inicio
Miércoles 21 de noviembre de 2018
17/10/2018
preparar para imprimir

De los océanos a nuestro organismo. Así nos afectan los microplásticos presentes en agua

 
 
   

Los microplásticos, pequeñas partículas de plástico de menos de 5 milímetros, suponen un peligro para el medioambiente y actualmente son una de las principales causas de contaminación en océanos, lo que repercute tanto a la vida marina como al ser humano.

Según la ONU, en su comunicado referente al Día Mundial del Medio Ambiente, la contaminación de plásticos se ha convertido en uno de los desafíos más importantes de nuestro tiempo:13 millones de toneladas de plástico se vierten en el océano cada año, los que tardan más de 100 años en degradarse en el medio ambiente.

En su caso, Laboratorios Quinton, farmacéutica dedicada a la fabricación de productos naturales a base de agua de mar microfiltrada en frío, ha realizado un análisis de microplásticos en la materia prima utilizada para la elaboración de sus productos de terapia marina, agua extraída del Golfo de Vizcaya. Esta tarea ha sido remitida a un Laboratorio externo, acreditado por ENAC, para verificar, desde su departamento de calidad, que en dicha materia prima, agua de mar, no se ha dado presencia alguna de microplásticos.

La técnica utilizada ha consistido en comparar con un blanco de agua ultrapura que no da presencia de microplásticos con un patrón que da positivo en los mismos. El Laboratorio ha llegado a la conclusión de que en el agua marina de Quinton no se encuentra ningún residuo plástico. De esta manera, aseguran que la ingesta de sus productos no causa ninguna de las patologías que el agua de mar con microplásticos podría provocar.

¿Cómo sucede esto? Los contaminantes se adsorben en las partículas de microplásticos y el zooplancton los ingieren. Estos pequeños organismos se encuentran casi en la base de la cadena alimentaria marina, por lo que multitud de especies se alimentan de ellos, y aumenta el riesgo de que los contaminantes lleguen hasta el ser humano.

Un estudio de la Universidad de Melbourne muestra que los microplásticos pueden ser un vector de contaminación química de la cadena alimentaria que aumenta la exposición a contaminantes hormonales e impacto en la movilidad, reproducción y desarrollo. Y es que un estudio hecho por consumidores de marisco en Europa confirmaba que cada persona consume alrededor de 11.000 microplásticos al año. En el ser humano, del 99% de microplásticos que se ingieren, al menos un 1% se queda en los tejidos.

Actualmente, políticas mundiales y europeas están luchando por crear ese cambio, así como empresas concienciadas con la salud medioambiental, como Laboratorios Quinton, que aseguran la ausencia de la presencia de microplásticos en sus productos. 

 

Sobre Laboratorios Quinton

En 1996, Joan Miquel Coll, un emprendedor español vinculado al sector farmacéutico, adquirió los laboratorios y obtuvo la patente del protocolo de producción desarrollado por René Quinton, creando en Alicante Laboratorios Quinton Internacional. 

El nuevo laboratorio, que el pasado año celebró su vigésimo aniversario, cuenta con unas amplias instalaciones funcionales y equipadas con las últimas tecnologías. Su unidad farmacéutica de producción cumple con la norma ISO 9001 y posee el Certificado Europeo de Buenas Prácticas de Fabricación (BPF/GMPs). Los Vortex planctónicos de donde se extrae el agua de Mar están protegidos por leyes marítimas internacionales. La extracción de agua de Mar Quinton se controla escrupulosamente para garantizar su preservación, mediante unas técnicas de filtrado en frío exclusivas conformes con la Farmacopea europea, y para su preparación posterior en cámaras blancas de clase A para elementos termolábiles, según el protocolo original de René Quinton.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: