inicio
Martes 20 de noviembre de 2018
30/03/2017
preparar para imprimir

Glenmorangie

 

Bacalta, un whisky único y complejo con todo el sabor del sol y el vino de Madeira

La agradable calidez de los días largos y calurosos ha inspirado el último lanzamiento, de edición muy limitada, de la codiciada “Private Edition” de Glenmorangie. Esta galardonada colección de raros y sorprendentes whiskies de malta invita a los conocedores del whisky a explorar la pasión por la innovación de la destilería de las Highlands Escocesas propiedad del grupo LVMH. Ansiosamente esperado por los aficionados para 2017, llega la octava versión, Glenmorangie Bacalta - el primer Glenmorangie madurado enteramente en barriles de Malmsey Madeira tostados al sol.

Glenmorangie Bacalta, que traducido del gaélico escocés significa horneado, ha sido sometido a un proceso único de maduración extra. El acabado personalizado de Malmsey Madeira revela un carácter complejo que irradia dulzura.

La inspiración para esta sorprendente edición limitada empezó a gestarse hace ya más de 20 años, con el lanzamiento de Glenmorangie Madeira Finish, el primer whisky madurado en barrica de Madeira. Su carácter gustó tanto a los aficionados, que todavía se busca entre coleccionistas. Glenmorangie anhelaba continuar su innovación con las barricas de Madeira. Sin embargo, sólo los mejores barriles sirven - y rara vez están disponibles...

Para el Dr. Bill Lumsden, Director de Destilación, Creación de Whisky y Whisky Stocks de Glenmorangie, el recuerdo de esa expresión perduró. Decidido a convertir en realidad su visión del Glenmorangie perfecto en barrica de Madeira, aprovechó la experiencia adquirida con los años de trabajo pionero de la destilería para mejorar la gestión del barril. Primero, el Dr. Bill dispuso que los barriles de roble americano fueran fabricados a medida y fueran sometidos a un proceso de tostado.

Las barricas se sazonan con el vino Malmsey - el más dulce y preciado de los vinos de Madeira - que es previamente madurado en el interior de los barriles ayudado por el calor del sol de Madeira. Estas barricas son vaciadas, enviadas a Escocia y se llenan del whisky especialmente seleccionado, ya madurado en barriles ex-bourbon. Los barriles de Malmsey aportan capas de la dulzura del sol al Glenmorangie Bacalta.

Según cuenta el Dr. Bill: “Durante años había deseado crear el mejor whisky madurado en barrica Madeira. En poco tiempo nos dimos cuenta de que esa ambición iba a tomar mucho tiempo y dedicación, ya que cada paso de maduración debía adaptarse exactamente a unas determinadas especificaciones, al igual que la alta costura. Los entendidos reconocerán el calor radiante recibido por los barriles fabricados a medida. En los aromas de Glenmorangie Bacalta encontramos albaricoques maduros, chocolate blanco y notas minerales. Hay gustos complejos de toffee de menta, frutas horneadas, miel, almendras y dátiles, mezclándose con mazapán, pimienta blanca y melón - así como un rico acabado meloso. Glenmorangie Bacalta es una explosión de sol en un vaso.”

Nota de cata:

Glenmorangie Bacalta no se filtra en frío y se embotella con 46º de alcohol.

Color: Oro claro.

Nariz: Perfumado, dulce y meloso. Albaricoques maduros, aguamiel y una nota curiosa mineral, seguida de chocolate blanco. Al añadir un poco de agua aparecen aromas rancios de tonos balsámicos envejecidos, con sugerencias de pan horneado, notas de malta, galletas, flores y melocotón.

Sabor: Una ráfaga inicial de caramelo de menta, con frutas como naranjas y albaricoques horneados, gran cantidad de panal, almendras y dátiles... Chocolate con leche, mazapán, pimienta blanca y melón maduro y jugoso.

Acabado: Un retrogusto rico y almibarado, con cítricos y peras caramelizadas, un poco de crema, pero siempre con una intrigante sensación de eucalipto en el fondo.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Novedades del Mercado". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: