Al día

Ecommerce: la evolución del comercio hacia lo visual y la entrada de nuevos agentes en la venta


Los tiempos evolucionan y el consumo, también. En una masificación por lo tecnológico, Internet se ha vuelvo un factor indispensable en las transacciones comerciales. Especialmente a partir de la pandemia, el. Traducido en cifras, los datos de BBVA Research revelaron que el pago en plataformas online supera en un 40% al de las compras presenciales. Este nuevo panorama ha desembocado en un nuevo modelo de negocio que ha obligado a las grandes industrias a transferir parte de su mercado al entorno online.

Las empresas se enfrentan a un nuevo perfil de comprador capaz de buscar, comparar y adquirir diferentes productos a través de simples búsquedas en Internet. ¿La consecuencia? Un efecto inevitable es el ligado al aumento de la competitividad y a que el elemento de comercialización se haya transformado de los productos materiales a las imágenes.

La principal característica del Ecommerce parte de la idea de venta del producto: la imagen pasa a ser el foco de demanda y el gancho para atraer a los clientes. En este nuevo panorama, Alberto Yagüe, CEO y  fundador de Studio Yagüe, revela que la fotografía y las imágenes han adquirido un papel “de vital importancia”. En especial, la calidad de la imagen a través de la web se traduce en “comprar o no el producto. Intentamos a través de muchos ajustes hacer la imagen lo más parecido al producto real”.

El retocador fotográfico cumple un papel enfocado a dar vida a los productos sobre la red para hacerlos más atractivos y llamativos. En este nuevo escalafón encontramos a Studio Yagüe, el estudio de retoque fotográfico referente en el mundo de la moda, que cuenta entre su cartelera de clientes con grandes firmas de la industria del retail.

 

La imagen como producto

La evolución del papel de estas fotografías ha desembocado en una búsqueda de la excelencia de los aspectos técnicos de las imágenes, que antes pasaban desapercibidos. “El color tiene una importancia relevante al igual que la calidad, nitidez y nivel de zoom al ampliar cualquier imagen situada en una web. El silueteado o color de fondo también es importante para ver la parrilla de una manera cuidada y homogénea”, subraya Alberto Yagüe.

La calidad es el instrumento de venta de todas las empresas y, por tanto, un factor fundamental a tener en cuenta en todos los pasos del proceso de comercialización. Siguiendo el concepto de la imagen como producto, esta búsqueda de calidad ha derivado en que los estudios de retoque hayan ampliado su target de clientela para pasar de sectores como la prensa o el arte al retail.

La entrada en este nuevo sector no fue algo buscado, las marcas nos llamaron para confiarnos sus imágenes y poco a poco fueron contactando para llegar a 4.500 imágenes de media que hacemos cada día en Studio Yagüe”, explica el CEO de Studio Yagüe. Un volumen de trabajo que en la mayoría de los estudios se ha traducido en un crecimiento de las plantillas: “En nuestro equipo, pasamos de ser dos personas a contar con más de 75 profesionales en nuestra plantilla”.