inicio
Domingo 8 de diciembre de 2019
03/12/2019
preparar para imprimir

República Dominicana reunió en España a los académicos de la gastronomía dominicana e iberoamericana

 
 
    

Este 2019 está siendo el gran año de la gastronomía dominicana, que se ha impuesto como un atractivo emergente en la promoción turística internacional del destino. Todo comenzó el pasado enero cuando la capital, Santo Domingo, revalidó por segundo año consecutivo el reconocimiento de Capital de la Cultura Gastronómica del Caribe, otorgado por la Academia Iberoamericana de Gastronomía (AIBG). Y el broche de oro ha sido la celebración del evento “Experiencia República Dominicana en Madrid. Capítulo Gastronomía”, que ha reunido en la capital española, la pasada semana, a los miembros de la AIBG y a los representantes de la Academia Dominicana de Gastronomía (ADG).

La Oficina de Promoción Turística de República Dominicana para España y Portugal ha sido la promotora de “Experiencia República Dominicana en Madrid. Capítulo Gastronomía”, iniciativa que se ha desglosado en tres eventos principales: la presentación de la colección filatélica “América UAPEP: Comida Tradicional Dominicana”, ensalzando las virtudes culinarias del país caribeño; la celebración de un coloquio gastronómico, abierto a la prensa especializada, para abordar los orígenes y el grado de evolución de la cocina dominicana; y una cena a cargo de la chef dominicana Esperanza Lithgow con agencias de viajes y turoperadores españoles que comercializan el destino República Dominicana.

“Hemos vivido unas jornadas intensas y muy enriquecedoras en Madrid, que han sido posible gracias a la activa participación de la Academia Dominicana de Gastronomía y la Academia Iberoamericana de Gastronomía. Juntos hemos podido poner de manifiesto y trasladar a la industria turística española y a la prensa gastronómica que República Dominicana posee una cocina digna de ser conocida y valorada a nivel internacional”, comenta Karyna Font-Bernard, directora de la Oficina de Promoción Turística de República Dominicana para el mercado ibérico.

Despliegue de acciones

El primero de los actos vinculados con la gastronomía que han tenido lugar dentro de esta “Experiencia República Dominicana en Madrid” fue la presentación de la colección filatélica “América UAPEP: Comida Tradicional Dominicana”. Realizada a iniciativa del Instituto Postal Dominicano (Inposdom), esta colección se compone de 36.000 unidades en hojas de 12 sellos que reproducen la imagen de platos emblemáticos de la cocina dominicana preparados por Luis de la Nuez, chef ejecutivo de la ADG. El restaurante A’Barra, distinguido con una estrella Michelin, acogió a los académicos de la ADG y de la AIBG, junto a otras personalidades que se dieron cita en esta velada.

El evento central de “Experiencia República Dominicana en Madrid. Capítulo Gastronomía” ha sido el coloquio gastronómico celebrado en el Hotel Miguel Ángel y que ha tenido como ponentes a los miembros de la ADG y la AIBG. Moderado por Marcial Corrales, director y presentador del programa Paralelo 20 (Radio Marca), el intercambio de conocimientos y puntos de vista puso de relieve que la riqueza de la gastronomía dominicana encuentra su razón de ser en más de cinco siglos de historia. Así, el historiador Cristian Martínez señaló que la llegada de los españoles a América supuso el encuentro de dos culturas gastronómicas cuya unión dio lugar a algo nuevo y distinto que después evolucionó adquiriendo características profundamente originales.

Luis Ros, presidente de la ADG, expuso la labor de la Academia gastronómica que preside, una entidad sin ánimo de lucro formada por personalidades de distintos sectores económicos que comparten, precisamente, el compromiso de promover y divulgar el grado de excelencia alcanzado por la cocina dominicana tras quinientos años de constante evolución. En todo el país, pero sobre todo en Santo Domingo -tal como agregó el vicepresidente de la ADG, Sigfrido Pared-, se asiste hoy por hoy a una revolución de la alta cocina, protagonizada por cocineros formados en las mejores escuelas y con bagaje internacional. “Ellos están dando una nueva interpretación a la cocina tradicional dominicana, elevando los estándares de calidad, y todo ese trabajo debe conocerse más allá de nuestras fronteras y ser un aliciente al turismo”, añadió el secretario de la ADG, Enrique de Marchena.

De ahí también que la propia Academia seleccionara el pasado mes de mayo a los 10 mejores restaurantes de Santo Domingo y esté promocionando este selecto listado como referente de excelencia. Y en esta línea de iniciativas, Antonella Ruggiero, directora general de la AIBG, apuntó otros hitos, como la publicación de un “Diccionario de términos gastronómicos iberoamericanos” de todos los países que integran la Academia, que refleja el singular patrimonio culinario de toda Iberoamérica. “No olvidemos nunca que la gastronomía también es cultura”, afirmó Ruggiero en defensa del papel relevante de la cocina en la identidad de toda la comunidad iberoamericana.

Por su parte, el vicepresidente de la AIBG, José Carlos de Santiago, instó a las cadenas hoteleras a trabajar también en la promoción de esa identidad culinaria, incluyendo siempre en sus buffets y restaurantes un apartado de platos y especialidades locales. “No tiene sentido que los turistas que visitan un país no puedan disfrutar del descubrimiento de su gastronomía en los mismos hoteles en los que se alojan”, reiteró.

No se puede entender lo contrario justo en un país como República Dominicana, el único del mundo cuyo Ministerio de Turismo cuenta con una asesora gastronómica. La responsabilidad recae en Esperanza Lithgow, reconocida chef, que no sólo acompañó en el coloquio a los académicos de la ADG y la AIBG, sino que también diseñó el cóctel dominicano que siguió al coloquio.

Los académicos tuvieron otros dos extraordinarios compañeros de mesa redonda, el antropólogo Geo Ripley, que trabaja en el reconocimiento del casabe como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, y el director del Aula ‘Dieta Mediterránea y Vida Saludable’, Alejandro Bonetti, quien reivindicó el papel del aguacate en la dieta mediterránea como parte del intercambio de productos entre dos culturas gastronómicas separadas por un océano pero unidas en sus fundamentos.

Una cata dirigida de cinco exquisitos rones -bebida dominicana por excelencia- y otra cata de puros de La Casa del Tabaco pusieron la nota final distendida a un coloquio de profunda trascendencia y contenidos.

Al día siguiente llegó el momento de cerrar los actos del evento “Experiencia República Dominicana en Madrid. Capítulo Gastronomía” con la cena ofrecida en el Hotel Intercontinental Madrid a las agencias de viajes y turoperadores españoles. Viajes El Corte Inglés, Halcón Viajes, Nautalia y Soltour, entre otros conocidos operadores turísticos, figuraron entre los asistentes a un evento en el que nuevamente la chef Esperanza Lithgow supo hacer disfrutar a los presentes con lo mejor de República Dominicana gastronómicamente hablando. Por su parte, la directora de la Oficina de Turismo agradeció a la ADG y a la AIBG su participación en el evento y animó al trade turístico a presentar la gastronomía como un atractivo más de República Dominicana para el turismo español.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: