Al día

Los cinco valientes de Campofrío superan el Trail Os Foratos


Esta prueba por montaña con un desnivel de 600 metros les permitió practicar por distintos tipos de terrenos y en zonas con importantes pendientes

Carolina Álvarez, José Luis Fernández, Nuria Mayo, Pere Sánchez y Silvia Bofill han superado la penúltima prueba antes del reto final de la séptima edición del programa ‘Correr es de Valientes’ de Campofrío: completar el Trail Os Foratos (Huesca).

Esta ruta de 13 kilómetros por montaña con un desnivel de 600 metros ha servido para que los valientes adquieran práctica corriendo en una elevada pendiente, elemento al que se enfrentarán durante el reto final consistente en correr sin parar por relevos los 386 kilómetros que separan Boston de Nueva York. Lo harán en octubre junto con Raúl Gómez, más conocido como ‘Maraton Man’.

Tras haber superado la media maratón de Santoña con buenos resultados -Nuria estuvo entre las 20 mejores corredoras de la carrera-, este Trail ha vuelto a poner a prueba la resistencia de los cinco valientes, quienes, en esta ocasión, han logrado correr los 13 km en apenas dos horas.

El Trail Os Foratos ha sido, además, su segunda experiencia de convivencia que será fundamental durante la prueba final, ya que compartirán una caravana haciendo frente al cansancio y al sueño. “Hemos congeniado muy bien y formamos un gran equipo. Esto es esencial porque en EE. UU estaremos haciendo convivencia ‘extrema’, en un espacio muy reducido y cansados… y estas experiencias también nos sirven de entrenamiento en ese sentido”, aseguró Silvia Bofill, una de las valientes de esta edición.

Respecto a la forma de afrontar el reto, los deportistas coinciden en que la “ilusión” impulsa su esfuerzo y en que, aunque los entrenamientos están siendo duros, son muy efectivos. “Es la primera vez que estoy entrenando de verdad, hasta ahora solamente corría sin demasiado control ni seguimiento, y ya se empiezan a notar los resultados”, aseguró José Luis. En el caso de Pere, además, ha tenido que enfrentarse a una lesión, aunque en ningún momento ha pensado en rendirse: “el entrenador ha sabido reconducir la situación y acomodar los entrenos a la lesión, para no perder la forma física y a la vez no arriesgar. Ahora estamos en proceso de aumentar la exigencia de los entrenos para dejar atrás la lesión y llegar fuertes con el fin de disfrutar el reto”, ha señalado.

Junto con la intensidad de las rutinas, los valientes también han de enfrentarse a las altas temperaturas durante estos últimos meses de preparación. En algunos casos, como en el de Nuria, que vive en Badajoz, implica levantarse antes: “Tengo que madrugar bastante para sacar esos entrenos, pero merece la pena cuando ves los resultados al final de la semana, así como en el mes”.

Silvia también ha tenido que cambiar su rutina para entrenar: “Me levanto a las 6, me calzo las zapatillas y me pongo manos a la obra. Empezar el día con los deberes hechos es una motivación y un chute de energía”. Carolina, por su parte, tratará de elegir un destino de vacaciones más fresco “para poder seguir entrenando y cumpliendo el plan establecido y así llegar lo mejor posible al reto final”.

El proyecto Correr es de Valientes de Campofrío se desarrolla desde 2017. “Queremos que cada año sea una experiencia única, diferente, y que no se pueda comparar con ninguna otra carrera o evento deportivo”, explica Silvia Álvarez, responsable del programa.

“Este reto, uno de los más duros que se han planteado desde el inicio del programa, va más allá del mero hecho de correr. El deporte es el medio por el cual pretendemos transmitir los valores que nos caracterizan: el positivismo, la diversión, el esfuerzo y el trabajo en equipo”, afirmó Álvarez.