Al día

El pescado, uno de los alimentos clave en la dieta de los niños


La alimentación durante la infancia es fundamental, ya que influye desde muy temprano en el desarrollo y crecimiento de los niños. Sin embargo, para los padres no siempre es fácil ofrecer una dieta variada y equilibrada a los más pequeños de la familia. Ante la negativa de los niños a tomar ciertos alimentos, como puede ser el pescado o las verduras, y ante la preferencia de otros alimentos, muchos padres no saben cómo reaccionar. Natalia Ramos, Dietista-Nutricionista y Nutritional Development y Education Manager en Angulas Aguinaga, proporciona una serie de consejos sobre cómo podemos atajar esta situación para que la dieta de nuestros hijos sea lo más completa posible.

Lo primero que debemos considerar es que los adultos tenemos que actuar como el ejemplo de los más pequeños; si nosotros mantenemos una alimentación variada y equilibrada, los niños se acostumbrarán a ver platos completos y aceptarán todos los alimentos con total naturalidad. “Es fundamental tener claro que los hábitos alimentarios que sigan durante la niñez van a marcar de manera indudable su comportamiento alimentario en la edad adulta” señala Ramos, quien también destaca que “esta es una de las principales razones por la que nuestra dieta y la suya deben incluir todo tipo de alimentos”.  

Probablemente los niños muestren ciertas reticencias a la hora de comer verduras o pescados, pero no se puede prescindir de ellos ya que aportan una gran cantidad de nutrientes como proteínas, omega 3, minerales o vitaminas entre otros, necesarios para su desarrollo y crecimiento. Eliminar de nuestra dieta alguno de estos alimentos puede desequilibrar nuestra alimentación y acarrear ciertas deficiencias nutricionales que desemboquen en otros problemas de salud, por lo que es vital cubrir las ingestas recomendadas” apostilla Ramos.

En el caso del pescado, uno de los principales problemas con los que se encuentran los padres es el tema de las espinas.  En este sentido, “las barritas Krissia® son ideales ya que ayudan a complementar el consumo de pescado, que está muy por debajo de las raciones recomendadas; no tienen espinas, son fáciles de tomar y masticar y a la vez aportan los beneficios del pescado, ya que son fuente de proteínas y omega 3 del pescado”, aconseja Natalia Ramos.

Asimismo, tal y como señala Ramos, “hacer a los más pequeños de la casa partícipes de todo el proceso de alimentación, desde la compra, la elección del menú y la parte culinaria y hacer de ella algo divertido fomentará su interés por todos los alimentos”. Por otro lado, la forma de presentar estos pescados y verduras también va a contribuir en la motivación de los niños “si ofrecemos unas verduras hervidas junto a una hamburguesa seguramente se decanten por esta última. Tenemos que mantener un equilibrio y hacer que los platos sean muy apetecibles, coloridos y sabrosos aromatizándolos con hierbas y especias. Este truco llamará su atención”.

 

Recetas sencillas para fomentar una dieta equilibrada

En ocasiones, puede resultar complicado pensar cómo podemos combinar estos alimentos. Por este motivo, desde Krissia® presentamos dos recetas perfectas para incluir en la dieta tanto de los más pequeños como de los adultos:

Pitas de verduras y barritas Krissia®

  • Ingredientes para 2 personas
  • 2 hojas de lechuga
  • 1 pimiento
  • 1 huevo cocido
  • 4 barritas Krissia®
  • 1 yogur natural
  • Pan de pita
  • 1 diente de ajo
  • Eneldo
  • Pimienta

 

  1. Cocer el huevo durante 8 minutos
  2. Cortar en juliana la lechuga, el pimiento y el huevo.
  3. Cortar las barritas Krissia® en láminas.
  4. Para la salsa de yogur: mezclar un yogur, el diente de ajo, el eneldo y la pimienta y triturar.
  5. Colocar todos los ingredientes en un cuenco, añadir la salsa de yogur al gusto y mezclar.
  6. Abrir cada pan de pita hasta la mitad e introducir en su interior la mezcla.

 

Hamburguesa de pescado

  • Ingredientes para 2 personas
  • ¼ de cebolla
  • ¼ de Tomate
  • Krissia® rallado
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de salsa ligera
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 2 cucharadas de polenta
  • 3 cucharadas de harina
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE
  • Lechuga

 

  1. En una picadora, añadir la cebolla, el tomate y el ajo. Picar hasta que tengamos trozos muy pequeños.
  2. Introducir en un bol la cebolla, el tomate y el ajo picado junto con Krissia® rallado, la salsa ligera, la mostaza, la polenta, la harina, la sal y la pimienta.
  3. Mezclar todo bien hasta formar una masa homogénea.
  4. Dividir la masa y formar las hamburguesas dándoles una forma redondeada y, después, aplastándolas un poco.
  5. Rehogar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra hasta que se doren.
  6. Lavar y cortar en tiras la lechuga, añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra y servir junto con la hamburguesa.