Al día

NOMAD FOODS


Nueva gama de La Cocinera, la solución para los que quieren comer 'como en casa' sin pisar la cocina

Hace un año que los españoles pasan mucho más tiempo en casa que antes.  Aunque la cocina cogió fuerza como hobby “pandémico” y las restricciones de movilidad despertaron el interés por pasatiempos para los que antes no había hueco en la agenda, todavía son muchos los consumidores que prefieren disfrutar de su tiempo libre de otro modo, sin renunciar a la buena comida, gracias a los productos congelados.  La Cocinera plantea la solución para quienes quieren comer “como en casa” sin tener que invertir mucho tiempo en la cocina para elaborar estas recetas. Platos sabrosos, elaborados y que dejan tiempo para perfeccionar sus verdaderos hobbies.

De esta manera, los consumidores pueden mantener su estilo de vida saludable asegurándose una alimentación sana, sabrosa y elaborada con productos de calidad, mientras se centran en otros aspectos de su día a día. Tras los cambios sociales vividos por la crisis del coronavirus, los congelados se convierten en el producto estrella de la cesta de la compra de los españoles, que premian la seguridad que ofrece este tipo de alimento y su rápida disponibilidad.

De acuerdo con el último informe sobre el sector llevado a cabo por la Plataforma del Congelado, los consumidores evitan acudir demasiado a los mercados: un 71% de ellos afirma comprar más deprisa para limitar la exposición al virus en espacios cerrados. Los productos de La Cocinera ofrecen así algo valioso para ellos: poder ser dueños de su tiempo y administrarlo como les convenga, sin renunciar a la calidad final del plato.

Con una amplia variedad de platos preparados congelados para todos los gustos, estilos y tamaños de familias, la gama de lasañas y canelones de La Cocinera cuenta con 11 platos diferentes entre los que elegir: clásicos, como la lasaña boloñesa; otros con sabores más suaves para los más pequeños de la casa, como la rellena de jamón y queso; o la que incluye sabores más fuertes, como la lasaña barbacoa o la de atún. La Cocinera tiene, además, una amplia variedad de opciones vegetarianas, como la lasaña de espinacas y queso, la lasaña de champiñones y boletus y la nueva lasaña de verduras 5 colores.

En los canelones, La Cocinera sigue los pasos de una elaboración tradicional que se adapta al ritmo de vida de cada consumidor, con la opción de calentar y gratinar también en el microondas.

 

Calidad “como en casa”

El elaborado tradicional de las recetas de La Cocinera permite que los consumidores comprueben que están degustando la comida tal y como la prepararían en casa. Están libres de colorantes, aromas artificiales y potenciadores del sabor. De este modo, la compañía pone especial cuidado en la selección de las materias primas para que cumplan con los estándares de calidad y sostenibilidad, y los consumidores tengan la garantía de contar con huevos certificados de gallinas criadas en el suelo, el origen nacional de la carne o las espinacas y unas recetas de atún con la certificación MSC para identificar la pesca gestionada de forma sostenible. Además, su producción es de cercanía: la gama “como en casa” tiene su sede en la planta que la compañía tiene en Valladolid.

 

Packaging

Además, y para reducir el impacto en el entorno, La Cocinera cuida también del packaging en el que envasa sus productos; el cartón de los packs es reciclado y reciclable. Los consumidores verán mensajes con los que se les anima a reciclar de nuevo los packs, que a su vez están elaborados con material reciclado. A partir de 2022, el objetivo de la compañía es ofrecer todos sus productos con un packaging totalmente reciclable.

www.lacocinera.es