Lunes, 21 de Octubre de 2019
 
Viaje al esplendor de Granada desde la terraza del Hotel Alhambra Palace
 
 

El emblemático establecimiento recibe los días de sol en su Terraza Panorámica, un lugar único que ostenta las mejores vistas de la ciudad nazarí.

El intenso azul del cielo primaveral anuncia la llegada del buen tiempo y con ella el Hotel Alhambra Palace estrena temporada con la apertura de uno de sus mayores tesoros: su terraza-mirador. Un espacio exclusivo para disfrutar solo o acompañado de atardeceres eternos con una buena copa en mano o de comidas inolvidables con las mejores vistas de la ciudad de Granada.

Decía Federico García Lorca que los granadinos eran bebedores de crepúsculos y es que no hay nada comparable al espectáculo de ver el sol ponerse al oeste sobre Santa Fe. Una experiencia sensorial que solo mejora si se contempla desde el lugar adecuado…

Del intenso azul del cielo de primavera al profundo verde de la Vega, con los reflejos del sol en las cumbres todavía cubiertas de blanco de Sierra Nevada, toda una paleta de colores infinitos e inéditos se entremezclan dando lugar a un entorno único. Es Granada, ciudad de reyes, último bastión de Al-Ándalus y coronándola, sobre la Colina de Peña Partida, se alza el Hotel Alhambra Palace, un palacio de nuestro tiempo con la misma esencia nazarí de antaño; una fortaleza imponente que guarda un preciado tesoro: su extraordinaria Terraza-Mirador.

Con la llegada del buen tiempo, el cinco estrellas con más historia de España da comienzo la nueva temporada con la apertura de este exclusivo espacio. Un lugar pensado para compartir con la familia, divertirse con amigos o simplemente para relajarse en solitario, donde poner la guinda a cualquier comida con una buena copa o desconectar después de un intenso día recorriendo las calles de la ciudad nazarí, que parece rendirse a los pies del centenario establecimiento.

Desde las 10.30 de la mañana hasta la 1.00 de la madrugada, huéspedes y visitantes pueden disfrutar no solo de una extensa variedad de cócteles con más de 70 propuestas, sino también de una gran oferta gastronómica y una extensa carta de cafés e infusiones de diferentes lugares del mundo. Destaca especialmente su amplia gama de gin tonics y creaciones especiales como el ‘Alhambra’, una combinación de las mejores ginebras de la región, vodka, granadina, zumo de naranja y piña.

Pero si algo hace de la Terraza Panorámica del Hotel Alhambra Palace uno de los lugares de moda, punto de encuentro para granadinos, son sus increíbles vistas de la ciudad. Y es que desde allí el laberinto de empinadas callejuelas que forman el antiguo barrio judío del Realejo, edificios enigmáticos como la magnífica Catedral, los verdes campos de la Vega al fondo y la neblina azul de su amanecer o los reflejos violetas del atardecer en Sierra Nevada se ven de otra forma.