JAVIER AL FARO, EL GENIO (Y LOCO) DETRÁS DE LOS FOGONES DE ROSI LA LOCA

Si entras en Rosi la Loca y sigues andando encontrarás una cocina vista, donde nuestro chef lleva a cabo sus creaciones más locas. Además, es el chef de Calle 365 y asesor gastronómico de LOVO, dos de los cuatro restaurantes del grupo Rosi la Loca World líder en el barrio de las letras de Madrid.

Javier Alfaro es el chef que Rosi eligió y seleccionó especialmente para este proyecto hace 7 años. Fue un auténtico flechazo a primera vista. Podríamos decir que Javier también probó y soñó sabores en una vida viajada por rincones del mundo únicos.

Con 14 años empezó a cocinar, su primer mentor fue el cuidador de su abuelo, Sandro, del que aprendió a amar la cocina y a sacrificarse por ella. Ahí se embarcó en una aventura que duraría hasta hoy. Su aprendizaje siguió, tras su formación, en Lloret de Mar, donde conoció a su segundo Mentor: Harry Wieding, actualmente un referente de la cocina catalana.

La base de su cocina es la tradición, cocciones largas donde se concentran todos los sabores de la tierra, “Sin la tierra la cocina no es nada”- nos cuenta el chef. Otra de sus grandes pasiones culinarias son los arroces, donde innova muchas veces añadiendo super alimentos como el arroz de cigalas con alioli de alga spirulina. Una de las claves de su cocina es la fusión, introducir en cada creación ingredientes y elaboraciones de platos de todo el mundo pero con base mediterránea, como podría ser, el pan bao de costilla de ternera de Rosi la Loca.