Al día

ITALIA PIDE A ESPAÑA QUE APOYE NUTRINFORM BATTERY, UN SISTEMA DE ETIQUETADO OBJETIVO Y NO DISCRIMINATORIO


El gobierno italiano junto con científicos de la nutrición presentaron ayer NutrInform Battery, una herramienta informativa para fomentar la Dieta Mediterránea y mejorar los hábitos alimenticios. El embajador de Italia en España y Andorra, Riccardo Guariglia, concluyó el acto haciendo un llamamiento a que nuestro país unifique posiciones con el suyo frente a Bruselas y que este sistema, informativo y no discriminatorio, prevalezca sobre otros más populares, pero muy sesgados, como Nutri-Score.

 

Este miércoles 6 julio Madrid fue testigo de la presentación de NutrInform Battery y su app (https://www.nutrinformbattery.it/), un sistema de etiquetado objetivo y no discriminatorio que ayuda a los consumidores a tomar decisiones alimentarias más saludables para seguir una dieta sana y equilibrada. La aplicación acaba de lanzarse en Italia y podría llegar también pronto a España. 

Desarrollada por los Ministerios de Salud, Desarrollo Económico, Agricultura y Asuntos Exteriores italianos, junto con expertos en nutrición del Istituto Superiore di Sanità (ISS), el Consejo de Investigación Económica y Alimentaria (CREA), así como representantes de gremios de la cadena agroalimentaria y consumidores, esta herramienta educativa e informativa tiene como fin fomentar el placer de comer bien a través de los hábitos de la Dieta Mediterránea.

Entre los ponentes, Luca Piretta, profesor gastroenterólogo y doctor en Nutrición en la Universidad la Sapienza de Roma, dijo que “hay que buscar un sistema que sea objetivo, no que satisfaga a unos algoritmosCada macronutriente tiene su papel. Tenemos que tender hacia la correcta alimentación y no a una dieta estrafalaria para perder peso, que ese no sea el único objetivo. No hay que demonizar ningún alimento, hay que comer variado”. Y añadió que “no cuenta el alimento individual sino en el conjunto de la alimentación”.

Pronto la Unión Europea tendrá que optar por un sistema de etiquetado común con el objetivo de reducir la tendencia a la obesidad -triplicada en los últimos años- para evitar otras enfermedades, y programas como NutrInform Battery nacen para intentar que el que se elija sea realmente objetivo y sobre todo informativo y "real".

Riccardo Guariglia, embajador de Italia en España y Andorra, que acoge el evento en nombre del Gobierno de Italia, destacó la importancia de que “los gobiernos de España y otros países también trabajen juntos, porque el etiquetado de los alimentos es una preocupación universal”.

La propuesta italiana, como bien apuntó, se fundamenta en educar a las personas en el consumo responsable y consciente, no en propuestas cromáticas que llevan a error. “Tanto el rojo como el verde son ‘peligrosos’ porque desvían la atención y esos valores perjudicarían gravemente a nuestra Dieta Mediterránea”, a nuestras raíces y por tanto a las producciones de cada región y su idiosincrasia,” hizo énfasis el embajador.

Respecto a la competencia, el profesor Piretta explicó que “Nutri-Score pone letras del verde al rojo, pero su algoritmo es arbitrario y no por evidencias científicas. Establece por ejemplo que los alimentos positivos son fibra, verduras, proteínas, nueces... pero no se habla de vitaminas ni antioxidantes, polifenoles, etc… el AOVE por ejemplo es muy rico en grasas pero como ese sistema no tiene en cuenta nada más, se le cataloga como malo”.

Nutri-Score sesga y penaliza muchos alimentos saludables debido a una mala gestión de la información nutricional a través de un algoritmo inexacto que ellos mismos han reconocido que es defectuoso”, dijo el embajador Guariglia.

Por el contrario, NutrInform Battery basa sus datos en las raciones diarias recomendadas por consumidor al día y se centra en una dieta en la que el propio consumidor pueda gestionar y elegir, y no en que las marcas ‘trampeen’ sus ingredientes para tener una letra favorable en un semáforo. Como bien concluía Piretta, “el símbolo no protege sobre el ‘mal’ de ese alimento ante, por ejemplo, una persona diabética o hipertensa, porque no informa de cuál es el marcador crítico más alto”.

Daniela Martini, investigadora y profesora asistente del Departamento de Alimentos, Medio Ambiente y Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Milán, intervino diciendo que “también se ha creado una app porque hay que hacer entender cómo ese alimento se puede insertar en el modelo diario para que sea sano y equilibrado. Al escanearlo, se proporciona por defecto la ración recomendada pero el consumidor puede modificar lo que toma al día para que la batería se actualice y le diga exactamente lo que le aporta eso que está comiendo”. Respecto al color que utiliza esta herramienta, se han centrado solo en el azul porque no pretenden interpretar ningún resultado, ni discriminar los ingredientes, solo dar la información.

Rafael Moreno Rojas, catedrático de Nutrición y Ciencias de los Alimentos, además de director de la Cátedra de Gastronomía en Andalucía, comparó varias aplicaciones como Yuca, El Coco y My Real Food poniendo sobre la mesa los peligros y poca fiabilidad de estas ‘modas’ que se apoyan en sistemas no objetivos con bases de datos no fundamentadas y además avaladas por influencers sin conocimiento en la materia. El sistema italiano quiere, en sus palabras, “empoderar al consumidor”, y es un etiquetado frontal nutricional más inteligente y adecuado a la Dieta Mediterránea. 

Cuatro ministerios italianos, asociaciones de consumidores, investigadores científicos nutricionistas, expertos en agricultura y representantes del mundo de la producción han trabajado juntos para crear la aplicación NutrInform Battery. Además, se ha testeado su usabilidad y utilidad en 300 familias italianas y se ha demostrado que cumple su labor de informar de una manera sencilla a la construcción de esa buena costumbre alimenticia, explicó Daniela Martini.

En Bruselas es donde se tomarán decisiones sobre qué sistema prevalece y espera que España se pueda unir a las posiciones italianas concluyó el embajador Guariglia.

NuntrInform Battery (https://www.nutrinformbattery.it/) es un proyecto que se ha llevado a cabo por los Ministerios de Salud, Desarrollo Económico, Agricultura y Asuntos Exteriores italianos dentro de la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ con expertos en nutrición del Istituto Superiore di Sanità (ISS), el Consejo de Investigación Económica y Alimentaria (CREA), así como representantes de gremios de la cadena agroalimentaria y consumidores y tiene un gran potencial para adaptarse a las necesidades españolas.