Al día

Digitalización y compras online marcan la vuelta al cole este año

A solo unas semanas del inicio del curso escolar, aún existe mucha incertidumbre sobre las fechas y formato en el que se hará esta tradicional “vuelta al cole”. Algo que no solo afecta a las familias y a los centros escolares, sino también a todos los negocios vinculados con el equipamiento y material escolar, que han visto cómo han variado los hábitos de consumo tras la pandemia.

Más compras online, menos visitas al punto de venta con los menores, o cambio en el tipo de productos que se adquirirán para este regreso a las aulas son algunos de las tendencias de esta nueva etapa, según explica la consultora de marketing digital Labelium. Para ello, y como resalta Matías Candal -Director de Estrategia de la compañía en España- es importante que los retailers “reenfoquen sus estrategias de marketing online para abordar la inusual campaña de 2020”.

 

Medidas de seguridad y promociones, en el centro de la conversación social

Uno de los primeros cambios advertidos es el giro en el tono de los mensajes, mucho más contenidos y menos optimistas que en años anteriores. La preocupación por la seguridad es el eje central de la conversación, algo que se refleja claramente en Internet.

Según Google Trends, el interés sobre el retorno a clase no ha decaído desde marzo en nuestro país, pero lo ha hecho con unos contenidos totalmente distintos: más allá de los habituales preparativos para el curso escolar, la salud y las medidas para esta “nueva normalidad” han sido los temas más repetidos. Esto también se ha reflejado en redes sociales. Herramientas de escucha como Sprout Social registraron en la primera mitad del año más de 40.300 menciones sobre estas mismas cuestiones.

Pero a los consumidores no solo les preocupa la seguridad, también lo hace la economía. Por eso, los descuentos y promociones han despertado especial interés entre los usuarios. Algo que los comercios han de tener en cuenta este cambio de mentalidad a la hora de elaborar sus mensajes promocionales, señalan desde Labelium.

 

Una cesta de la compra 3.0

Ante las dudas sobre cómo y cuándo volverán los alumnos al centro escolar, se impone una cesta de la compra diferente y, en muchos casos, más costosa. Tablets, ordenadores, auriculares, escritorios y sillas de oficina se cuelan en el carrito, en previsión de volver nuevamente a las clases online. Productos de higiene y limpieza como mascarillas, guantes o gel desinfectante, están entre lo más buscado, y acompañan al habitual material escolar, así como a la ropa y el calzado.

Estas tendencias de consumo hacen que esta campaña se abra a más marcas de diferentes sectores, al mismo tiempo que fuerzan a los retailers generalistas a adaptar su oferta de productos. Ante esta realidad, cada vez más digital, Labelium aconseja apostar por la omnicanalidad, ya que la compra online recorta cada vez más distancia con respecto a las tiendas físicas.

 

Las compras, también con TikTok

Habitualmente, eran los padres y madres quienes decidían qué artículos entraban en la lista de vuelta al cole. Pero esto ha ido cambiando y cada vez más entra en juego un público heterogéneo: progenitores, adolescentes y niños componen un mosaico generacional que cuenta con costumbres online y canales de compra muy diferentes.

Por tanto, es clave personalizar los mensajes para cada grupo, realizar una selección apropiada de productos y plantear una estrategia de medios que segmente claramente a sus audiencias.

Los anuncios en vídeo desplazan a los tradicionales folletos en papel y son una vía muy efectiva para llegar a la Generación Z. Según Statista, Youtube o TikTok se perfilan como plataformas con una gran eficacia a nivel de conversión de ventas. De hecho, y como señala esta consultora de marketing “el triunfo de los formatos audiovisuales durante la pandemia ha encumbrado a redes como TikTok, algo que las marcas están utilizando para potenciar su interacción y conseguir ventas entre el público joven”.

Por todo esto, la vuelta al cole de 2020 se presenta como inédita, con una nueva realidad para todos -incluido el sector retail- en el que lo online y lo presencial estarán muy ligados. Algo que obligará a los negocios a seguir una analítica omnicanal para ver en tiempo real qué está funcionando y qué no para así poder hacer los ajustes necesarios para adaptarse a una demanda cambiante.