Al día

Roscón de Reyes bio de La Magdalena de Proust: en busca de los sabores perdidos y el consumo ecorresponsable


Si nuestros recuerdos están profundamente ligados al sabor, mucho más en los días de Navidad, fechas de nostalgia y memorias imborrables de la infancia. Todos los años en el obrador artesano de La Magdalena de Proust se hacen eco de la tradición y manufacturan con esmero deliciosos dulces navideños, entre los que reina el Roscón de Reyes bio.
Y es que La Magdalena de Proust, en su afán de rescatar los sabores tradicionales de los dulces hechos en casa, sin aditivos y con materias primas de calidad certificada, elabora un Roscón de Reyes bio único y exquisito.

El roscón de La Magdalena de Proust está realizado con masa artesana fermentada y reposada (mínimo durante 24 horas), inspirada en el brioche francés, y elaborada con una equilibrada mezcla de ingredientes bio:

  • sabrosos huevos ecológicos de Ávila del número “0”, producidos en granjas donde las gallinas están en libertad; 
  • mantequilla de Soria;
  • harina de trigo bio sin mejorantes;
  • azúcar de caña integral ecológica
  • agua de azahar de Sevilla, la tradicional Luca de Tena (sin conservantes ni colorantes);
  • levadura;
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal;
  • y ralladura de naranja y limón de agricultura ecológica.
     

Son amasados con mimo uno a uno, lo que les confieren una característica forma irregular. Sus adornos denotan sencillez: almendra nacional ligeramente tostada, naranja y cerezas.

Su aroma es muy ligero y su textura muy agradable, Además, es un roscón muy digestivo, al no llevar aditivos, conservantes ni mejorantes.

Se preparan solos, o rellenos de nata (a base de leche eco de Madrid) o trufa. Eso sí, es importante realizar el encargo por adelantado puesto que se trata de un obrador artesano. También pueden adquirirse on line a través de su web (www.lamagdalenadeproust.com) con una antelación máxima de 48 h, y elegir dónde recogerlo o que te lo lleven a casa en Madrid, a través de su transporte sostenible en bici, dentro de la M-30.