la unidad o de 185 € si se compra el pack completo, presentado además en un precioso estuche. Al igual que el resto de etiquetas de Bodegas Altanza pueden adquirirse en su web (http://bodegasaltanza.com/es/81-jerez) o en tiendas especializadas.

Con estos vinos del sur, la bodega riojana -especializada en sus orígenes en reservas y grandes reservas 100% tempranillo- amplía su familia, en la que tampoco faltan crianzas, blancos aromáticos, semidulces, rosados; y además conquistando territorios… Y es que algunas de sus marcas son de lo más internacional, como Edulis, que está presente en más de 50 países.  ¿Te vienes a descubrir con Bodegas Altanza los ‘aromas’ del sur?