REPARAR LA PIEL TRAS EL VERANO

Cuando acaba el verano y volvemos a nuestra rutina, no solo nuestro estado de ánimo pasa por un momento “de bajón”, sino que también nuestra piel muestra signos de estrés.

Procurarle un cuidado que reponga su hidratación, nutriéndola con vitaminas y activos beneficiosos, es clave para recuperar su mejor estado y que la transición en la pérdida del bronceado no suponga la pérdida de su brillo.

Hoy ya sabemos que, aunque nos encante broncearnos, no existe el bronceado seguro, ya que cuando sucede, es una respuesta de defensa de nuestra piel, que reclama una mayor producción de melanina para reforzar nuestra defensa ante la agresión de los rayos UV. Por tanto, para que haya bronceado, ha habido una agresión solar. Utilizar protectores solares de amplio espectro y alto índice Spf es clave para minimizar los daños celulares, pero, por pequeño que hayan sido estos, generan una acumulación en nuestro ADN que con los años y, tarde o temprano, nos traerán sus consecuencias en forma de arrugas, manchas, flacidez…

A corto plazo, el bronceado y toda la deshidratación que ha experimentado la piel durante el verano debido al carácter desecante del salitre del mar, el cloro de las piscinas y a la desmineralización de los tejidos por la sudoración excesiva, también tienen sus consecuencias inmediatas.

Sequedad, deshidratación, engrosamiento de la capa córnea, tono apagado y cetrino y nuevas manchas son los desagradables signos a los que debemos atender y poner solución de manera inmediata e intensiva para recuperar su salud y belleza.

Bio-Oil®, ya sea en su fórmula clásica o Natural, es una respuesta global a todos estos signos gracias a sus propiedades únicas que le han granjeado una auténtica legión de seguidores en todo el mundo.

Bio-Oil®, el aliado que se pone en tu piel tras el verano para:

• Nutrir e hidratar la piel, imprescindible para recuperar y mantener su fuerza y equilibrio y mejorar su capacidad de reparación natural.

• Embellecer y lustrar la piel durante el proceso de perdida del bronceado impidiendo que se apague su brillo y se muestre apagada, seca y cetrina.

• Apoyar la síntesis de colágeno y elastina para evitar la flacidez y mejorar el aspecto de las estrías, cicatrices y manchas gracias a sus vitaminas.

• Eliminar el picor y la sensación de tirantez e incomodidad propios de la piel tras el verano.

¿Qué Bio-Oil® elegir?

Las dos propuestas de Bio-Oil aceite pueden usarse en todo el cuerpo y rostro y son aptas para todo tipo de pieles. Bio-Oil Aceite para el cuidado de la piel y Bio-Oil aceite para el cuidado de la piel (Natural) ofrecen beneficios regeneradores, hidratantes, nutritivos y preventivos y tratantes de estrías, cicatrices y manchas.

Fórmula original
Bio-Oil® Aceite para el cuidado de la piel

PurCellin Oil™: Aceite portador que facilita la protección, suavidad y flexibilidad.

Vitamina A: Ayuda a la regeneración y cicatrización de los tejidos dañados.

Vitamina E: Potente antioxidante que incrementa la hidratación y suaviza la piel.

Aceites naturales: Lavanda, romero, camomila y caléndula.

Tres tamaños disponibles: 60ml – 11,95€; 125ml – 16,95€; 200ml – 22€

Fórmula 100% natural
Bio-Oil® Aceite para el cuidado de la piel (Natural)

3 aceites base: Soja, girasol y cártamo.

4 aceites especializados: Granada, Inca Inchi, jojoba y chía.

2 aceites vitamínicos: Germen de trigo y rosa mosqueta.

5 aceites esenciales y extractos de plantas: Manzanilla, lavanda, romero, caléndula y pachulí.

Tres tamaños disponibles: 60 ml – 12,95€; 125 ml – 19,95€; 200 ml – 26,95€

#ponteenmipiel