inicio
Sábado 15 de diciembre de 2018
05/12/2018
preparar para imprimir

Expertos analizan en Valladolid los mitos y realidades en torno a los lácteos

 
 
          
  

El Museo de la Ciencia de Valladolid fue el escogido para la celebración, ayer martes 4 de diciembre, del seminario titulado “El Papel de los Lácteos en la Salud. Mitos y Realidades”. El evento, organizado por la Organización Interprofesional Láctea (INLAC), la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, estuvo dirigido a alumnos de último curso de Medicina, Farmacia y Nutrición.

La importancia de estos alimentos en la dieta es tal que la Unión Europea e INLAC, la organización interprofesional que engloba a todo el sector lácteo de España, han puesto en marcha el “Programa de promoción de la leche y los productos lácteos en el marco de unas prácticas dietéticas adecuadas”. En el marco de esta acción, se incluye la organización de este tipo de jornadas y seminarios. Los expertos han recordado que el calcio que contienen los lácteos es la fuente más segura del mineral, en contra de lo que opinan muchos consumidores, que creen erróneamente que pueden sustituirlo por otros alimentos como vegetales o pescados.

 

Desmitificar errores

La profesora Rosa María Ortega, del Departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Universidad Complutense de Madrid, comentó en su intervención que, ante la proliferación de mitos que inducen a reducir el consumo de lácteos y dado que alejar la dieta del ideal teórico puede tener riesgos en la salud de la población, “es importante desmitificar los errores, para lograr una alimentación más correcta y saludable”.

La Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid destacó también que otro mito es pensar que los lácteos tienen mucha grasa o que son peligrosos en el control de peso o del colesterol,  sin embargo el contenido en grasa de la leche entera es de 3.5%, inferior al de muchos alimentos. “En lo que se refiere a su impacto en el control de peso, los estudios realizados ponen de relieve que no se producen aumentos de peso al aumentar el consumo de lácteos, incluso algunos estudios encuentran beneficios en la pérdida de grasa, cuando se siguen dietas hipocalóricas, si se aumenta el consumo de lácteos hasta el aporte aconsejado”, explicaba la experta.

 

“Sustituir la leche por bebidas de soja o de almendras es un error”

Rosa María Ortega señalaba que algunas personas sustituyen la leche por bebidas de soja o de almendra lo que también es un error, porque “estas bebidas no aportan los mismos nutrientes que la leche, son alimentos valiosos, pero son vegetales y no lácteos, no se contabilizan entre las raciones de lácteos que se deben tomar cada día para conseguir una alimentación correcta”.

Además, durante su intervención, hizo hincapié en la idea de que en ocasiones se ha asociado el consumo de lácteos con mayor producción de mocos, asma o resfriados sin ningún fundamento científico, pues las investigaciones realizadas en este sentido señalan que no hay ninguna evidencia que sustente esta afirmación.  “Un consumo adecuado para la población media podría consistir en tomar, cada día, un vaso de leche grande (de entre 200 y 250 mililitros al menos), dos yogures y una porción de queso que puede variar, en función del tipo, entre 30 y 60 gramos”, manifestaba la Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense.

 

Beneficios saludables

En el seminario de ayer participaron asimismo expertos como Paz Redondo del Río (Universidad de Valladolid); Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT); y Águeda García Agulló, directora de INLAC.

“La evidencia científica actual, basada en el estudio del consumo de leche y productos lácteos en cohortes de cientos de miles de personas, así como en estudios de intervención aleatorizados, indican que el consumo apropiado de estos productos es beneficioso en todas las edades”, explicaba Ángel Gil.

Los expertos recordaron que los productos lácteos son una fuente de minerales. No sólo contiene calcio, que es necesario para el crecimiento y desarrollo normal de huesos y dientes, sino que también aportan potasio, zinc y fósforo, así como yodo, proteínas y vitaminas.

A través del “Programa de promoción de la leche y los productos lácteos en el marco de unas prácticas dietéticas adecuadas”, la Organización Interprofesional Láctea (Inlac) y la Comisión Europea dan una respuesta conjunta a la necesidad de fomentar la presencia de la leche y los productos lácteos en el día de los españoles, además de fomentar la actividad física como estrategia frente a los problemas de salud relacionados con la alimentación, el sobrepeso y la obesidad.

www.lacteosdiquesi.eu 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: