Al día

La semana laboral de 4 días es posible con la Transformación Digital

GOWtech señala que la tecnología y la forma de trabajo evolucionan a ritmo de vértigo y la solución para que cualquier empresa no entre en la obsolescencia, pasa inevitablemente por la automatización de procesos

Mucho se habla de los cambios que la pandemia por COVID-19 ha generado en nuestra forma de vivir o trabajar. Desde querer mudarse a viviendas con terraza o jardín donde poder disfrutar de espacios abiertos, hasta el más que considerable aumento del teletrabajo durante el confinamiento, que ha marcado la tendencia ascendente del trabajo a distancia hasta nuestros días y la manera de que las empresas valoren más a sus empleados.

La concienciación de la vida laboral y familiar o el objetivo de reducir la semana laboral de 5 a 4 laborables sin reducir el salario o los beneficios, son los puntos clave que las empresas quieren fomentar para favorecer el bienestar de los trabajadores.

En este sentido, Isidoro López-Briones Santos, responsable de estrategias tecnológicas digitales de la empresa tecnológica GOWtech, señala que “según varios estudios se destina más del 50% del tiempo en acciones fuera de las tareas objetivo. Además, según nuestra experiencia, el 80% del tiempo dedicado a completar ciertas tareas puede ser automatizado. Teniendo esto en cuenta, consideramos que existe un amplio margen de mejora en la productividad permitiendo, sin pérdida para la empresa, reducir la jornada semanal de 40 a 32 horas, que no es lo mismo que trabajar 4 días. Para lograrlo será necesario replanificar y automatizar los procesos, disponer de una aplicación personalizada con la que los trabajadores puedan aprovechar mejor la jornada laboral, implantar una estrategia de gestión del tiempo adecuada al tipo de trabajo y planificar temporalmente tanto los proyectos como el listado priorizado de las tareas diarias, pues el simple hecho de reducir un día laboral sin aplicar otras medidas tendría serias consecuencias para la empresa”.

No se trata de acumular las 40 horas semanales de la jornada completa en 4 días de la semana, sino de reducir las horas trabajadas a 32 semanales, pero haciendo que esas horas sean mucho más productivas y por supuesto, sin afectar de forma negativa a la nómina mensual de empleado.

Esta alternativa laboral ha ido ganando popularidad en los últimos años sobre todo a raíz de la pandemia, como objetivo a corto plazo para muchos departamentos de recursos humanos de grandes y pequeñas empresas. Según el responsable de estrategia tecnológicas de GOWtech “es un cambio complicado, pero es posible compensar la reducción de horas con la transformación digital, consiguiendo, además, mejorar la salud mental y el estado de ánimo de todo un equipo de trabajo”.

Los datos respaldan esta postura. Cifras de InfoJobs señalan que el 62% de los encuestados preferirían la jornada laboral de 4 días frente a los 5 días como hasta ahora, sin pérdida de sueldo y manteniendo la productividad; mientras que casi el 85% considera que la jornada laboral de 4 días tendría beneficios y mejoras considerables en la conciliación con la vida personal.

Por edades, son los trabajadores de 35 a 44 años los que ven un mayor impacto positivo sobre la motivación laboral y que representan casi el 80% de los consultados, lo que se traduce en aumento de la productividad según un 72%. En cambio, los trabajadores de 45 años en adelante encuentran reticencias y desconfían del impacto positivo que puede tener en la motivación, un 64%.

Otros estudios recientes afirman que, si casi el 55% de los trabajadores consideran la reducción de días laborables una de sus principales prioridades, entre las generaciones más jóvenes este porcentaje aumenta hasta el 62%.

Compaginar la vida personal y laboral, buscando mayor flexibilidad en los horarios y en la ubicación del puesto de trabajo, se refleja en el bienestar de los trabajadores y al mismo tiempo en beneficios a las empresas para las que trabajan. No son pocas las ventajas que ofrece de la semana laboral de 4 días. Además de mejorar el bienestar de los empleados, las empresas también se beneficiarían de esta medida deseada por la mayoría de sus asalariados, pero la clave de llevar a cabo esta medida, sin disminuir la productividad y eficiencia de los empleados, pasa porque la empresa cuente con un sistema personalizado y adaptado a sus necesidades.

GOWtech, empresa tecnológica murciana especializada en la implantación de la Transformación Digital en pymes y autónomos, y Agente Digitalizador adherido del Programa Kit Digital, asegura que “la digitalización a medida de los procesos, tras el correspondiente estudio y replanificación, podría ir reduciendo las horas de trabajo de los empleados, lo que también mejoraría su satisfacción, estado de ánimo y productividad”.

Lo cierto es que este tipo de horario es algo en tendencia y, de hecho, más de 70 empresas en Inglaterra lo han puesto ya en práctica. Las tecnologías y la forma de trabajo evolucionan a ritmo de vértigo y la solución para que cualquier empresa no entre en la obsolescencia pasa inevitablemente por la automatización de procesos.