Al día

Solobuey celebra su 109 aniversario


109 no es un número especialmente redondo, pero sin duda es un año digno de celebrar, porque seguir sumando es la mejor de las noticias. Solobuey (Mercamadrid. Mercado Central de Carnes, módulo 13. Tel. 91 507 12 32. Madrid. www.solobuey.com), fundada en mayo de 1912 por Santiago de Blas, abuelo y bisabuelo de Luis, y María y Raúl respectivamente, ha pasado de ser una pequeña carnicería en la calle Serrano a abastecer a restaurantes de todo el país con sus carnes de primera, quesos artesanos y productos gourmet; y durante este convulso año para la hostelería, se han apoyado especialmente en la venta a particulares por toda la Península… un gesto que quieren agradecer regalando una tabla de corte con su insignia a sus clientes en cada pedido superior a 60 € durante el mes de mayo.

Por el ‘escaparate’ de Solobuey ha pasado una guerra, una posguerra… años prósperos y ahora, una pandemia. Pero si algo no ha cambiado es su filosofía: la calidad ha sido siempre un elemento básico en su día a día y por ello siempre han buscado la excelencia en sus productos. El compromiso de cumplir con las necesidades del cliente y sobre todo saber cuáles son escuchándoles y tratándoles de forma cercana y personalizada. La profesionalidad de su equipo, preparado técnicamente y el amor que imprime la familia de Blas por este oficio, son sin duda ingredientes que, junto al cariño y confianza que les devuelven sus clientes, tanto particulares como hosteleros, forman la receta perfecta para seguir soplando velas. Y lo hacen con más ganas que nunca, añadiendo novedades a su catálogo, que además de las carnes selectas de primera calidad tanto nacionales como de otros puntos de Europa, las piezas por encargo y de temporada como las de caza, delicatessen de pato, ibéricos o loncheados, cuentan con un cada vez más amplio surtido de quesos artesanos con especial protagonismo de españoles y franceses.

Para Luis de Blas “es un orgullo haber podido sacar adelante y hacer crecer una empresa que con tanto esfuerzo y sacrificio hicieron mis antepasados y pasarle el legado a mis hijos aún en estos tiempos tan revueltos”. Para María de Blas, Solobuey es ‘un hijo’ más al que le da toda su dedicación y espera “hacer evolucionar la marca más aún con nuestra línea de venta online para ayudar a todos los particulares a tener los mejores productos en su hogar”.