Al día

El intercambio de casas se dispara en agosto y roza un incremento del 500% con respecto al inicio del verano

En un verano marcado por la crisis del Covid-19, el turismo ha tenido que reinventarse para salvar su campaña más importante. El viajero apostaba firmemente por un turismo de proximidad ante la incertidumbre de no saber cómo evolucionaría la situación y en qué medida podría afectar a sus planes de viaje. Por ello, el intercambio de casas se ha posicionado como una de las alternativas clave para disfrutar con seguridad de este periodo estival, al proporcionar espacios privados con todas las comodidades para sentirse como en casa y flexibilidad en las políticas de cancelación.

Así lo confirman datos de HomeExchange, la comunidad nº1 de intercambio de casas a nivel global. Esta plataforma ha multiplicado por casi seis veces su actividad, lo que representa un aumento en las peticiones que roza el 500% (478,72%) con respecto al inicio del verano. Esto ha significado que las pernoctaciones registradas durante el mes de junio ascendiesen a 20.056, las de julio alcanzasen las 95.643 y las de agosto las 116.069. De manera que las previsiones para septiembre se sitúan ya en 12.957, a pesar de ser un mes menos vacacional porque supone la vuelta a la rutina de la mayoría de los usuarios.

Asimismo, de junio a agosto se ha registrado un aumento de más del 650% (653,23%) en las conversaciones para realizar intercambios de casa en España a través de la plataforma, lo que demuestra el interés por conocer rincones de nuestro país y alejarse de experiencias masificadas que impidieran disfrutar de la tranquilidad o el cumplimento de las normas o los protocolos de seguridad establecidos para hacer frente al coronavirus.

 

Reservas de última hora y turismo nacional, la combinación más utilizada por los españoles

Según un estudio realizado por HomeExchange entre los miembros de su comunidad, entre un 70% y un 80% de los intercambios realizados durante el verano se han formalizado el mes anterior o el mismo mes en el que se iba a viajar. Esto lleva a pensar que, en septiembre, si la situación lo permite, es posible que las solicitudes de intercambio se incrementen con respecto a los registros actuales.

Estos planes de última hora son los que han favorecido que mayoritariamente se haya apostado por visitar destinos nacionales, siendo Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco e Islas Baleares las comunidades autónomas más solicitadas. En cuanto a las ciudades, San Sebastián, Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia han sido las preferidas por los españoles a la hora de organizar sus viajes. De cara al otoño, la situación se prevé muy similar, puesto que las solicitudes de intercambio se centran en las regiones de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Canarias.

A nivel internacional es cierto que, según ha ido pasando el verano, los turistas han mostrado una mayor confianza para viajar al extranjero, pero las cifras se han quedado lejos de las registradas en 2019, que en junio representaron un 57% de las peticiones frente al 26% de este año. En julio del pasado ejercicio alcanzaron el 60% y en 2020 se han quedado por debajo de la mitad de las solicitudes, concretamente en un 28%. Si centramos el análisis en agosto, la demanda de intercambios en 2019 se situó en un 68% frente al 29% de este año. Los destinos más solicitados por los usuarios que en sus vacaciones veraniegas se han animado a cruzar las fronteras han sido Francia, Portugal, Alemania e Italia.

"El coronavirus ha golpeado de lleno la campaña de verano, tanto desde una perspectiva de negocio como en las expectativas de los veraneantes. Por eso, tenemos claro que el intercambio de casas es y será la alternativa ideal para los viajes de muchos españoles, tal y como lo demuestran los más de 3.200 nuevos miembros que hemos registrado en nuestra plataforma desde principios de junio. En HomeExchange, además de cumplir con los objetivos de quienes deseen viajar de una forma más humana, responsable y económica, también ofrecemos la posibilidad de disfrutar de una casa con total seguridad, incluso si se decide viajar en el último momento”, indica Pilar Manrique, responsable de HomeExchange en España.

 

Un modelo de turismo seguro, flexible y responsable para disfrutar de los últimos días de verano

El intercambio de casas es una alternativa real y responsable al turismo tradicional. Y, en un contexto en el que el precio es uno de los primeros criterios de elección de los veraneantes, esta forma alternativa de viajar permite un ahorro medio del 30% en el alojamiento, lo que la convierte en una opción accesible a todos los perfiles de usuarios.

Por ello, quienes estén pendientes de organizar sus vacaciones para los próximos días o semanas y aún no tengan nada planificado, con HomeExchange podrán encontrar un modelo de turismo seguro, que favorece la economía local y permite descubrir la riqueza de las diferentes costumbres que brinda cada destino. Para ello, resulta fundamental la comunicación previa entre el huésped y su anfitrión, que dará las claves necesarias para disfrutar de la estancia como un local y aclarará cualquier tipo de duda relacionada con las medidas de seguridad con las que cuenta la casa para proteger la salud de quienes la visiten.

Por su parte, HomeExchange ofrece la máxima flexibilidad en su política de cancelación para dar respuesta a un entorno cambiante y transmitir a los miembros la tranquilidad de que cualquier modificación en sus planes no tendrá ningún tipo de coste económico.