Al día

Un San Valentín en una sociedad entre pantallas

¿Cómo nos afecta la exigencia de tener pareja en un mundo donde las redes sociales son las protagonistas?

San Valentín. Una fecha difícil de olvidar, sobre todo para aquellas parejas enamoradas que cada 14 de febrero lo celebran de la manera más romántica posible.Estas “medias naranjas” comparten sus vivencias y experiencias en sus respectivas redes sociales para demostrar que su amor es idílico y perpetuo. No sólo eso, las marcas y negocios fomentan aún más que cada año esta fecha sea un día clave en el calendario, donde los corazones, los planes perfectos y las parejas de ensueño se multiplican, sobre todo en imágenes y videos expuestos en lo que hoy en día es el medio más común de exposición ante los demás: Las Redes Sociales.¿Qué ocurre si no eres de esas personas que tienen una pareja idílica, una relación inmejorable o simplementete no tienes pareja?

Hay quienes viven San Valentín como un día triste y apático, por el simple hecho de no tener parejao de tenerla y que no sea idílica y sobre todo, por la presión de la sociedad, en donde si no encuentras tu “media naranja” estás perdido/a e incompleto/a.

Ejemplos como “Tengo que estar perfecta/o para poder encontrar una pareja y poder ser como muestra en rrss esta persona…”  o “Estoy solo/a y todo el mundo es mucho más feliz que yo y puede celebrar San Valentin con planes maravillosos, como muestra su Instagram… “ y así, un largo etcetera de ejemplos que la soicedad digitalizada nos exige para ser “aparentemente” felices.

Esta presión social, agravada por la exisgencia de la perfección y de las vidas idílicas que muestran las RRSS están fomentando que afloren problemas de salud mental. Debemeos ser conscientes de ello y pornerle solución.

En los jóvenes y, sobre todo, en los adolescentes, son etapas vitales donde anclas aprendizajes y experiencias. Todo es vivido con mucha intensidad y además es una etapa de búsqueda de la identidad, formar parte de su grupo de iguales e identificar sus referentes, entre otros factores que les pueden hacer más vulnerables ante la presión de grupo que lleva a esos comportamientos inadecuados en cómo nos relacionamos e incluso con conductas de riesgo en cuanto a la dependencia emocional con búsquedas de afecto y aceptación que pueden llevar a establecer vínculos insanos y mantener relaciones tóxicas.

La presión que puede ejercer sobre las personas la idea de tener una vida perfecta, cuando esa persona no considera que la tiene, puede traer consigo problemas deribados de la autoexigencia. Trastornos del estado de ánimo como Depresión o Ansiedad, Trastornos de la Conducta Alimentaria,entre otros, son algunos de trastornos  más comunes hoy en día y que pueden aflorar en fechas como éstas. Hoy en día el cuidado de la Salud Mental tiene que ser un foco de atención para todos, ya que están aumentando las patologías  de forma exponencial, sobre todo en adolescentes y fechas como éstas son otro ejemplo más para estar atentos para frenarlo. Afirman los expertos de la Clínica López ibor.

“El mito del amor romántico nos ha hecho creer que estar soltero/a equivale a estar solo/a, y no ser reconocido o aceptado por nadie,  y eso no es verdad. Por tanto, el amor como complemento sin obligado cumplimiento a esa reciprocidad nos va incrementar el bienestar, pero no significa que si estamos sin pareja, no podamos ser felices y sentirnos llenos. Es decir, la necesidad de sentirnos queridos y amados fuera de la relación de pareja la podemos encontrar en la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, etc., y podemos afirmar que se puede ser totalmente feliz sin tener pareja”, concluyen los expertos de la Clínica López Ibor.