Al día

Cómo recuperar el cabello tras el verano

LABORATORIOS KOSEI

Energía, vitalidad y buen humor. Son los efectos positivos que aporta el sol. AL igual que en verano se debe proteger la piel de la radiación solar, también es necesario cuidar el cabello porque son muchos los daños en el pelo por culpa del sol.


EFECTOS NOCIVOS DEL SOL EN EL CABELLO

El pelo tiene tres componentes esenciales: LAS PROTEÍNAS, LOS LÍPIDOS Y LAS GRASAS. Las primeras están presentes en nuestro pelo en un porcentaje de entre el 65 y el 90%, siendo la más importante la queratina. Esas PROTEÍNAS se componen de aminoácidos que se ven afectados de diferentes formas por el sol:

Formación de radicales libres: algunos de los aminoácidos presentes en la queratina, como la cistina, absorben la radiación ultravioleta, generando radicales libres que provocan la rotura de los puentes disulfuro. Esta rotura genera cambios en la forma y estructura del pelo

Decoloración: en los cabellos rubios se produce una fotodegradación de algunos aminoácidos presentes en la queratina (tirosina, triptófano y cistina), que genera la decoloración de los cabellos claros. En el caso de los cabellos oscuros la fotooxidación decolorante se genera sobre el pigmento de la melanina.

Rotura de enlaces: la radiación solar genera rotura de los puentes disulfuro, lo que da lugar a un cabello menos resistente y más propenso a la rotura.

LOS LÍPIDOS O GRASAS que funcionan en condiciones normales como escudos protectores y están presentes en el pelo en un 9% aproximadamente, también se ven afectados por la luz solar. Esto ocurre porque están compuestos por ácidos grasos y éstos también se pueden oxidar. Cuando se oxidan, nuestro pelo pierde luz e hidratación. Los lípidos se localizan sobre todo en la cutícula, que es la capa más externa del cabello formada por escamas que se abren o se cierran en función del pH, de la humedad y de los agentes químicos aplicados (tintes, champús, acondicionadores…). Cuando la cutícula es afectada por la radiación solar, las escamas se abren y facilitan la agresión de las capas más internas de la fibra capilar. Lo que da lugar a un cabello seco, frágil, quebradizo, sin brillo, difícil de desenredar y con las puntas abiertas.

Es importante tener en cuenta que nuestro pelo tiene un 5% de AGUA. ¿Y qué ocurre con el agua cuando nos exponemos al sol? Se evapora. Como consecuencia, una vez más, nuestro pelo pierde hidratación y se debilita. Cuanto más seco esté el cabello, más tendencia tendrá a la rotura.

CONSEJOS PARA CUIDAR EL CABELLO TRAS EL VERANO

Los cabellos claros suelen ser lo más perjudicados por el sol porque la melanina presente en este tipo de cabello no protege tanto de las radiaciones. Sin embargo los cabellos oscuros tienen mayor porcentaje de melanina y por tanto están más protegidos de la acción del sol.

Desde Laboratorios Kosei recomiendan utilizar T-LISS CHAMPÚ NUTRITIVO, un champú suave a base de queratina y proteínas de soja que limpia y reduce los daños en el pelo por culpa del sol. Además ayuda a combatir el encrespamiento. Contiene un hidrolizado de queratina que aporta hidratación y brillo al cabello, proteínas de soja y una base lavante muy suave a base de derivados de glucosa.

INGREDIENTES T-LISS CHAMPÚ NUTRITIVO

Keratina Natural: Actúa rellenando los huecos en las cadenas de keratina del cabello. Proporciona consistencia a las fibras capilares.

Proteínas de soja: Acondiciona y cuida el cabello en profundidad.

A continuación aplicar T-LISS ACONDICIONADOR NUTRITIVO, Su fórmula con manteca de karité y keratina lo hacen perfecto para acondicionar el cabello encrespado.

INGREDIENTES T-LISS ACONDICIONADOR NUTRITIVO

Keratina Natural: Actúa rellenando los huecos en las cadenas de keratina del cabello. Proporciona consistencia a las fibras capilares.

Manteca de karité: Hidrata y nutre el cabello.