inicio
Sábado 14 de diciembre de 2019
02/12/2019
preparar para imprimir

Saboreando Madrid en el puente de diciembre

Ensaladilla tradicional con boquerones caseros - La Barra de Sandó
Ensaladilla tradicional con boquerones caseros - La Barra de Sandó
         

Hace unos días que las luces navideñas iluminan las calles de la capital pero sin duda alguna, es el Puente de la Constitución el que da la bienvenida oficial a la Navidad, porque, ¿quién no monta el árbol o el Belén durante estos días de fiesta? Seguro que todos…

Y los pocos que nos quedamos en la capital, aprovechamos también para visitar Cortylandia; la Plaza Mayor -y reírse con los gorros más divertidos- o comprar las últimas novedades para el Nacimiento; o el tour por los enormes árboles iluminados, sin que falte la parada en la gigantesca bola de la Gran Vía, el gran atractivo de este año junto a la iluminación del Botánico

Mucho que hacer y que ver, y tanto propios como extraños tendrán que coger fuerzas, así que os proponemos una selección de restaurantes en los que reponerse del gentío y del frío, y a los que se puede ir andando desde la misma Puerta del Sol

 

Paseando por las zonas más céntricas y simbólicas de Madrid podemos comer bien, muy pero que muy bien, con propuestas para todos los gustos y a distintas horas del día…

 

  • Comenzamos nuestra ruta desayunando -o disfrutando de su genial brunch- en el emblemático Café del Nuncio (Segovia, 9. Madrid) que acaba de reabrir sus puertas recuperando toda su esencia. Empezando por la decoración, a cuya sala ha vuelto el antiguo mobiliario, con un invitado especial, un piano al servicio del público -que hay que saber tocar, claro-. Y siguiendo por su propuesta gastronómica con una cuidada selección de platos -que nos llevan un poco a un bistrot francés- y es ideal para comer o picar; sirven también chocolate con churros para merendar, es perfecto para pasar la tarde ‘copeando’ y después seguir con la cena… Infinidad de opciones para hacer una parada en nuestro recorrido, porque estos platos lo merecen, destacan: Lata de mejillones en escabeche casero con sus patatas fritas, Huevos en cocotte con foie y trufa, Sándwich de roast beef, rúcula y queso, Bocata de calamares ‘Café del Nuncio’ o los Callos y morros salteados a fuego lento. Por supuesto, tiene una buena oferta de cafés, vinos, vermús, cervezas y algunos cócteles. Multitud de opciones para este clásico madrileño -imprescindible para los foráneos- que vuelve a llenar de vida la escalinata de la Travesía del Nuncio con su gran terraza -con mantitas-…

 

  • Seguimos en La Latina, y nos vamos ahora a la Cava Alta -llena de encanto y menos conocida que la Baja- donde se encuentra Matritum (Cava Altawww.tabernamatritum.com), con más 20 años de vida y una impresionante bodega con 600 referencias, 40 de ellas disponibles por copas, sin duda, un auténtico santuario del vino. Para acompañarlas, de la cocina salen delicias como las Croquetas líquidas de suquet de carabinero, los Canelones caseros gratinados con bechamel, el Guiso de pochas de Navarra con codorniz Royal o su Cap i Pota (callos y morro estofados a fuego lento), todos ellos perfectos para el frío. 100% recomendable, al menos, tomarse un buen vino en la zona de barra con alguno de sus entrantes.
  • A tan solo 3 minutos andando está el original Al Settimo Cielo (Humilladero, 3. Madrid. Tel. 91 110 66 48. www.alsettimocielo.es). Su nombre ya es toda una declaración de intenciones que lleva al ídem con su cocina italiana con algún guiño a México. Su variada carta conquista con pizzas, lasagnas y alguna pasta fresca, ¿el secreto? Todas las masas las hace Marco a la manera más casera donde el cariño es un ingrediente más. Que nadie se vaya sin comerse a John Nieve y tomarse un buen tequila -para entrar en calor-  Si la cocina enamora, el original, colorido y divertido espacio no se queda atrás con una decoración ‘canalla’ a medio camino entre una galería de arte neoyorquina y una tienda de antigüedades... Merece la pena la parada.           

 

  • Nuestra próxima pista sigue siendo una propuesta internacional Páru Inkas sushi&grill (Atocha, 49. Madrid. Tel. 91 088 33 80. www.paru.es), en pleno barrio de Las Letras, al que llegamos tras un paseo por una de las zonas más cool y bohemias de Madrid. Aquí se puede disfrutar de la auténtica cocina fusión peruano-oriental elaborada con los mejores productos cocinados al grill con carbón. Destacan también los ceviches, tiraditos y los Inkas sushi unos originales rolls que se diferencian por enrollarse con una técnica única, lo que permite poner una mayor cantidad de relleno, menos arroz y resultan irresistibles. Y, seguimos bebiendo, le damos paso ahora al pisco, y es que el rincón Paru Inkas Bar, es el único en la capital con 20 especialidades de piscos macerados de elaboración propia. Irresistible…

 

  • Subiendo hacia la Plaza Mayor y entre abetos y figuritas -sí, esas que vamos a ir a comprar para montar el Belén-, se esconde un clásico entre los clásicos: Los Galayos (Botoneras, 5 - Plaza Mayor, 1. Tel. 91 366 30 28. www.losgalayos.net). Y es que este restaurante centenario combina a la perfección la cocina castellana tradicional con recetas más modernas. En la zona de barra cuenta con una apetecible carta de tapeo con raciones como las Puntillitas con huevos de corral y juliana de pimientos rojos y verdes fritos, los tan de moda Torreznos y no falta el castizo Bocata de calamares, que está muy bueno para tomar en la barra… En sus variados salones, que recorren también la historia de la ciudad y el paso de los años con distintas decoraciones, puede disfrutarse de platos tan deliciosos como su famoso Cochinillo asado de Espirdo o un auténtico Cocido madrileño, entre otras muchas propuestas que gustarán a toda la familia, para acabar con el estómago lleno y volver al paseo o a las compras con una sonrisa. Importante, su cocina es non-stop desde las 12 de la mañana.

 

  • Cruzando la Plaza Mayor, -hay que hacerse alguna foto antes de dejarla atrás- en el Madrid de los Austrias, aparece Taberneros ( www.restaurantetaberneros.com). La esencia de sus platos es castiza pero tiene un corazón muy internacional, de ahí que convivan desde unas clásicas Croquetas caseras de pringá, Callos a la madrileña o Rabo de toro a la cordobesa, junto a las Tortitas imperiales de carne mechada de puerco y salsa canalla, las Carrilleras de ternera al estilo thai  o la estrella de la casa: Ojos de Dragón (pastel de arroz relleno de pollo y curry). Todo maridado con las mejores etiquetas del mercado. Además, acaba de estrenar zona de barra, donde puede disfrutarse de una espectacular selección de vinos, con, por ejemplo, una Tosta de gambas ‘all cremat’ o unos Buñuelos de bacalao, coliflor, azafrán y mahonesa de wasabi

 

  • Y para finalizar, nos damos un paseo por la Gran Vía y un homenaje en el Restaurante Sandó (Isabel la Católica, 2 - 4. Tel. 91 547 99 11. www.restaurantesando.es) con el chef Isaac Fernández al frente de los fogones, Por otra parte, quienes vayan o vengan de Cortylandia, pueden acercarse también a La Barra de Sandó (www.barradesando.com), la propuesta más informal del hotel Santo Domingo, también con el sello del chef y un apetecible tapeo: Callos, Ensalada de codorniz escabechada y melocotones caramelizados, Ensaladilla tradicional con boquerones caseros… El alegre espacio ha sido también renovado y se integra perfectamente en el lobby del hotel. La parada ideal en el corazón de Madrid.

 

Diferentes opciones con ricos manjares para completar un puente redondo en familia, con amigos o ¿quién sabe? Quizás te apetece pasearte tranquilamente y disfrutar de Madrid… que con su bullicio te envuelve y nunca te deja solo.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: