Al día

Reducir el desperdicio alimentario, conservar nutrientes y ahorrar tiempo: estas son algunas de las ventajas de consumir alimentos congelados

En una sociedad tan condicionada por la falta de tiempo, el consumo de congelados se ha disparado en los últimos años. La calidad y la comodidad de estos alimentos a la hora de cocinarse han ayudado a generalizar su uso. Además, el proceso de congelación no solo frena la degradación natural y evita cualquier tipo de bacteria en las comidas, sino que permite su conservación durante meses de una forma natural, haciendo posible que los consumidores disfruten de sus recetas preferidas todo el año.

Según el estudio conjunto de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), el 70% de los hogares españoles consumen congelados al menos una vez a la semana. Te contamos los grandes motivos que explican el éxito de este tipo de alimentos:

1- Los congelados te ayudan a reducir el desperdicio de alimentos

Cada año se tiran toneladas de comida desaprovechada, algo aún más común si hablamos de productos frescos como las verduras: tres de cada cuatro hogares españoles tiraron a la basura comida y bebida en 2020, con una media de 31 kilos/litros por persona. En total, en el cubo de la basura de las familias españolas terminaron 1.364 millones de kilos/litros de alimentos1.

Las verduras congeladas permiten que el consumidor pueda tener un mejor control de las porciones, conservando lo que no vaya a consumir y reduciendo así el desperdicio de alimentos.

2- La congelación garantiza la conservación de los nutrientes gracias

La congelación es una forma eficiente de conservar el contenido nutricional de los alimentos durante su almacenamiento. Está demostrado que la congelación ralentiza drásticamente las reacciones químicas, que pueden causar pérdida de color, sabor y nutrientes, e impide la actividad bacteriana.

Al “presionar pausa” a estos procesos naturales, la congelación rápida puede mantener las verduras tan ricas y nutritivas como recién cosechadas durante largos periodos de tiempo. Findus establece como consumo preferente un periodo de hasta 18 meses sin que los consumidores pierdan un ápice de sabor, textura y calidad en sus platos. Como ejemplo, las espinacas primavera de Findus están recogidas y ultracongeladas en un periodo muy próximo a su cosecha, lo que permite que el consumidor disfrute de ellas como si salieran de su huerta.

3- Para ahorrar tiempo en la cocina, los congelados son tu mejor aliado

Sabiendo que la falta de tiempo es uno de los grandes retos para los consumidores hoy en día, los ingredientes congelados son la solución para quienes no renuncian a calidad, sabor y facilidades a la hora de elaborar cualquier plato. Así, este tipo de productos, tan sabrosos como los frescos, reducen las horas de preparación de las recetas, tanto para las elaboradas y de mayor complicación que se plantean en una ocasión especial como para los menús del día a día.

 

Findus y la sostenibilidad

Findus mantiene un compromiso con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Por eso, lleva a cabo varias iniciativas para proteger el entorno y conseguir que las cosechas de sus materias primas sean cada vez más responsables con la naturaleza, ahora y en el futuro. Para 2022, el 100% de sus envases de consumo será reciclable y para finales de 2025, la compañía se compromete a que el 100% de sus verduras se cultive utilizando prácticas agrícolas responsables. Además, trabaja en estrecha colaboración con WWF, el mayor protector de la biodiversidad del mundo, para identificar y desarrollar métodos agrícolas sostenibles que aumenten la cosecha, entre otras cosas, para asegurarnos de que, el día de mañana, exista una cosecha para todos. 

Cómo sacar todo el partido a los congelados con Findus

Findus propone una selección de productos congelados que ofrecen calidad en la mesa, con opciones tanto para los que disfrutan entre fogones como para los que no tienen demasiado tiempo para cocinar y son perfectas para disfrutar a la mesa en familia. Así, ya sean verduras congeladas, platos de carne y pescado o sin proteína animal, o recetas ya elaboradas, siempre hay una solución para cada momento con las ofertas de Findus; estos son solo algunos ejemplos:

  • Veggie Bowls de Green Cuisine: una manera muy colorida de incluir más verduras, cereales y legumbres en el día a día, de forma sencilla y sin renunciar al sabor. Además, hay muchas opciones: con bulgur, calabacín y garbanzos; quinoa con verduras; trigo sarraceno con calabaza y garbanzos o avena integral con lentejas y zanahoria.
  •  
  • Salteados, preparados y pescado: setas, sofritos, verduras troceadas, atún o salmón, un preparado de paella… la intención es clara: ahorrar tiempo en la cocina a la hora de dar con un menú sabroso y variado, haciendo sencillas las recetas más complicadas.
  •  
  • De primero, verduras: un ingrediente que nunca puede faltar en la mesa y que es tan versátil que encaja con el resto de platos, siempre, es la verdura. Findus lo simplifica ofreciendo una gama amplísima de opciones para el consumidor: guisantes, judías en distintas variedades, espinacas, alcachofas, brócoli, coliflor, habitas, acelgas, espárragos, grelos, cardo…

www.findus.es