Al día

Carne de conejo, el secreto para sorprender en las comidas navideñas con 3 sencillas recetas

Llega la hora de diseñar los menús de Nochebuena, Navidad y Nochevieja, y muchos nos encontramos ante un dilema: ¿seguir apostando por esos cuatro o cinco platos estrella avalados por la tradición? ¿O arriesgarnos con un toque moderno, más allá de las carnes y pescados ‘de siempre’? Pues lo cierto es que existe un producto ‘de toda la vida’ que quizá no hayas considerado, y que es capaz de sacarnos de la monotonía sin abandonar ese terreno de los sabores entrañables y cálidos que estas fechas piden. Estamos hablando de la carne de conejo, el secreto a voces de la Dieta Mediterránea que nos permite introducir recetas ligeras y originales en nuestras comidas familiares.

Y es que, para esta época de excesos, una carne blanca, baja en grasas y fácil de digerir se antoja la elección ideal, bien en forma de entrante o bien como plato principal. Todo, sin sacrificar la intensidad del sabor, que podrás degustar al horno, a la plancha, a la cazuela y en la paella. Todas estas técnicas de elaboración son ideales para cocinar los muslos, los medallones y el medio conejo troceado, tres formatos en los que ya puedes encontrar la carne de conejo, y que te lo ponen más fácil a la hora de descubrir la nueva forma de cocinar en Europa.

Para estas fiestas, te proponemos tres recetas inmejorables, pero puedes conocer muchas más en la web elsecretoescarnedeconejo.eu

- Medallones de conejo con naranja y miel: Una receta de esas que abren el apetito de los invitados. Ligera, con un inconfundible sabor agridulce y un vistoso colorido, es el entrante perfecto.

Ingredientes

1 bandeja de medallones de conejo

100 g de setas

1 naranja

2 cucharadas soperas de miel

1 cucharada sopera de vinagre de Jerez

Elaboración

Dorar los medallones de conejo y las setas con algo de aceite de oliva y sal al gusto.

Añadir todo el zumo de la naranja y la ralladura de una mitad nada más.

Añadir el vinagre y la miel.

Cocer 2 minutos a fuego fuerte.

- Muslos al horno con salsa de manzana verde: Más sencillo y más resultón, imposible. Unas pocas frutas y verduras con un puntito ácido, el calor del horno y la estrella: los muslos de conejo. La manera ideal de introducir un primer plato fresco y saludable en la comida de Navidad.

Ingredientes

4 muslos de conejo (2 bandejas)

2 manzanas verdes Granny Smith

250 g de apio fresco

1 cebolla

1,5 litros de vino blanco

2 ramitas de romero

250 g de tomates cherry

250 g de uvas verdes

Aceite de oliva, sal y pimienta

Elaboración

Ralla la cebolla, pica muy fino el apio y corta en dados o en gajos la manzana verde. Después, salpimienta los muslos de conejo.

Pon la verdura picada en una fuente de horno con un chorrito de aceite de oliva y otro poco de vino blanco. Añade los tomates cherry enteros y las uvas también sin cortar, así como los muslos de conejo.

Mantén en el horno hasta que se dore la carne, y retíralo.

Emplata y añade unas hojitas de romero para decorar.

- Ragout de carne de conejo con manzana y soja: Con el plato principal, demostraremos que la tradición y la innovación pueden ir de la mano. El gran estofado de la cocina francesa fusiona ahora el secreto de la Dieta Mediterránea, la carne de conejo, con el toque oriental que le da la soja.

Ingredientes

Medio conejo troceado

1 cebolla

2 dientes de ajo

2 manzanas

½ vaso de salsa de soja

Aceite de oliva y sal

Elaboración

En un bol, echar la carne de conejo y la soja, y mezclar.

Dorar la carne de conejo y escurrir. Reservar la salsa sobrante.

Añadir la cebolla troceada y el ajo, y dejar reposar 3 minutos.

Añadir la manzana en gajos y la salsa restante, y cocer durante 15 minutos junto con un vaso de agua.