inicio
Martes 17 de julio de 2018
17/05/2018
preparar para imprimir

La intolerancia a los sulfitos ya afecta a un 5,5% de españoles

Aumenta la preocupación de las compañías por las intolerancias; Eroski amplía su gama de productos específicos Air Europa ofrece nuevos menús especiales libres de alérgenos.

 

Según un informe elaborado por  Allergeneat entre 2.000 usuarios, los sulfitos provocan un 5,5% de intolerancias alimentarias. “Parece una cifra pequeña- señala Quim Sánchez, creador de esta ‘app’ que detecta la presencia de alérgenos en los productos leyendo el código de barras- pero el problema es que muchas personas desconocen que sufren esta intolerancia, y de repente se encuentran mal al consumir ciertos alimentos o bebidas sin saber la causa”.  

 

 
 

Cada vez son más las personas preocupas por las intolerancias alimentarias y cada vez son más las compañías que aportan su grano de arena para ayudarles. Es el caso de Air Europa. La división aérea del Grupo Globalia, en un comunicado del pasado 14 de mayo, anunció que a partir de ahora ofrece nuevos menús libres de los 14 principales alérgenos y aptos para la mayoría de las alergias e intolerancias en todos sus vuelos transoceánicos, así como en clase Business de los vuelos de media distancia.

'app' Allergeneat

Otro ejemplo es el de Eroski. La compañía ha anunciado recientemente que invertirá, durante 2018, 8 millones de euros para adaptar algunos de sus establecimientos al modelo ‘contigo’, bajo el que asume una importante apuesta por la alimentación saludable, ampliando entre otros cambios la gama de productos específicos para intolerancias alimentarias.
 
En el caso de los sulfitos, son derivados del azufre que se emplean como conservantes alimentarios y están presentes en casi todos los vinos, la cerveza, la sidra, y en distintos alimentos como finas hierbas, pepinillos, kétchup, mostaza, mermelada, frutas en conservas, confitadas, secas, en jugos, en ensaladas, en jarabes; verduras en conserva, congeladas, secas; cereales, embutidos, pescados y crustáceos, patatas de todas las formas, galletas, panes, pasteles, vinagre, vinagretas, salsas o sopas.
 
Aunque los sulfitos en una cierta cantidad se presentan en principio como inocuos -explica Quim- se está comprobando que cada vez más dan lugar a reacciones indeseables. Mucha gente se pregunta, por ejemplo, por qué le sienta mal el vino y en muchas ocasiones no se profundiza, pero puede deberse a una intolerancia a los sulfitos que contiene esta bebida”.
 
Distintas entidades, como la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos, confirman que los sulfitos pueden producir cuadros asmáticos, anafilácticos y eritema. La Australian Society of Clinical Inmunology and Allergy, corroborada por el documento gubernamental ‘Sulphites, one of the ten priority food allergens’, sostiene que el mayor riesgo frente a los sulfitos lo padecen las personas asmáticas, en las que los efectos de los sulfitos sí pueden ser graves.
 
Por algo es un alérgeno de declaración obligatoria (solamente existen 14) -puntualiza Quim- los vemos en las etiquetas con las siglas que van de la E-220 a la E-228”. La reglamentación española obliga a los fabricantes a informar del uso de sulfitos en las etiquetas cuando el producto contiene más de 10mg de sulfitos por kg o litro. “Con menor cantidad -añade Quim- puede aparecer una reacción adversa; de ahí que el diagnóstico no sea fácil”.
 
Así, resulta complicado saber si un alimento contiene sulfitos y, sobre todo, calcular la ingesta total diaria de sulfitos. “La vida para una persona con ciertas intolerancias -cuenta Quim- puede resultar realmente compleja y por eso creamos Allergeneat”. Esta ‘app’ se descarga de forma gratuita y su utilización es muy sencilla. El usuario crea un perfil en el que especifica a qué productos es alérgico o intolerante. Después, basta con escanear el código de barras del producto y en menos de un segundo aparece en la pantalla del teléfono ‘apto’ en verde o ‘no apto’ en rojo.
 
Allergeneat detecta los alérgenos de la mayoría de los productos de marca propia del mercado, alrededor de un 90%, y cuenta con una base de datos con más de 100.000 referencias del mercado nacional, que se actualiza mensualmente con 9.000 referencias nuevas. Esto la convierte en la ‘app’ referente del mercado, ya que las demás aplicaciones tienen apenas un tercio de las referencias y muchas de ellas son introducidas por los usuarios, reduciendo la fiabilidad de los datos. El algoritmo que sustenta Allergeneat supera tres filtros en 0,1 segundos, lo que aporta a la ‘app’ cerca del 100% de fiabilidad. Otra característica que asegura la veracidad de Allergeneat es que los usuarios no tienen acceso a modificar datos. Además, no es necesario 3G, 4G ni Wifi mientras se usa. 

Sobre Allergeneat

Aplicación móvil creada por Quim Sánchez y José María Falcón en 2017 que detecta la presencia de alguno de los 14 alérgenos de declaración obligatoria en productos alimenticios. Funciona escaneando los códigos de barras de los artículos y ofrece un resultado visual e intuitivo en menos de un segundo. Cuenta con una base de datos con más de 100.000 referencias de marca propia disponibles en el mercado nacional. El algoritmo de Allergeneat supera tres filtros en 0,1 segundos, lo que aporta a la ‘app’ cerca del 100% de fiabilidad. Los usuarios no tienen acceso a modificar datos y no es necesario 3G, 4G ni Wifi mientras se utiliza. La aplicación está disponible gratuitamente en Google Play y App Store.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: