Viernes, 06 de Diciembre de 2019
 
Hacer carrera profesional en comercio es posible
 
 

«Quiero trabajar en el comercio.» ¿Como reaccionaríais ante esta posible afirmación de vuestro hijo o hija preuniversitario? Muchos, seguramente, os alarmaríais (horarios interminables, sueldos escasos...). Otros diríais: «Si es lo que te gusta... ¡Adelante!» Y algunos, tal vez, ya conocéis la realidad del sector: un montón de posibilidades donde el camino profesional puede ser muy amplio; incluso internacional.

Para mucha gente, trabajar en comercio todavía es únicamente vender un producto. Pero el mundo ha cambiado, el consumidor tiene nuevos hábitos y valores, las nuevas tecnologías abren nuevos canales de comunicación y el comercio es mucho más global: distribución, logística, marketing, expansión, organización de personas, ofrecer experiencias a los consumidores, ayudar a cubrir una necesidad...

Hay un cambio de visión de lo que es trabajar en el comercio. Las empresas del sector necesitan y contratan talento. Buscan jóvenes preparados, con pasión por un sector que han vivido de cerca desde el primer día en que entraron en un establecimiento o visitaron un mercado.

 

Abierto a muchas profesiones

Rubén González, directivo de Decathlon, decía recientemente: «No sabemos dónde estará el comercio dentro de diez años, pero sí sabemos que se necesitará a gente de diferentes sectores y con diferentes pasiones.» Es que el comercio está evolucionando y evolucionará tanto que incorporará tantos puntos de vista diferentes como posibilidades profesionales haya.

 

Hacer carrera profesional en comercio

De hecho, Decathlon es un ejemplo de esta apertura del sector y ofrece una gestión personalizada de la carrera profesional de cada una de las personas que forman al equipo. Según los intereses y necesidades personales, y los objetivos de la empresa, se busca el camino profesional de cada persona dentro de la propia organización. Todos ganan: empresa y colaborador.

Otro ejemplo de que el sector permite trayectorias profesionales muy amplias incluso para cargos directivos es Value Retail (La Roca Village), donde uno puede empezar como vendedor, luego puede pasar a ser director de establecimiento y llegar a ser responsable de zona o de área. Sólo depende de uno mismo. De hecho, el equipo que gestiona el centro comercial La Roca Village está formado por un centenar de personas, más del 90% de las cuales tienen titulación universitaria y un perfil internacional. Han adquirido su formación especializada en comercio al por menor (retail) a lo largo de su trayectoria profesional de muchos años de experiencia a diferencia de los graduados en Gestión en Empresa en Comercio y Distribución de ESCODI, que inician su carrera profesional con ventaja, gracias a su formación específica y que les permite acceder desde un buen principio a puestos de responsabilidad.

Una demostración del cambio que se está produciendo en el comercio es que sus empresas están incorporando cada vez a más universitarios con formación específica en comercio y distribución. Son jóvenes a los que gusta el mundo de los establecimientos, de las nuevas tendencias y de la psicología del consumo, y que a la vez tienen ganas de hacer carrera profesional en este sector con capacidades para llegar a ser directivos.

 

Geografía, psicología... y también empresa

El comercio, como otros sectores, necesita a profesionales que tengan los conocimientos técnicos necesarios pero a la vez las habilidades personales y los conocimientos culturales que les complementen. Es evidente que un buen profesional del sector debe tener conocimientos de gestión empresarial, pero también de geografía y psicología, por ejemplo.

Desde siempre el comercio ha articulado a las poblaciones del mundo a partir de sus primeros mercados semanales. Ahora también lo hace a través de los ejes y centros comerciales, generando unos flujos de personas a través del territorio.

Trabajar con el comercio es relacionarse con las personas, sean los clientes que entran en los establecimientos o bien los que forman el equipo de la empresa. Por eso hay que saber acercarse y hay y entender cómo pensamos, cómo nos relacionamos y cómo actuamos de forma individual y también colectiva.

Y no olvidemos las herramientas, los recursos y las habilidades directivas necesarias para liderar equipos y proyectos: capacidad de tomar decisiones, afrontar problemas, capacidad de comunicación, empatía, valores...

El sector del comercio, por lo tanto, ofrece muchas oportunidades laborales y carrera profesional. Así, si su hijo o hija os confiesa su interés por trabajar, ¡anímadlo! ¡Tiene por delante una carrera con un futuro apasionante!

Míriam Díez, doctora en Psicología de RRHH y jefe de Área Universitaria de ESCODI, la Escuela Universitaria de Comercio.