Al día

Los mejores aftersun (faciales)

El sol es indispensable para la vida. Es la principal fuente de Vitamina D que es la responsable de que  nuestro organismo pueda absorber el calcio y tengamos unos huesos fuertes y sanos. Además, el sol tiene otros beneficios, tomado en su justa medida y con las precauciones oportunas: disminuye la presión sanguínea, mejora la respuesta inmunológica, reduce el colesterol en la sangre, incrementa la hemoglobina, mejora la respiración… Pero no todo son beneficios. Las consecuencias de una exposición prolongada y sin la protección adecuada, pueden ser: eritemas, quemaduras y envejecimiento prematuro, entre otras.

El último descubrimiento cosmético para combatir los efectos nocivos del sol, son los aceites vegetales. Aplicados tras los baños de sol, tienen propiedades calmantes, hidratantes y algunos de ellos son ideales para reducir la inflamación y las molestias que produce el eritema solar. Hay que ser cuidadosos con la cantidad a utilizar de cada uno, así que te recomendamos que, en lugar de hacer tu propia mezcla casera, pruebes los Aceites Faciales de Armonía Cosmética Natural, con Ingredientes 100% vegetales, envases 90% libres de plásticos, 0% Ftalatos y SIN.

 

¿QUIERES SABER POR QUÉ SON IDEALES DESPUÉS DEL SOL?

 

 

 

1. Las exposiciones al sol hacen que nuestra piel pierda luminosidad

Es cierto que no es de forma inmediata, pero a las 2 semanas de dejar de exponernos al sol, nuestra piel pierde luz y esto se debe a que nos han podido aparecer algunas manchas y pequeñas arrugas. Ambas evitan que la luz se refleje en nuestra piel y nos aporta ese tono apagado.

¿La solución? Unas gotas de ACEITE FACIAL ILUMINADOR, un aceite de tacto seco, con un cóctel de principios activos donde la estrella es la Vitamina C de origen vegetal que combate los radicales libres y ayuda a unificar el tono gracias a su poder despigmentante. ¿Resultado? Luminosidad en las pieles más apagadas, reducción de las líneas de expresión, aumento de la elasticidad de la piel y la función barrera.

La fórmula de este Aceite Facial Iluminador se ha potenciado con Vitamina E, con poder antioxidante, para equilibrar la piel, devolverle firmeza y aportar luminosidad.

 

 

 

 

2. Las sesiones de sol hacen que nuestra piel pierda la hidratación natural

No solo el sol, también las altas temperaturas contribuyen a que nuestra piel esté más “sedienta” que en cualquier otra época del año, por eso necesita productos específicos y que cubran estas necesidades.

¿La solución? ACEITE FACIAL NUTRITIVO que destaca porque es un antiaging totalmente natural. Entre sus componentes se encuentran una mezcla de aceites con su ingrediente estrella: la astaxantina, diez veces más potente que la vitamina C, catorce veces más potente que la vitamina E y cincuenta y cuatro veces más potente que cualquier otro betacaroteno. Por eso, se ha convertido en el ingrediente cosmético de moda, ya que concentra un alto porcentaje antioxidante en cantidades mínimas y que es capaz de mantener los niveles de colágeno de la piel.

La fórmula de este aceite Facial Nutritivo contiene, además, argán y aceite de aguacate para frenar la deshidratación y la aparición de arrugas

 

 

 

3. El sol irrita la piel y provoca enrojecimiento y picor.

Es un hecho que la piel se irrita por el sol. Unas veces de forma leve y otras llega a tener consecuencias como la llamada “alergia al sol”. El resultado es una piel con rojeces, tratamientos faciales más seguros y eficaces sin sacrificar la textura, sensación y aroma de la alta cosmética, pero evitando el uso de aditivos sintéticos innecesarios.

¿La solución? El ACEITE FACIAL CALMANTE, destaca porque disminuye las rojeces, la irritación y el picor de la piel y tiene un efecto descongestivo y preventivo. Su ingrediente estrella es aceite de chía que es un gran antiflamatorio natural y que contiene más de un 60% de omega 3. Estos ácidos grasos nos ayudan a aumentar la producción de colágeno, el cual actúa como agente antienvejecimiento y permitiendo que la piel luzca suave y joven. También es ideal para pieles sensibles, secas e irritadas gracias a su alto contenido en minerales y vitaminas (A y E) ya que ayudan a hidratar y retener la hidratación de nuestra piel. Además, destacan sus propiedades antioxidantes por la presencia de flavonoles que aumentan su capacidad para frenar la acción dañina de los radicales libres.

 

Su fórmula se completa con aceites de fruta de la pasión o de soja, entre otros, para reparar, nutrir y regenerar la piel.

PVPR: 13.50 € / unidad

En herbolarios, farmacias y parafarmacias.

www.armoniabio.com