inicio
Viernes 20 de septiembre de 2019
05/04/2019
preparar para imprimir

Moët & Chandon declara 2012 un Grand Vintage

 
 
  

La Maison francesa de champagne presenta una cosecha suave, armoniosa y fresca

Es un orgullo para Moët & Chandon presentar el Grand Vintage 2012, su 74º Grand Vintage, y Grand Vintage Rosé 2012, el Grand Vintage Rosé número 43, las últimas joyas de su valiosa Grand Vintage Collection y destacables ejemplos de la excelencia y el legendario savoir-faire de la Maison.

Los champagnes de Moët & Chandon Grand Vintage son vinos finamente envejecidos de carácter distinguido, creados por primera vez en 1842 para satisfacer las demandas de los connoiseurs británicos y estadounidenses de vinos más maduros. Cada Grand Vintage es único, creado en torno a la libertad de interpretación del Chef de Cave, a partir de una selección de los vinos más destacados de un solo año, y el respeto por la individualidad de cada cosecha.

Madurado durante 5 años, Grand Vintage 2012 evoca la transición de la primavera al verano, con una cierta suavidad acompañada de frescura y armonía. Este Grand Vintage destaca por el predominio de Chardonnay (41%) y una marcada presencia de Meunier (26%), desafiando la supremacía de Pinot Noir (33%). "Los vinos elaborados con uvas negras, especialmente el Meunier, generalmente frágil, fueron particularmente buenos en 2012, lo que explica por qué constituyen una parte importante del assemblage", señaló Benoît Gouez, Chef de Cave de Moët & Chandon.

En 2012, la helada invernal duró desde una fría primavera hasta el verano, cuando un calor seco y sofocante devolvió la vida a los tallos de la vid, produciendo una cosecha pequeña pero excepcional de la fruta más dulce y más ácida que la región de Champagne había visto en una década. "Este Grand Vintage es un vino suave, fresco y armonioso que se revela lentamente pero con una garantía suave, como la suave transición de la primavera al verano, y envuelve el paladar buqué fresco pero equilibrado."

Por su parte, Grand Vintage Rosé 2012 también evoca la transición de la primavera al verano, con una cierta delicadeza acompañada por una frescura y matices distintivos de coral.

Con una dosis de 5g/L, Grand Vintage 2012 y Grand Vintage Rosé 2012 son los únicos champagnes Moët & Chandon distinguidos como extra brut. La experiencia y la incomparable herencia de la Maison Moët & Chandon dan lugar a este excepcional vino, perfecto para celebrar un #moetmoment inolvidable.

LA COLECCIÓN GRAND VINTAGE, UN PUNTO DE DISTINCIÓN

Cada vez que se lanza un Moët & Chandon Grand Vintage, se convierte en parte de la Grand Vintage Collection de la Maison, una colección de los mejores champagnes de la Maison francesa que abarca más de 150 años. Únicamente 73 vendimias finamente envejecidas han sido lanzadas en más de 170 años desde 1842 hasta la actualidad. Esta colección está protegida en las bodegas de Grand Vintage Reserve en Epernay para una madurez más refinada. Una de las colecciones más grandes y prestigiosas de champagnes vintage, la Grand Vintage Collection celebra las joyas de la excelencia y el savoir-faire legendario de Moët & Chandon, apreciado por los connoisseurs de los mejores champagnes.

Desde 2007, la introducción de cada nuevo Grand Vintage ha estado acompañada por una selección de los vinos más antiguos de la Grand Vintage Collection. Los vinos asociados con un Grand Vintage recién lanzado comparten ciertas similitudes de cosecha, ensamblaje o estilo que resaltan su personalidad y potencial. Largas estancias en las oscuras bodegas con un posterior desagüe permiten que estos refinados champagnes profundicen aún más su complejidad y sofisticación.

El nuevo Moët & Chandon Grand Vintage 2012 estará acompañado por Grand Vintage Collection 2002 y Grand Vintage Collection 1992. Estas 3 añadas son reconocidas por su equilibrio perfecto con altos niveles de cuerpo y acidez y su madurez consumada. Grand Vintage Collection 2002 y Grand Vintage Collection 1992 ilustran el fuerte potencial de envejecimiento del 2012 y proyectan su maduración hacia el futuro. Se trata de tres sofisticados champagnes, perfectos para ser apreciados y saboreados juntos en una experiencia de cata única y excepcional.

NOTA DE CATA. GRAND VINTAGE 2012

CLIMA Y COSECHA: 2012 fue un año sin precedentes en los anales de la vinificación. Pese a las numerosas pruebas y tribulaciones, los resultados han sido más que prometedores. La naturaleza enfrentó a los viñedos a prácticamente todo tipo de adversidades meteorológicas. Heladas en invierno, heladas a principios de primavera, heladas a finales de primavera, lluvias torrenciales, tormentas de granizo, un periodo frío durante la floración y, finalmente, un calor hirviente y escasez de agua a finales del verano, han puesto a prueba a las enredaderas y los viticultores. Sin embargo, gracias a un cambio de suerte que únicamente podría ocurrir en la región de Champagne, ¡un mes después se declaró 2012 una de las grandes añadas!

ASSEMBLAGE: la estructura del Grand Vintage 2012 está compuesta por un 41% Pinot Noir, del cual un 13% es vino tinto, un 33% Chardonnay y un 26% Meunier.

DEGÜELLE: Febrero 2018.

UN COLOR CLARO Y ATRACTIVO: amarillo pálido brillante, con reflejos verdes y una gota fina y persistente.

UN BUQUÉ FRESCO Y APETITOSO: los matices iniciales de notas de flores blancas frescas evolucionan hacia notas dulces salpicadas con matices de nuez fresca, avellana y cáscara. Acompañan notas de frutas crujientes, recién maduras, con aromas de pera, melocotón blanco y nectarina.

UN PALADAR SUAVE Y ENVOLVENTE: la primera impresión es acogedora, fluida y envolvente. Posteriormente, la textura se expande, suave como el cashmere. La dulzura inicial gradualmente da paso a una estructura más ácida que se extiende y persiste para crear una nota final de tangidez con un toque de yodo subrayado por un apetitoso matiz de pomelo rosado.

NOTA DE CATA. GRAND VINTAGE ROSÉ 2012

Grand Vintage 2012 y Grand Vintage Rosé 2012 comparten CLIMA Y COSECHA.

ASSEMBLAGE: Grand Vintage 2012 Rosé está formado por un 42% Pinot Noir, del cual un 13% es vino tinto, un 35% Chardonnay y un 23% Meunier.

DEGÜELLE: Febrero 2018.

UN COLOR LUMINOSO: rosa coral con matices de naranja y una gota fina y persistente.

UN BUQUÉ FRESCO Y GRATIFICANTE: las refrescantes notas iniciales de pomelo rosado y naranja sanguina son seguidas por notas de frutas de hueso rojas como la cereza Morello antes de terminar con más matices botánicos de fresa salvaje y ruibarbo.

UN PALADAR SUAVE Y DELICADO: la primera impresión es suave y sedosa. La textura, inicialmente delicada, se impone en un final ligeramente astringente con notas de frutas de hueso como ciruela Victoria o ciruela damson.

www.moet.com  - #moetmoment



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: