Al día

Tecnología y Alimentación se perfilan como sectores tractores de la economía española

Ilunion, ManpowerGroup, Altran y Mercasa han participado en el tercer encuentro virtual del ciclo La salida del túnel de la crisis por el coronavirus, comentada por varios CEO.

El Club Excelencia en Gestión, asociación empresarial sin ánimo de lucro que ayuda a compartir conocimiento sobre gestión excelente, innovadora y sostenible y que reconoce el nivel de las organizaciones a través de premios a las Buenas Prácticas y del Sello EFQM, ha celebrado la tercera mesa redonda online del ciclo La salida del túnel de la crisis por el coronavirus, comentada por varios CEO, dentro de la iniciativa Construyendo Futuro.

En ella han participado los principales representantes de cuatro grandes organizaciones socias del Club, que han compartido sus experiencias a lo largo de estas semanas de confinamiento y sus estrategias de arranque en la nueva etapa postcoronavirus en la que estamos inmersos.

En concreto, han participado: Alejandro Oñoro, CEO de Ilunion; Luis Abad, CEO de Altran España y SVP Iberia; José Ramón Sempere, presidente de Mercasa; y Raúl Grijalba, presidente ejecutivo de ManpowerGroup España. El encuentro ha estado moderado por Ignacio Babé, CEO y secretario general del Club Excelencia en Gestión.

Desde su punto de vista, dos de los sectores que mejores perspectivas tienen a corto y medio plazo son el de las tecnologías y el de la alimentación. “Las inversiones en digitalización se van a acelerar en el medio plazo, sobre todo enfocadas a salud, movilidad y en el cuidado del medio ambiente”, ha afirmado el portavoz de Altran. Por su parte, el presidente de Mercasa ha añadido que tanto la producción como la distribución alimentaria van a seguir aportando valor a la economía española. “Un buen comportamiento que se ha mantenido desde el inicio de la crisis sanitaria y que en buena parte se debe al talento y la creatividad de las personas que trabajan en el sector”, ha reconocido.

Al otro lado de la balanza se queda el turismo, que en opinión de Alejandro Oñoro, va a tardar mucho tiempo en recuperarse. “Aunque somos optimistas, sobre todo porque las circunstancias van cambiando cada poco tiempo. Hace apenas tres semanas no sabíamos si íbamos a poder abrir nuestros hoteles y ahora ya prácticamente están preparados para acoger visitantes”, ha asegurado.

Animando a apostar por el capital humano

Menos optimista se ha mostrado Raúl Grijalba, que ha plasmado datos recabados por ManpowerGroup en las últimas semanas. “Calculamos que a raíz de esta situación 1,5 millones de personas van a perder su trabajo. Vamos a tardar cuatro o cinco años en recuperar los niveles que teníamos antes de que empezase la crisis”, ha estimado.

Desde su punto de vista y el de sus compañeros, hay un factor clave sobre el que empezar a trabajar desde las organizaciones para evitar una crisis social a medio plazo: las personas. “Nuestros recursos humanos han sido capaces en muy poco tiempo de resolver muchos de los problemas a los que nos hemos enfrentado con los recursos que tenían a su alcance”, ha asegurado Grijalba.

“Contamos con un capital humano y un talento que anteriormente no habíamos sabido valorar. Tenemos que apostar por ello”, ha comentado José Ramón Sempere. “Ahora nuestra realidad es distinta, tenemos que adaptarnos a ella y aprovechar las oportunidades que nos ofrezca”, ha recomendado Luis Abad. “Ante todo, hemos que tener los pies en la tierra e intentar fomentar las buenas prácticas para que todos podamos salir cuanto antes de la crisis”, ha añadido Alejandro Oñoro.

Aportaciones de impacto social

Desde los primeros días de la pandemia estas cuatro organizaciones han sabido adaptarse a las circunstancias y a los constantes cambios normativos. Un entorno VUCA inesperado que hemos podido abordar modificando estrategias de forma flexible y ágil, siempre cumpliendo los propósitos que nos mueven, que en nuestro caso han sido proveer de alimentos a la población, transmitir tranquilidad y mantener todas las garantías de seguridad”, ha remarcado el portavoz de Mercasa.

La llegada fulminante del teletrabajo no supuso graves problemas a ninguna de ellas, puesto que sus equipos ya estaban acostumbrados a esta modalidad de trabajo a menor escala. “Todo parece indicar que nos vamos a quedar con un mix de trabajo online y offline”, ha comentado el CEO de Ilunion.

De la misma forma, todas ellas han puesto en marcha toda una serie de buenas prácticas que han abarcado desde las alianzas con diversas empresas para paliar la falta de recursos y equipos de protección hasta la donación y puesta a punto de equipos tecnológicos para enfermos de COVID-19 aislados, pasando por la atención constante a sus empleados.

Ilunion, Altran, Mercasa y ManpowerGroup, las cuatro compañías representadas en esta mesa redonda, han demostrado una rápida adaptación a la situación gracias a sus estrategias de negocio y sus sólidos modelos de gestión, basados en el Modelo EFQM, promovido en España por el Club Excelencia en Gestión. Se trata de un marco de gestión de referencia internacional útil para abordar la transformación y mejorar el rendimiento empresarial que en Europa utilizan más de 50.000 organizaciones.