Al día

BASF y AgBiome trabajan conjuntamente para lanzar un nuevo fungicida biológico

Foto: Salad greenhouse

BASF y AgBiome firman un acuerdo para traer un nuevo fungicida biológico al mercado europeo y en países claves de Oriente Medio y África. Desarrollado por AgBiome y comercializado bajo la marca Howler® en EEUU, este fungicida biológico con múltiples modos de acción, tiene función preventiva y persistente sobre una amplia gama de enfermedades del suelo y foliares. BASF contribuirá a las demás fases de su desarrollo y registro y será el distribuidor en exclusiva para Europa, Oriente Medio y África. Tras obtener el registro, se prevé que los primeros lanzamientos serán a partir de 2024/2025.

“Gracias a esta colaboración vamos a ampliar nuestro porfolio de soluciones biológicas, especialmente en Europa”, comenta Marco Moorfeld, responsable para el Mercado en Europa, África, Oriente Medio y Asia Central. “Estamos convencidos que la complementariedad entre los productos tradicionales para la protección de los cultivos y las soluciones biológicas es lo que marca el camino hacia una agricultura sostenible y que las colaboraciones con otros partners de nuestro sector son clave para poder introducir más innovaciones en el mercado”.

“La incorporación de Howler® a nuestro catálogo viene a confirmar el firme compromiso de BASF por trasladar al mercado un nuevo modelo de producción más sostenible y facilitar a nuestros agricultores herramientas para una protección equilibrada. Serifel®, el primer fungicida biológico desarrollado por BASF, con su más que exitosa entrada al mercado de soluciones biológicas el pasado año, ha supuesto para la compañía un hito clave abriendo el camino a otras soluciones como Howler®”, añade Jose Ferre, Responsable para los cultivos hortícolas de BASF en España.

El nuevo fungicida biológico Howler® es eficaz contra Pythium, Fusarium, Rhizoctonia y Botritis, además de actuar contra muchas otras enfermedades, y se basa en la cepa AFS009 de la bacteria Pseudomonas chlororaphis. El fungicida podrá ser empleado en hortícolas, plantas ornamentales y además tendrá aplicaciones en césped, como por ejemplo en los campos de golf. Puede ser aplicado en cualquier estadio de crecimiento de la planta, desde el transplante hasta la recolección en invernadero.

Todo esto hace que este fungicida sea un complemento muy valioso a los productos para la protección de los cultivos tradicionales dentro de un programa de gestión de plagas integrado. “AgBiome está muy satisfecha de colaborar con BASF al desarrollo de su biofungicida más nuevo y eficaz en Europa y en otros países de Oriente Medio y África”, afirma Toni Bucci, Responsable de la Operaciones en AgBiome. “Con BASF compartimos el objetivo de ofrecer soluciones sostenibles para la protección de los cultivos, ya que vemos cada vez más un gran potencial de crecimiento para los productos biológicos en Europa”, añade Bucci.

 

Puede encontrar más información en la web  www.agriculture.basf.com

Para más información, visite http://agbiome.com