inicio
Martes 25 de febrero de 2020
04/02/2020
preparar para imprimir

San Valentín es una excusa. Lo que de verdad quieres es dar con el look.

El amor... cuánto se ha escrito sobre el amor. El romántico, el duradero, el físico, el trascendental. Ay el amor... y la celebración del amor prosaica o dulce, a veces empalagosa, a veces rosa y a veces roja. Romeo y Julieta... la juventud y la edad adulta.

El amor es la excusa en San Valentín. Un día para arreglarte más o encontrar ese rojo tan de estas fechas que hace que de tanto verlo, lo quieras.

 

 

En belle&MAKE-UP lo entendemos. Un look en rojo favorece siempre, y sin embargo no es tan habitual que todas las mujeres se atrevan con él.

Este año hemos decidido confiar en San Valentín para infundirte Valentía y que te atrevas con unos labios rojos.

Te presentamos dos caminos para conseguirlo: progresivo o directo.

¡Tú decides!

 

El camino progresivo consiste en ir poquito a poco para que tanto tú como tu mirada os acostumbréis al rojo. Despacio, como quien no quiere la cosa, se formaron imperios.

¿Cómo transformar de 0 a 100 tu maquillaje sin morir en el intento?

1. Menos es más. Si lo que queremos es pasar de un look de diario en tonos neutros a uno de labios rojos tendremos que quitar importancia al resto del maquillaje. Es habitual que las mujeres que apenas se maquillan los labios pero sí las mejillas, no se vean bien cuando suman un labial rojo pasión. ¿Has probado a empezar por los labios e ir subiendo poquito a poco el resto? Esa es una manera magnífica de medir la cantidad de producto que necesitas en el resto del rostro. Este truco hará que te des cuenta de que las ojeras necesitan menos retoque con unos labios rojos o de que la piel necesita menos color.

Se trata de un cambio pequeño pero que nos hace conscientes del poder de un labio rojo para esos días en los que tienes poco tiempo para arreglarte. Fácil, rápido y resultón.

 

2. ¿Has buscado el rojo perfecto para ti? ¿Sabes cuál es? Si no te ves con rojo quizás es porque no has dado con TU rojo. Puede ser puro, anaranjado, azulado, violáceo... el rojo perfecto es ese que toma como referencia la base de color de tus labios. Puede ser más cálido o más frío pero al aplicarlo no desentona ni requiere que previamente borres el labio con corrector.

 

3. ¿Progresivo o sin paliativos? La forma progresiva de aplicar un labial rojo consiste en empezar con un bálsamo y añadir un poco de barra roja con los dedos aportando un mínimo de color. O hacerlo con un lápiz perfilador rojo sobre un cacao. El caso es que esta manera de acostumbrarse al rojo es también muy útil para esos días en que no tienes ganas de mucho, pero necesitas verte arreglada. Te supone 30 segundos.

El "sin paliativos" consiste en una apuesta "todo al rojo" para ir a la oficina. Tiene algo de impulsivo. Ahora o nunca. Hoy y ahora. Aquí te pillo, aquí te mato. Supone coger un labial rojo que te encante y aplicarlo sin miedo, definiendo con un lápiz perfilador a tono y salir a trabajar como si no hubiera un mañana. Te aseguramos que te caerán piropos y que le perderás el miedo al color de un plumazo.

 

 

Un secreto: El día en que te lances a por el labio rojo total por primera vez, te sugerimos que lo combines con un look muy sobrio. Algo así como vaqueros con jersey básico de punto negro, camiseta de rayas o camisa blanca, o directamente un total look en negro.

 

Imprescindibles para un look de labios rojos:
Barra Satinada 18 Capri
P.V.P.: 3,50€

Barra larga duración 03 Escarlet
P.V.P.: 4,50€

Barra larga duración 02 Vendetta
P.V.P.: 4,50€

Perfilador labial 01 Rouge
P.V.P.: 2,75€

Pincel para labios
P.V.P.: 3,99€



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "SAN VALENTIN 2020". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: