inicio
Sábado 23 de febrero de 2019
22/01/2019
preparar para imprimir

Un estudio de la Univ. de Zaragoza establece el riesgo de transmisión de bacterias y otros microorganismos a través de los carros de la compra

 
 
   

El estudio de la Universidad de Zaragoza “Evaluación de la contaminación microbiana en carros de la compra” pone de manifiesto que solo mediante un innovador tratamiento como el que realiza Araven en las asas de sus compactos -Loop 100 L y Loop 160 L- se garantiza la eliminación total (en un 99,99%) de bacterias, levaduras y mohos y se evita así la transferencia entre usuarios de microorganismos perjudiciales para la salud. Por el contrario, en todos los carros analizados de otros fabricantes, que carecían de este aditivo, se encontraron niveles significativos.

La empresa aragonesa Araven, líder en diseño, fabricación y comercialización de cestas y carros de la compra para el equipamiento de establecimientos comerciales, ya fue pionera en introducir en el mercado un asa antibacteriana, al incorporar esta técnica en 2010 a su cesta de 34 litros y después lo ha extendido a la cesta de 52 litros y a los carros de compra de 160 litros y 100 litros. El estudio sobre su efectividad se ha realizado concretamente con el Loop 160 L, el primer carro que viene de serie con asa antimicrobiana. Se trata además de un carro compacto -su dimensión más grande no supera más de dos veces la pequeña, otra innovación de Araven- con un asa perimetral, lo que facilita su movilidad por el comercio.

“NIVELES INDETECTABLES” TRAS 5 MESES DE USO

Las conclusiones de esta investigación universitaria señalan que todas las poblaciones microbianas en las asas de los carros de Araven se mantienen a “niveles indetectables” tras cinco meses de uso real, mientras que “la contaminación en los otros carros es significativamente superior”. Esto significa que solo Araven asegura un riesgo prácticamente cero de transmisión de bacterias al manejar el carro con una contaminación bacteriana o fúngica, una garantía especialmente importante en un producto que utilizan diariamente millones de personas de todas las edades, y en el que pueden trasladarse materiales sensibles, como alimentos.

El estudio “Evaluación de la contaminación microbiana en carros de la compra” ha sido realizado por el Grupo de Investigación Alimentos de Origen Vegetal de la Universidad de Zaragoza, dirigido por las doctoras Rosa Oria, catedrática de Tecnología de los Alimentos, y Eugenia Venturini, profesora titular. Ambas están adscritas al Instituto Universitario de Investigación Mixto Agroalimentario de Aragón (IA2). Este grupo de investigación es uno de los que cuentan con más prestigio de España en su campo, especializado en la conservación de alimentos y el mantenimiento de sus cualidades.

En la evaluación se tomaron muestras del área de empuñadura de más de ochenta carros de la compra y se sometieron a análisis microbiológicos. En primer lugar, en los almacenes de Araven y antes de ser puestos en uso, se estudió la población microbiana de diez Loop 160 L y de otros diez sin este tratamiento como carros control. En un segundo muestreo, después de cinco meses de uso en distintos centros comerciales, se volvieron a someter al mismo análisis 18 de estos carros, así como otros 16 más con dos años de utilización (también sin asa antimicrobiana). Finalmente, en un tercer análisis se realizó la misma medición en 30 carros de otros fabricantes, elegidos entre los disponibles en tres grandes cadenas de supermercados e hipermercados.

La tabla de resultados muestra que la contaminación inicial es similar y muy baja en todos los carros, con tratamiento o sin él; con unos resultados medios, respectivamente de entre 40 y 50 microorganismos por cm2. En el análisis tras el periodo de uso, las colonias de microorganismos habían subido a 1.000 microorganismos por cm2 en los carros sin el tratamiento, mientras que en los que los que sí lo tenían el resultado fue de cero, lo que prueba cómo este procedimiento elimina las bacterias ya que las reduce a niveles inferiores al límite de detección de la técnica de medición.

SIN AFECTAR A LAS PROPIEDADES DEL PLÁSTICO

Esto se consigue gracias a un aditivo en el plástico del asa basado en ZPT (zinc pyrithione), que actúa sobre la pared o la membrana celular de los microorganismos, impidiendo su crecimiento o la síntesis de las proteínas que necesitan para vivir. Además, los organismos no desarrollan inmunidad y el producto no afecta a las propiedades del plástico. La durabilidad del efecto es otro rasgo de la fórmula usada por Araven y las autoras de esta investigación señalan en sus conclusiones que los resultados en el periodo de cinco meses “nos hace pensar que éste ejerce su acción a lo largo del tiempo de uso del carro”.

Los resultados de este trabajo de campo reafirman los análisis que Araven ya hizo en laboratorio en base al ensayo según la norma ISO 22196 (específica para materiales plásticos) con los mismos resultados: las bacterias desaparecen.

Igualmente destacable es el resultado de las mediciones entre los carros de Araven con dos años de uso y los de otros fabricantes. En este caso, ninguno disponía del aditivo antibacterias, pero los análisis prueban que la carga microbiana en los diseñados y fabricados por la empresa aragonesa eran de 3,6 log UCF/cm2, mientras que en los de los competidores subía hasta 4,7.

Este dato muestra, una vez más, la vocación de Araven por el cuidado integral de sus productos, contemplando todos los aspectos pero especialmente con innovadores diseños y técnicas que garantizan la máxima higiene, como se pone de manifiesto por ejemplo en el apilamiento o inclinación de cestas y carros.

La gama de equipamiento para compra Shop & Roll se inició en 2005 con la primera cesta con asa telescópica y ruedas del mundo y se reforzó en 2014 con el carro compacto Loop 100 L, dos diseños revolucionarios e innovadores, y en los que también se atiende a la ergonomía, la optimización de espacios, la durabilidad, la higiene en el comercio, como demuestra esta reciente investigación. 

Así, el proceso de innovación y diseño, para la salida al mercado de un nuevo producto, supone una inversión de hasta un millón de euros, un trabajo protegido con distintas patentes.

INNOVACIÓN E INTERNACIONALIZACIÓN, SEÑAS DE ARAVEN

Esta apuesta por la excelencia es la clave en el éxito de los productos de Araven, que son utilizados por las principales cadenas de gran distribución en 74 países en los cinco continentes. La empresa ya ha vendido casi 7 millones de cestas y más de 150.000 carros de compra. Solo en 2017 se han comercializado 700.000 cestas y 67.000 carros.

La compañía, creada en 1976, tiene su sede en Villanueva de Gállego (Zaragoza) y delegaciones en Estados Unidos y México. Es líder en el diseño, fabricación y comercialización de productos para el sector de la hostelería y el equipamiento comercial. La internacionalización y la innovación son sus dos principales señas de identidad.

Además del sector retail, atiende las necesidades de los profesionales de la hostelería en todo el mundo. Araven se ha convertido en la empresa líder del sector de conservación y manipulación de alimentos en Europa con una oferta de más de 400 productos absolutamente diferenciales con los que equipar las cámaras de conservación y cocinas de todo tipo de establecimientos hosteleros.   



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: