Al día

El presente y el futuro del supply chain: los retos de la nueva logística

Los modelos de la cadena de suministro del futuro son ya nuestro presente. La cadena de suministro ha dejado de ser un proceso lineal, centrado en realizar y cumplir con pedidos solicitados por un cliente que se encontraba situado al final de su operativa, para convertirse en un proceso circular con el consumidor en el centro de sus operaciones.

Saber reinventarse y adaptarse a nuevos canales puede suponer todo un reto, pero es la única opción posible para cumplir con las demandas actuales de los consumidores. Diferentes innovaciones tecnológicas, ligadas a la digitalización, nos brindan la oportunidad de evolucionar junto a nuestros clientes, ofreciéndoles así el servicio que en estos momentos solicitan.

Por ello, es necesario que la cadena de suministro se actualice con el fin de que las empresas añadan valor de forma constante a sus modelos de distribución y mantengan al cliente en el centro de sus operaciones de una manera rentable.

La transformación del mercado: de la cadena de suministro a la cadena de valor

Actualmente, la cadena de suministro está viéndose afectada por varias fuerzas existentes en el mercado, entre ellas una economía globalizada, con diferentes y variadas tendencias de consumo y una mayor competencia; la multiplicidad de canales de venta, a causa de la revolución digital; la volatilidad de la demanda para cumplir con los nuevos hábitos del comprador; y la competencia disruptiva, con nuevos players que están accediendo al mercado y cambiando las expectativas.

Teniendo en cuenta estas variables, observamos cómo el comportamiento del consumidor y los modelos de cadena de suministro han cambiado. La globalización brinda nuevas oportunidades que deben seguir siendo rentables y flexibles. Además, es crucial entender las necesidades específicas del consumidor, ajustar el servicio y descubrir lo que aumentará su fidelidad para que el servicio cumpla con los estándares más exigentes de la experiencia de cliente.

Para poder abordar estos cambios, es imprescindible entender la transformación que ha sufrido el mercado y las soluciones específicas existentes para digitalizar la cadena de suministro. Con sistemas flexibles se puede dar respuesta al comportamiento actual del consumidor, identificar clientes y líneas de productos rentables, ofrecer un servicio al cliente óptimo a través de los canales adecuados, gestionar los niveles de stock y realizar entregas a tiempo sin errores.


Digitalización del supply chain: la transformación de las operaciones de almacén

La optimización de las operaciones de almacén son hoy en día un factor crucial para la mejora del rendimiento y la eficacia de las organizaciones. Teniendo en cuenta que la distribución es la encargada de hacer llegar los productos terminados a los clientes, el almacén es el núcleo fundamental de todo el engranaje. Por tanto, al ser los distribuidores el intermediario, deben reaccionar y adaptarse a los cambios en el comportamiento de los consumidores.

Tradicionalmente, el almacén era un área de alta intervención manual y, por lo tanto, con mayor riesgo de error humano. Actualmente, las tecnologías emergentes basadas en la imagen, en la captura cíclica de datos o en el lenguaje a través de Inteligencia Artificial (IA) están en constante evolución ofreciendo una experiencia del profesional más sencilla y mejorada y consiguiendo así la eficiencia del negocio con datos actualizados y precisos. De este modo, las tecnologías digitales convergen para hacer frente a los desafíos clave de los mercados globales, las expectativas de los clientes, la eficiencia y la competencia.

La predicción de la demanda: conector clave entre la cadena de suministro y el cliente

La previsión adecuada de la demanda proporciona a las empresas información valiosa sobre su potencial en el mercado, permite tomar importantes decisiones basadas en datos y llevar a cabo estrategias de crecimiento empresarial. Es importante que los distribuidores tengan una buena comprensión de la predicción de la demanda para mejorar el cash flow y la rentabilidad del negocio.

Los avances en Inteligencia Artificial, Machine Learning y Big Data permiten obtener ratios de predicción más precisos que nunca. La revista Consumer Goods Technology señala que Machine Learning puede ayudar a reducir hasta un 50% los errores de predicción. Las ventas perdidas debido a la falta de stock se están reduciendo hasta un 65% mediante el uso de estas técnicas. La optimización del inventario, en el rango de 20% a 50%, también se está logrando si se utilizan sistemas de gestión de la cadena de suministro basados en aprendizaje automático. Gartner predice que, para 2020, el 95% de los proveedores confiarán en Machine Learning.

La solución Prodware Demand Forecasting mejora las potentes funcionalidades de Machine Learning y los niveles de rendimiento. Ha recibido el premio concedido por Microsoft España a la Mejor Solución y Propiedad Intelectual en 2020 por sus funcionalidades innovadoras. Combina un motor de previsión de demanda que se ejecuta sobre Microsoft Azure con tecnología de Microsoft Dynamics 365 e impulsado por Power BI.

La tecnología puede proporcionar la solución necesaria y más efectiva para resolver los retos emergentes a los que se enfrentan los distribuidores en el mercado. Permite evolucionar al mismo ritmo que las demandas de los consumidores hacia una cadena de suministro de valor y calidad. Reduce la brecha, transforma tu supply chain hoy para obtener las recompensas del mañana.