Al día

Un informe de la ONU destaca el crecimiento de las pesquerías certificadas con MSC y afirma que la pesca sostenible ayuda a mantener la biodiversidad en los océanos

El informe Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica 5 de la ONU recoge el progreso hacia las Metas Aichi para la Diversidad Biológica (2010-2020) [1] y describe siete transiciones necesarias para alcanzar los objetivos 2030 y la visión acordada para 2050: "Vivir en armonía con la naturaleza". El informe dice que donde se han introducido buenas políticas de gestión pesquera, que incluyen evaluaciones de poblaciones, límites de captura y control del cumplimiento, la abundancia de poblaciones de especies marinas se ha mantenido o recuperado. También señala que la pesca sostenible depende de ecosistemas oceánicos saludables, destacando el crecimiento de las pesquerías certificadas según el estándar mundialmente reconocido de MSC para la pesca sostenible como progreso hacia el logro de las Metas Aichi y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 de la ONU, "Vida submarina".

El director de ciencia y estándares de Marine Stewardship Council, Rohan Currey, ha afirmado:
“Los océanos albergan una extraordinaria diversidad de vida y constituyen más del 90% del espacio habitable del planeta. La pérdida de especies y hábitats que se destaca en el informe de la ONU sobre biodiversidad no solo afecta la supervivencia de otras especies, sino también de los humanos: miles de millones de personas dependen de la pesca como su principal fuente de proteínas.

"Hay esperanza. En todo el mundo, las pesquerías grandes y pequeñas están demostrando que es posible ser más productivo y rentable manteniendo poblaciones de peces saludables, minimizando los impactos en los ecosistemas marinos y siguiendo buenos sistemas de gestión al cumplir con los criterios que establecemos para la pesca sostenible.
“En la actualidad, más del 15% de la captura mundial está certificada según el estándar MSC, y nos hemos fijado un objetivo ambicioso de que más de un tercio de los desembarques participen en el programa MSC para 2030.

La certificación MSC reconoce el desempeño de las pesquerías en consonancia con muchos de las Metas de biodiversidad Aichi y, si bien el progreso lleva tiempo, hay grandes ejemplos de progreso e innovación.

“Hacer que la pesca sea sostenible se puede lograr mediante amplios compromisos y el liderazgo de organizaciones de las comunidades pesquera, minorista, gubernamental, de conservación y científica. Ya hemos logrado mucho juntos, ahora es el momento de redoblar nuestros esfuerzos para acabar con la sobrepesca y su impacto negativo en la biodiversidad ”.


[1] Los líderes mundiales en Río de Janeiro acordaron acciones para abordar el rápido declive de la biodiversidad en todo el mundo en 1992. Un tratado internacional, el Convenio de la Diversidad Biológica, fue ratificado por 196 países. El objetivo de la convención era detener el declive masivo de la biodiversidad mediante el uso sostenible y justo de los recursos naturales. En 2010, se establecieron cinco objetivos estratégicos y 20 metas, conocidas como las Metas Aichi para la Diversidad Biológica, para ayudar a frenar el declive. Las Metas Aichi y de progreso relevantes para la pesca son:


Meta 3: en general, se ha avanzado poco durante la última década en la eliminación, eliminación gradual o reforma de los subsidios y otros incentivos potencialmente dañinos para la diversidad biológica. En 2018, se gastaron 10 mil millones de dólares en ayudas que promueven la pesca sostenible, mientras que 22 mil millones de dólares se gastaron en ayudas vinculadas a la sobrepesca mediante la expansión de las flotas nacionales.

Meta 6: la ordenación y captura sostenible de pescado ha "avanzado mucho", y el 37% de los países están bien encaminados para cumplir o superar sus objetivos nacionales. Sin embargo, un tercio de las poblaciones de especies marinas están sobreexplotadas, una proporción más alta que hace diez años. Muchas pesquerías siguen provocando niveles insostenibles de captura incidental de especies no objetivo y están dañando el hábitat marino. El 95% de los países que reportan datos para el Código de Conducta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) están actuando para prevenir impactos en especies en peligro de extinción y prohibir prácticas de pesca destructivas. Sin embargo, se necesita más información para comprender cuán efectivas son estas medidas.

Meta 10: se trata de ecosistemas. La sobrepesca, la contaminación por nutrientes y el desarrollo costero agravan los efectos del blanqueamiento de los corales.
 

https://www.msc.org/