Domingo, 19 de Enero de 2020
 
Eurofred presenta las minicámaras MISA, que ofrecen flexibilidad y protección antibacteriana permanente
 
 
Eurofred, compañía que se ha consolidado como un partner para todos los profesionales que requieren una solución integral a sus necesidades de climatización, aire industrial, calidad ambiental interior, refrigeración y equipamiento para el sector Horeca, presenta las minicámaras de conservación y congelación MISA, que ofrecen la máxima seguridad sin complicaciones. 

MISA ofrece una amplia gama de minicámaras frigoríficas dirigidas a responder la gran demanda de soluciones de instalación rápida del mercado actual. Disponibles con capacidades de hasta 18 m3 y con paneles de 60 mm para la gama de conservación y de 100 mm para la de congelación, las minicámaras pueden adaptarse a cualquier necesidad gracias a un sistema modular patentado de angulares con aislamiento de espuma de poliuretano, enganches en ABS y perfil sanitario integrado que favorece la optimización del espacio.

Todas las cámaras MISA cuentan con paneles plastificados aptos para uso alimentario, ángulos inyectados bajo prensa de poliuretano y puertas con luz de apertura hacia la derecha – o hacia la izquierda, bajo demanda – con maneta externa con llave y desbloqueo interno de seguridad con visibilidad en la oscuridad.

  • Máxima protección 24/7

Las minicámaras de conservación y congelación MISA cuentan con el sistema antibacteriano con iones de plata, Epta Food Defence, que previene y combate de forma activa múltiples especies de bacterias, incluso las más conocidas y peligrosas, 24 horas al día, 7 días a la semana, durante todo el ciclo de vida útil de la cámara.

Las cámaras están fabricadas con acero antibacteriano, material que se produce combinando sus componentes con iones e integrando un recubrimiento rígido de cloruro de polivinilo (PVC) adecuado para el contacto con materiales alimentarios acuosos, ácidos, alcohólicos (hasta un 15%) y oleosos.

Dicho recubrimiento, que también tiene efectos antimicrobianos, libera iones de plata que penetran en las paredes celulares de las bacterias, asfixiándolas e impidiendo la reproducción celular.