Al día

¿Qué podemos hacer por el Medio Ambiente?

Como cada año, desde hace ya varias décadas, el 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, un día mediante el cual la ONU pretende sensibilizar a la sociedad en favor de unos mejores hábitos para preservar el medio ambiente. El objetivo de esta fecha es hacernos reflexionar acerca de todas las tareas pendientes que tenemos con la naturaleza y sobre cómo podemos aportar nuestro granito de arena para cuidar del planeta. Constantemente leemos noticias relacionadas con el medio ambiente y la sostenibilidad, pero muchas veces nos preguntamos qué es lo que podemos hacer de forma individual para apoyar esta causa. En línea con su compromiso de sostenibilidad, Arla nos deja algunas ideas con las que celebrar este día y que, además, podremos incluir en nuestra rutina para cuidar y proteger el medio ambiente todos los días. Cada pequeña acción cuenta, comienza hoy tu revolución sostenible con estos consejos:

 

·         La información es poder

Mantenernos informados es crucial para poder conocer de qué forma podemos ayudar al medio ambiente. Esto va más allá de leer las noticias relacionadas con la sostenibilidad, también debemos obtener datos de valor con respecto a nuestros hábitos y nuestra alimentación. Leer las etiquetas de los productos que consumimos, estar al día sobre las actividades de responsabilidad ambiental de las empresas que los comercializan, indagar en libros de nutrición, alimentación consciente y gastronomía sostenible, seguir las noticias de las instituciones oficiales sobre salud y nutrición, etc.

 

·         Comer saludable es saludable para el planeta

Por más que nos quieran hacer creer que existe algún secreto milagroso para alimentarnos de forma saludable, lo cierto, es que no lo hay. El mayor y único secreto es comer alimentos naturales y sostenibles. Porque llevar una alimentación saludable no solo nos ayuda a cuidar de nuestra salud, sino también de la salud del planeta. Alimentarnos de productos naturales, sin aditivos, colorantes ni conservantes, productos de temporada y huir de los ultraprocesados nos ayudará a mejorar nuestra huella ecológica. Prestar atención a los productos que adquirimos exige también que examinemos a las empresas a las que compramos y en las que confiamos. Cada vez más, las compañías comparten en sus webs sus programas y actividades relacionadas con la sostenibilidad, Arla por ejemplo, tiene publicados todos sus informes de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). En él la cooperativa comparte todas sus actividades en favor del medio ambiente. Concretamente su informe de 2020 recibió un prestigioso premio de RSC en Dinamarca.

 

·         Reduce y recicla

Hay muchas maneras de reducir y de reciclar, y no solo es la de separar el plástico, el papel y el vidrio. También es importante comprar y consumir solo lo que vamos a usar, sacando el máximo partido a todos los productos para reducir el desperdicio alimentario. Existen miles de recetas de aprovechamiento, también conocido como trash cooking, con las que podremos preparar platos ricos con pocos ingredientes. Esto fomentará un consumo más consciente que nos ayudará a reducir el gasto innecesario de recursos. Planificar nuestras comidas también nos permitirá aprovechar mucho mejor nuestros productos.

Arla se toma muy en serio su compromiso con el medio ambiente y con la salud de sus consumidores, incentivándoles a llevar una alimentación nutritiva y sostenible que reduzca la huella medioambiental. De este modo, la filosofía de la empresa encuentra a su mejor aliado en la combinación equilibrada de llevar una alimentación en sintonía con nuestra mente (filosofía mindful eating), cuerpo y planeta.