Miércoles, 22 de Mayo de 2019
 
“Los alimentos ecológicos ¿moda o tendencia?”
 
El director general de la Industria Alimentaria destaca el crecimiento de la superficie de producción ecológica y del número de operadores según los primeros avances de 2018
 

El director general de la Industria Alimentaria, Jose Miguel Herrero, resaltaba el pasado viernes el constante crecimiento del sector ecológico, de gran importancia económica, social y ambiental, que, según los avances de datos de 2018, apuntan un incremento del 5% en superficie de producción ecológica, del 6% en el número de operadores y del 11% en número de industrias bio.

Así lo explicó en la clausura de la Jornada “Los alimentos ecológicos ¿moda o tendencia?”, que se celebró en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en la que se mantuvo un coloquio sobre la situación, tendencias y perspectivas de futuro de los alimentos y bebidas ecológicos.

Herrero resaltó el liderazgo de España en este sector, al ocupar el primer lugar en Europa en superficie de producción ecológica, con 2.082.000 hectáreas en 2017 y el cuarto del mundo detrás de países como Australia, Argentina y China. Una superficie, aclaraba el director general, de la que el 83% se encuentra en cinco Comunidades Autónomas, como son Andalucía, Castilla la Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y Extremadura.

En cuanto a los operadores ecológicos, señalaba que se cuenta ya con un total de 41.000 entre agricultores, industrias y comercializadores. A este respecto el director general subrayó también los logros conseguidos, ya que España en 2017 se situó como quinto país del mundo en industrias eco y como primer exportador de aceite de oliva y vino eco y segundo de cítricos y legumbres, con un valor de exportaciones próximo a los 900 millones de euros anuales.

También destacó el continuo incremento del valor de la producción interior, que en 2017 superó los 1.828 millones de euros, lo que ha supuesto un incremento del 7% con respecto al año anterior.

Por otra parte, y en materia de consumo, Herrero puso en valor la importante evolución del consumo interior, que alcanzó los 1.962 millones de euros en 2017, con un incremento del 16,4% y un gasto per cápita de 42,2 euros por habitante y año, frente a los cerca de 6 euros de hace 10 años. Una tendencia que ha colocado a nuestro país en el décimo lugar en el gasto en consumo de alimentos y bebidas bio.

Un sector, por tanto, concluía el director general, en continuo crecimiento, con una oferta de gran calidad y variedad, fruto de la diversidad de climas y suelos y de una industria transformadora en continuo crecimiento.