Al día

¡Cambiamos de imagen a una todavía más brutal!

En Inclán Brutal Bar hemos desarrollado nuestra imagen de marca para dar con un concepto con el que nos identificamos muchísimo más. ¿Cómo veríamos el mundo desde los ojos de Inclán? Nuestro objetivo es darle sentido narrativo a la propuesta diferenciada de INCLÁN, y de esta forma posicionarnos como líder de ocio, bebidas y alimentos de la zona centro de Madrid.

Partimos ya desde una personalidad original y alocada, un estilo extravagante, y un brío entre artístico y bohemio, y de ahí nos aventuramos con una nueva estrategia brutal, donde todo depende del espejo que lo altere. Buscamos contagiar a la gente que aún no nos conoce de esta palpable personalidad, y seguir cautivando a quienes ya nos han visitado.

Este concepto de la distorsión está basado en el arte del esperpento de nuestro personaje inspirador, Ramón María del Valle Inclán, que junto con el lugar donde ocurre la historia (Callejón del Gato), representa una deformación exagerada de la realidad que refleja nuestra verdadera imagen al enfrentarnos al espejo. Inclán nos enseñó que todos estamos rotos, que somos esperpentos en un mundo lleno de reglas donde los verdaderos héroes no son los dioses perfectos, sino aquellos rotos, bohemios y locos. En Inclán, entonces, podrás tener otra visión de tu propia historia en un lugar BRUTAL, viviendo una experiencia extraordinaria.

Inclán pasará a ser un espacio donde la realidad adquiere otra perspectiva, desde el gozo, el arte y el placer. Donde la distorsión del momento engrandece la experiencia y se convierte en memorable.

El arte de deformar para reapreciar y disfrutar se ve reflejado en el nuevo logo distorsionado y los diseños desproporcionados. Las nuevas ilustraciones que combinan la cabeza de Ramón con animales también agregan un toque personal y divertido.

INCLÁN ES UN REFLEJO BRUTAL DE MADRID Y DE QUIENES SOMOS