inicio
Sábado 18 de agosto de 2018
05/07/2018
preparar para imprimir

Fresas, el oro líquido del verano

 

La fresa está considerada como una de las frutas más refrescantes del verano al liderar el ranking de las frutas con mayor contenido de agua, un 91,3%, incluso por encima de frutas como la sandía, la naranja o el pomelo, lo que hace que su consumo no solo sea refrescante sino también muy hidratante. Esto, unido a su sabor dulce o ácido en función de la variedad, hace que esta fruta sea especialmente indicada para elaborar cualquier bebida.

Desde la campaña Fresas de Europa te presentamos diferentes alternativas, sabrosas, naturales y sanas para preparar con fresas este verano. Pero lo mejor de todo es que hay tantas recetas como seas capaz de imaginar.

Zumo: es el líquido que se extrae de la fruta (o verdura). La textura incluye parte de la pulpa y su consistencia es prácticamente líquida. No se le añade ningún otro producto líquido, es decir, ni leche ni agua; aunque sí pueden mezclarse con otras frutas y/o verduras. Las fresas maridan muy bien con cualquier otra fruta, pero también con algunas verduras. Atrévete con un zumo de fresas y zanahorias, rico en antioxidantes.

Batido: por el contrario, en el batido dominan los sólidos sobre los líquidos. Por esa razón es una bebida más espesa, con mucho más cuerpo. Se elabora, y de ahí su nombre, batiendo leche, yogurt o helado, que es cuando recibe el nombre de milkshake. Se incluye la pulpa de las frutas, lo que también ayuda a que la bebida sea más espesa y cremosa. Te proponemos un batido a base de fresas, plátano y leche, una opción dulce y sabrosa para tomar en cualquier momento del día.

Smoothie: la diferencia con el batido es que tiene que incluir un elemento congelado, ya sea helado, yogur o simplemente hielo. Como en el batido, los ingredientes se tienen que mezclar muy bien para que quede una bebida densa y homogénea, algo más espesa que el batido. Prueba a hacer un shoothie mezclando fresas, 1 mango, 1 naranja, 1 yogurt natural y 4 cubitos de hielo.

Infusión de fresas: de las fresas se aprovecha todo, las hojas (científicamente denominadas sépalos) también. Hierve agua y añade varias hojas de fresa. Tapa la infusión para que el agua tome todo el sabor y consúmela caliente.

Agua de fresas: si eres de los que te gustan el agua con sabores, experimenta esta receta de agua de fresas, ideal, además, para desintoxicar tu organismo. Para prepararla necesitarás 1 litro de agua, el zumo de medio limón, 6 fresas y 3 hojas de menta.

Gazpacho de fresas: si estás cansado del clásico gazpacho y eres un ‘devorafresas’, atrévete con esta sabrosa receta.

Ingredientes:

500 gr de tomates maduros

500 gr de fresas

½ pepino

½ pimiento verde

½ diente de ajo (opcional)

50 gr de pan duro

50 ml de aceite de oliva virgen extra

20 ml de vinagre de manzana

Sal

Agua al gusto

 

Preparación:

Pela los tomates, el ajo y el pepino y trocéalos en pequeñas porciones. En un bol, humedece el pan con un poco de agua, el vinagre y la sal. Mezcla el resto de los ingredientes en la batidora y cuando estén bien triturados añade los ingredientes que habías reservado junto al aceite. Para que no queden restos de semillas, utiliza un colador o un chino. Estará más rico cuanto más frío se sirva.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: