Al día

Protección solar y protección del medio urbano contaminante

Consejos expertos de Estrella Pujol

El mejor consejo antiedad de todos los tiempos y con más estudios que lo respalden es el uso de fotoprotectores. El sol es el mayor causante del envejecimiento prematuro y por ello es imprescindible proteger adecuadamente la piel de todo el cuerpo y especialmente la del rostro, que por permanecer siempre expuesto es en el que se aprecian antes los signos de envejecimiento.

Sin embargo, al sol se le suman otros contaminantes y agentes nocivos a los que nos exponemos a diario y de los que conviene estar correctamente protegido con un filtro urbano.

Principales agentes causantes de envejecimiento prematuro:

  • RADIACIÓN UV.
  • (particulate matter). Mezcla de partículas suspendidas en el aire de distintas formas y tamaño siendo las más pequeñas las más peligrosas por poder penetrar a través de los poros de la piel.
  • (hidrocarbonos policíclicos aromáticos).
  • METALES PESADOS. Polución.
  • HUMO DEL TABACO.
  • POLUCIÓN DOMÉSTICA. Calefacción, polvo de construcción, vapores de pinturas y barnices, sistemas de refrigeración, productos de limpieza, etc.
  • LUZ AZUL (HEV).

La contaminación ambiental se deposita en nuestra piel generando radicales libres, sequedad, pudiendo producir la aparición de alergias y reacciones que debilitan el equilibrio natural de una piel sana.

¿Qué podemos hacer en casa?

  • LIMPIEZA FACIAL CONSCIENTE. Como hemos visto, en este paso al final del día lo que queremos lograr es liberar la superficie de la piel de restos de maquillaje, filtro solar y todas las sustancias nocivas que puedan haberse posado sobre nuestra piel. Después de retirarlas con la ayuda de un producto de base oleosa que los descomponga, procederemos a una segunda limpieza que retire los residuos y deje la superficie limpia y fresca. Lo ideal es elegir un producto adaptado al tipo de piel: leche, bálsamo, aceite, gel o espuma, lo importante es trabajarla concienzudamente sobre la piel y retirarla completamente.

Por la mañana recomendamos hacer una única limpieza que ayude a retirar restos de sudor y producto para preparar la piel para aplicar su tratamiento y protección diarios.

  • ACTIVOS. Con la piel limpia, por la mañana aplicaremos un serum rico en antioxidantes que refuerce el sistema inmune de la piel y actúe junto al filtro solar como barrera de los contaminantes. Son adecuados activos como la vitamina C, Ginkgo Biloba, Centella Asiática o las vitaminas del grupo B.

Por la noche sin embargo, preferiremos un serum reparador, calmante y detoxificante con activos como el aceite de Moringa, la Alantoína o el extracto de la hoja de olivo.

  • Después de los antioxidantes y de la hidratación, cada mañana protegeremos la epidermis con un filtro solar UV de amplio espectro.

En el mercado actualmente podemos encontrar filtros urbanos específicos que luchan conjuntamente contra los contaminantes urbanos y la luz azul.

Protocolo profesional en cabina

Uno de los protocolos con los que podemos reforzar los tejidos de la piel para prevenir y luchar contra el envejecimiento prematuro es sin duda la Radiofrecuencia, que también es una de las terapias más efectivas contra la flacidez.

La Radiofrecuencia emite unas ondas electromagnéticas capaces de penetrar hasta la dermis profunda y las capas sub-dérmicas, donde producen un aumento de la temperatura hasta los 39oC - 46oC responsable de generar la síntesis de nuevas fibras de colágeno y la recuperación de la firmeza, lozanía, luminosidad y vitalidad menguadas en los tejidos.

Es un protocolo no invasivo y muy agradable para el cliente, quien lejos de sentir un calor molesto, gracias al cabezal aplicador que mantiene una temperatura fría, solo nota un ligero calor reconfortante.

Los efectos de la radiofrecuencia, aunque se perciben desde la primera sesión, no son 100% evidentes hasta transcurrido un mes, es por ello que en Oxigen recomendamos no alterar la temperatura lograda durante la sesión, es decir, no mojar el rostro durante las siguientes horas al tratamiento.

Duración de la sesión: 90 min.

Precio por sesión: 156€

Sesiones recomendadas: para el tratamiento de choque 4 sesiones. Mantenimiento bimensual.