Al día

Aceites brillantes Le Nobili, un regalo de luz y perfume para el Día de la Madre


Si hay una forma de que nuestras madres se sientan todavía más espléndidas en su día es con los nuevos aceites brillantes Le Nobili. El regalo de luz y perfume perfecto para el Día de la Madre, disponible en su fragancia favorita: Rosa Nobile, Magnolia Nobile y Peonia Nobile.

Tiene una textura muy ligera y sedosa, que enamora a primera vista. Un efecto iluminador inmediato y de larga duración que cubre la piel con un sutil velo iridiscente en unos instantes como por arte de magia. El aceite está enriquecido con una combinación de perlas multireflectantes que envuelven el cuerpo en una multitud de reflejos de larga duración. Junto con la luz, las notas perfumadas de las fragancias inspiradas en las flores más nobles de los más espléndidos jardines italianos. Los toques suaves y refinados de Rosa Nobile, el alegre sillage de Peonia Nobile o la magnética y elegante composición de Magnolia Nobile.

Además de su efecto iluminador, la fórmula cosmética ha sido estudiada para que la piel quede lisa y suave, gracias al efecto sinérgico del aceite de jojoba, con propiedades emolientes, del aceite de semillas de granada y de la manteca de karité, que deja una agradable sensación de suavidad.

Los Aceites brillantes, perfectos para combinar con el gel de baño, la crema corporal y el perfume para cabello de la Colección, completan el ritual de Le Nobili. Toda una lujosa experiencia sensorial para vivir tu fragancia preferida en todas sus formas a la vez que cultivas tu belleza.

La presentación de estos aceites es otra joya. Al icónico frasco Art Déco, que se ha tomado prestado de Colonia, se ha añadido un tapón dorado satinado con un dispensador especial para poder aplicar la fórmula sobre la piel de la mejor manera. A través del cristal transparente se perciben los reflejos de las perlas luminosas, con todos los matices de la fragancia: rosa tenue para Rosa Nobile, rosa intenso para Peonia y blanco marfil para Magnolia. Una cascada de luz envuelve también el estuche, de papel gofrado, con los tonos solares del amarillo de Acqua di Parma, rematado con un fino contorno en el color distintivo de la fragancia.

 

LAS FRAGANCIAS

Rosa Nobile da rienda suelta a la feminidad de las emociones que se viven al máximo. La rosa, probablemente la flor preferida por las mujeres, simboliza la profundidad y la intensidad de los sentimientos, una generosidad interior que se traduce en un encanto inconfundible. Y la fragancia, elegante como pocas, es una fuente continua de sorpresas emocionantes. La composición se abre con las notas suaves y alegres de la mandarina de Sicilia, la bergamota de Calabria y la pimienta. En el corazón, intenso y suave, aparecen los toques de peonia, violeta y lirio de los valles que son el anuncio de la envolvente riqueza de la rosa centifolia de Italia. Un crescendo que continúa en el fondo, con la madera de cedro, el ámbar gris y el almizcle.

 

Magnolia Nobile tiene el encanto de una mujer con una personalidad magnética. Natural, pero a la vez carismática, como lo son las hojas de la magnolia, con su gran corola y sus suaves pétalos aterciopelados con los matices del blanco crema. Una feminidad segura y elegante que se sublima con los sofisticados acordes de la fragancia. Las notas de salida revelan el toque cristalino de la bergamota y del cedro, que se funden en el suntuoso buqué de flores. Entre las notas de corazón, la protagonista absoluta es la vibrante magnolia, acompañada por el jazmín y el nardo. El fondo encierra las lujosas notas de la madera de sándalo, pachuli y vetiver.

 

Peonia Nobile es la fragancia de una mujer delicada y a la vez decidida, con una elegancia sin pretensiones que está presente en todo lo que hace. El perfume se inspira en una flor que, con su corola, que está compuesta por un sinfín de ligeros pétalos, no pasa desapercibida, como tú. Un Eau de Parfum seductor desde el principio, alegre y ligeramente afrutado, en el que la pimienta negra se funde con las notas suaves de la frambuesa. En el corazón encontramos la luminosidad del geranio, la dulzura de la rosa turca y la frescura de la fresia que exaltan la fastuosa peonia. Un sillage polifacético que se completa con los tonos aterciopelados del ámbar que, en el fondo, se entrelazan con el pachuli y el almizcle.