Al día

Saladier lanza hoy su servicio take away como parte de su proceso de reinvención ante la pandemia

La experiencia Saladier estaba lista para mostrarse al mundo en la primavera de 2020, con la apertura de su restaurante en el Paseo del Prado de Madrid. El confinamiento por la crisis del coronavirus obligó a retrasar su inauguración, pero su creador, Walid Sultani, junto a su equipo, decidieron aprovechar ese tiempo para reinventarse y adaptarse a la nueva situación. Una de las claves de esta reinvención se basó en perfeccionar su servicio take away, que se lanza hoy como el primer paso en la presentación de esta experiencia innovadora.

Saladier fue concebido para consolidarse como una revolución de la alimentación natural y personalizada: consiguiendo proporcionar a través de sus platos una experiencia para los cinco sentidos. Ofrece gastronomía mediterránea con toques internacionales utilizando solo ingredientes frescos y elaborando sus platos de forma artesana, con sello propio. Sus valores engloban sostenibilidad, responsabilidad social o solidaridad, además de un reencuentro con lo natural. Además, su concepto permite al disfrutar de una gama de platos ideales y deliciosos de entre todas las creativas combinaciones que se pueden obtener en Saladier, previamente estudiados y seleccionados.

Con estos ingredientes se configuró el concepto, escogiendo Madrid como punto de partida de la experiencia. Ya antes de que esta crisis sanitaria planetaria sin precedentes llegara, el servicio a domicilio había sido ideado como una parte importante para el negocio. Conscientes de que la sociedad cada vez demanda más este tipo de servicios y que ha crecido significativamente el ecommerce y las entregas a domicilio en todos los sectores, sin ser una excepción el de la restauración, crearon un sistema take away que englobase todos los valores de su marca, como sostenibilidad, pues es totalmente eco-friendly al estar hecho de materiales 100% reciclados. Además, es una experiencia alternativa y altamente creativa, que no olvida el toque humano. Ahora, Saladier se lanza al mercado con su servicio take away y un menú de bienvenida confeccionado al detalle para poder empezar ya a disfrutar de los sabores Saladier, antes de la apertura del restaurante, prevista para este verano.

Lo que está claro es que, si el food delivery iba a ser de antemano un elemento clave en Saladier, la reinvención de este servicio a causa de la pandemia lo ha hecho incluso más importante. Durante estos tres meses, el equipo ha trabajado intensamente para mejorar esta experiencia, haciéndola más exclusiva y diferenciadora. Los profesionales que están detrás aseguran que los valores Saladier “no se pierden” cuando el cliente pide para consumir a domicilio. Sus recipientes son más grandes de lo habitual, porque el propio consumidor montará el plato. “El cliente recibirá en su casa un bol grande en el que podrá mezclar sin problema todos los ingredientes para conseguir un plato que explote todos los sabores que ofrece Saladier”, explica Walid Sultani, creador de la marca.

Los envases utilizados están elaborados con materiales 100% sostenibles, específicamente caña de azúcar (más beneficioso para el medio ambiente que el cartón) y están libres de tintas en su impresión. Este material ha sido escogido por sus cualidades para mantener toda la esencia, aroma y sabor de los alimentos, a la vez que respetando al medio ambiente. Cada tipo de envase, además, cuenta con un diseño diferente, pues el equipo, que conoce bien las características de cada uno de sus productos y combinaciones, sabe bien que el envase idóneo para servir una sopa, por ejemplo, no es el mismo que para presentar una ensalada fría. Cada detalle ha sido cuidado al máximo en este sentido.

En el servicio take away, más que nunca, la comunicación con el cliente resulta fundamental. A través de las redes sociales y demás plataformas, el comensal tiene a su disposición a todo el equipo de Saladier para despejar las dudas nutricionales que tengan que ver con los platos y poder conocer a fondo el producto, obteniendo de ese modo las combinaciones perfectas según sus características individuales. Otro de los elementos diferenciadores es que la proteína pasa a ser la base del plato, dando como resultado una experiencia en cuatro pasos: selección de la proteína, selección de la base, selección de los ingredientes premium y la salsa, complemento o el dressing para finalizar.

En el empaquetado, el cliente contará con toda la información sobre el producto que va a consumir: etiqueta de alérgenos, ingredientes, producto apto para celíacos… y podrá comer de esta forma “en casa y como en casa”, una alternativa ideal para personas ocupadas que deseen alimentarse bien, especialmente útil en los tiempos del boom del teletrabajo. Las ensaladas, además, como base de la cocina de Saladier, se demandan mucho más en esta época del año con la llegada del buen tiempo, aunque es mucho más lo que podemos comer en este restaurante de cocina mediterránea con toques internacionales, con recetas y especias del Oriente Medio o influencias del sur de Francia.

Saladier apuesta también por ayudar a la sociedad, a través de iniciativas solidarias y medioambientales. Por ejemplo, colabora con la plataforma Too Good To Go, una app que conecta a establecimientos con excedente diario de comida con usuarios que recuperan esa comida de calidad a precio reducido para que no se desperdicie.

El take away en España es un servicio al que aún no se le ha sacado todo el potencial que tiene, especialmente ahora que, aceleradas por la pandemia, las tendencias de la sociedad y laborales están cambiando. Toda crisis abre la puerta a una oportunidad y Saladier está dispuesta a aprovecharla.

Si algo caracteriza a Saladier es su gran adaptabilidad a los tiempos modernos, dando a la sociedad exactamente lo que está pidiendo, por eso esta reinvención hacia el food delivery ha resultado sencilla, al estar tan de acorde por su filosofía. Durante estos meses, el equipo seguirá trabajando en crear, desarrollar e implementar ejemplos imaginativos para suplir todas las demandas de sus consumidores y conseguir que el take away sea visto, cada vez más como sinónimo a alimentación de calidad, cuidado personal, aunque manteniendo siempre sus precios asequibles porque Saladier es un restaurante para todos.

El servicio a domicilio puede pedirse a través de Glovo, Uber Eats y JustEat. Además, funciona por teléfono (917 51 69 91), el cual está también en la web (www.saladier.com), y en sus perfiles de Facebook e Instagram.